martes 4/8/20
EDUCACIÓN

Page propone que el sistema de financiación autonómica incluya la gratuidad de la matrícula universitaria

El presidente de Castilla-La Mancha ha realizado esta petición al Estado durante la firma del acuerdo entre la Junta y la Universidad autonómica para garantizar la estabilidad y sostenibilidad financiera de la institución académica durante los próximos cuatro años.

Emiliano García-Page junto al rector de la Universidad regional, Miguel Ángel Collado, durante la firma del convenio de financiación plurianual entre la Junta y la institución académica. Foto: Ignacio López
Emiliano García-Page junto al rector de la Universidad regional, Miguel Ángel Collado, durante la firma del convenio de financiación plurianual entre la Junta y la institución académica. Foto: Ignacio López

TOLEDO.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, está “bastante decidido” a poner sobre la mesa del debate de la nueva financiación autonómica la gratuidad en la primera matrícula universitaria, del mismo modo que son gratuitos otros servicios públicos.

Una propuesta a la que se ha referido el jefe del Ejecutivo regional durante la firma del convenio de financiación plurianual entre la Junta de Comunidades y la Universidad castellano‑manchega (UCLM), que garantizará la estabilidad de la institución académica los próximos cuatro años. 

Un marco en el que García-Page ha señalado que no rechaza el debate sobre esta cuestión, sino que está dispuesto a llevarlo entre las propuestas de la comunidad autónoma a la negociación con el Estado. No obstante, insiste en que debe ir unido a un debate “global” sobre financiación autonómica y, en general, “de sostenibilidad de los servicios públicos”. 

En este sentido, y aunque reconoce que el debate sobre el nuevo modelo de financiación para las autonomías tiene “muchos matices”, no duda en que de recogerse la propuesta de gratuidad para las matrículas universitarias en el mismo, “probablemente tenemos más que ganar algunas comunidades que otras, porque necesitamos más”. 

Reflexión que realizaba en presencia del rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, y el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, quienes han participado en la firma del convenio.  

Un acuerdo, cabe recordar, para el que han sido necesarios varios meses de negociaciones y cuyo punto de partida no estuvo exento de desencuentros y desacuerdos tanto sobre la situación previa como hacia dónde se querían encaminar los pasos de la Universidad regional. Distancias que se han salvado en el marco de esta negociación, dando como fruto este convenio para los próximos cuatro años, que permitirá incrementar de forma progresiva la financiación regional a la Universidad regional, hasta alcanzar los 194 millones en 2021. En los cuatro años de vigencia del convenio, la financiación garantizada alcanzará los 689,85 millones. 

Se garantiza así una estabilidad financiera, con un sostenimiento “razonable y prudente”, que ni siquiera tiene garantizada la Comunidad Autónoma debido a la falta de un sistema de financiación autonómica, recordaba el presidente castellano-manchego. Un sistema, insistía, cuyo debate no puede retrasarse 'sine die', ni tampoco “estar al albur de las ínfulas independentistas de nadie”

El convenio suscrito este martes en el Palacio de Fuensalida es un documento “de enorme expectativa, esperanza y clara perspectiva de futuro”, que sumado al firmado con la Universidad de Alcalá, se presenta como “altamente satisfactorio” para la Comunidad Autónoma y las próximas generaciones. 

En este sentido, García-Page recordaba que este convenio de financiación plurianual es “el antecedente” de un futuro contrato-programa, cuyo horizonte temporal será más amplio, abarcando “al menos una década”, y que confía poder rubricar en los próximos meses. 

De momento este convenio permite atender la demanda existente, y posibilitará la implantación de los grados de Informática en Talavera de la Reina y Turismo en Cuenca, gracias también al empleo de fondos europeos para ello. Considera Page que habrá tiempo para analizar la evolución de la institución, pero “era indispensable” plantearlo si se quería facilitar un acuerdo. 

Asimismo el presidente de Castilla-La Mancha valoraba que este convenio suponga el mantenimiento de las ventajas fiscales para los alumnos de la UCLM fijadas en cursos anteriores y que, de facto, supondrán la reducción en un 6 por ciento de los precios públicos de la Universidad regional en los próximos cuatro años. 

Algo posible gracias a que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha aumentado un 36 por ciento los recursos financieros destinados a la Universidad pública regional y un 56 por ciento la inversión pública por alumno desde hace tres años, como parte de la apuesta que el Ejecutivo autonómico viene realizando por la enseñanza pública universitaria desde el inicio de la legislatura. 

En la misma línea, García-Page se mostraba satisfecho por la garantía que el contrato supone para la labor investigadora de la Universidad de Castilla-La Mancha, “uno de los vectores” más importantes de la UCLM, al mismo tiempo que ha apostado por abordar la posibilidad de coordinar una Estrategia Nacional de Investigación. 

Sobre este ámbito, el consejero de Educación, Ángel Felpeto, subrayaba que la apuesta por la sociedad del conocimiento se constata en este acuerdo al impulsar la investigación en Castilla-La Mancha “tanto a través del personal investigador de la Universidad, como de una nueva convocatoria –adicional a la que ya se está tramitando- de ayudas para proyectos de investigación para los grupos de la región”. 

Por su parte el rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, señalaba que el consenso alcanzado con la Junta de Comunidades beneficia “a la docencia, a la investigación y a la innovación” y garantiza la incorporación de nuevo personal y la reposición de efectivos, así como las oportunidades para los estudiantes “al congelar los precios públicos y permitir el aumento de becas y ayudas al estudio”.  

Asimismo destacaba que el nuevo marco de financiación, que incluye una nueva convocatoria competitiva de proyectos por importe de ocho millones de euros para el periodo 2019-2022, permitirá además desarrollar el plan propio de investigación.  

Comentarios