Martes 18.06.2019
26M | ELECCIONES AUTONÓMICAS

¡No pasaron!: la ultraderecha se queda fuera de las Cortes de Castilla-La Mancha

  • Vox pierde más de 105.500 votantes en la región en apenas un mes y no entra en el Parlamento autonómico. Los de Santiago Abascal se chocan con la realidad tras las encuestas que les daban al menos un diputado y la opción de ser determinantes.
  • Respecto a las elecciones municipales, solo han obtenido 74 concejales de los 3.058 que estaban en juego en la comunidad y una única alcaldía en un pueblo conquense de 59 habitantes.
El líder nacional de Vox, Santiago Abascal, justo delante de su candidato a la Presidencia de la Junta, Daniel Arias, durante la campaña en Talavera. ARCHIVO
El líder nacional de Vox, Santiago Abascal, justo delante de su candidato a la Presidencia de la Junta, Daniel Arias, durante la campaña en Talavera. ARCHIVO

TOLEDO.- Las encuestas apuntaban la posibilidad de que pudieran conseguir entre uno y dos escaños, alentando las esperanzas de sus fieles a que Vox se colaría finalmente en el Parlamento castellano‑manchego y además sería su papel determinante para la formación de gobierno en la región.

Sin embargo, las urnas han sido contundentes este domingo, y Castilla-La Mancha ha dejado claro que no quiere que la extrema derecha tenga representación en las Cortes. Un bofetón de realidad que pillaba a los miembros de Vox completamente desprevenidos, al estar convencidos de que sí o sí entrarían en la Cámara autonómica.

Resultados que para el candidato de Vox a la Presidencia regional, Daniel Arias, determinan que "no se quiere cambiar en cuanto a la idea socialista" en Castilla-La Mancha, con la cual ‑continuaba‑ "parece que los ciudadanos se encuentran cómodos".

Así lo señalaba en declaraciones a los medios de comunicación en la noche de este domingo, cuando los votos escrutados ya apuntaban a la aplastante mayoría con la que gobernará el Partido Socialista de Emiliano García-Page, aunque Arias aún mantenía la "esperanza" de poder irrumpir al menos con un diputado en el antiguo Convento de Gilitos, para poder dar voz "a muchos castellano‑manchegos".

Un deseo que sin embargo terminaba estrellándose contra una ley electoral, aprobada en solitario por María Dolores de Cospedal en 2014, que con 75.636 votos les dejaba fuera del arco parlamentario, a poca distancia de Unidas Podemos, que con 74.372 sufragios tampoco conseguía entrar a las Cortes.

Cifras, las del partido de extrema derecha, que por otra parte que nada tenían que ver con los obtenidos en territorio castellano-manchego en las generales de hace apenas un mes, cuando la formación de ultraderecha recibía 181.142 votos, logrando dos escaños en el Congreso a través de las circunscripciones de la región.

Menos de un mes en el que el partido de Santiago Abascal en la región se dejaba en el camino más de 105.500 apoyos, bien por el perfil bajo del candidato con el que se optaban a la Presidencia de la Junta de Comunidades, bien por la discreta campaña realizada, con programa común para todas las comunidades autónomas y sin iniciativas concretas para Castilla-La Mancha.

Para Arias los resultados de este domingo habrá que analizarlos, "ver lo que ha pasado", señalaba convencido de haber hecho "todo lo que hemos podido" para trasladar su mensaje, aunque sin entrar a valorar si el problema en sí era el mensaje, al que los vecinos de la región han dado carpetazo en las urnas.

El candidato de Vox prefería no hacer valoraciones respecto a los resultados obtenidos por otras formaciones, ya que "bastante tenemos nosotros con lo nuestro", señalaba. Así, y aunque sobre el descalabro del PP con la pérdida de seis escaños en las Cortes prefería no hacer comentarios al respecto, Daniel Arias sí valoraba la salida de Podemos del Parlamento, convencido de que "el mensaje que han dado no ha calado".

En este sentido, Arias recordaba que "han estado dos años en el Gobierno regional y la gente parece que no les ha entendido".

Ni a la formación morada ni a ellos, puesto que a ambos han dejado fuera del Parlamento regional los castellano-manchegos.

SOLO UN ALCALDE

Pero el varapalo no ha sido solo en las elecciones autonómicas, también en las elecciones locales la formación que lidera Santiago Abascal ha sido residual en Castilla-La Mancha. En términos de concejales, Vox ha obtenido tan solo 74 de los 3.058 ediles que estaban en juego en la comunidad.

Unas cifras muy lejanas de Unidas Podemos, que este 26 de mayo lograba 174 concejales, cien más que el partido ultraderechista, mientras que el dato se distancia aún más si hablamos de Ciudadanos, con 219; el Partido Popular, con 2.599; y el Partido Socialista, que ha ganado por goleada al resto de formaciones sacando 3.058 ediles en la comunidad.

Por otro lado, si hablamos de consecución de alcaldías en Castilla-La Mancha el porcentaje de representación de Vox se reduce incluso más si cabe. Concretamente, este domingo se celebraban comicios en 919 municipios de la región, entre los cuales la extrema derecha solo ha conseguido un bastón de mando, el de un pueblo que cuenta con 59 habitantes.

Hablamos de la localidad conquense de Hontecillas, ubicada en La Manchuela, en la ribera del Júcar, donde Jorge López, el candidato de Vox, pasará a ser regidor tras la constitución de la nueva corporación en el Ayuntamiento, convirtiéndose así en uno de los escasos cuatro cargos de alcalde que los de Abascal han obtenido en todo el país.

Comentarios
x