Lunes 10.12.2018
ENTREVISTA RADIOFÓNICA

El líder del PP de Castilla-La Mancha va a lucirse al programa de Carlos Herrera y sale escaldado

El sucesor de María Dolores de Cospedal y candidato ‘popular’ a la Junta, Francisco Núñez, intenta pintar al presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page, como un "radical", acusándole de "echar a los curas de los hospitales" y "acabar con la educación concertada" para llegar al Gobierno, y el periodista de la COPE le para los pies.

El periodista de la COPE, Carlos Herrera, y el presidente del PP de Castilla-La Mancha, Francisco Núñez, ambos en imágenes de archivo
El periodista de la COPE, Carlos Herrera, y el presidente del PP de Castilla-La Mancha, Francisco Núñez, ambos en imágenes de archivo

TOLEDO.- Era su primera entrevista en el programa 'Herrera en la COPE' como sucesor de María Dolores de Cospedal en la presidencia del PP castellano-manchego y candidato 'popular' en las autonómicas del próximo mes de mayo, pero Francisco Núñez ha salido de la misma escaldado en su intento de presentar una imagen 'razicalizada' del que será su rival en las urnas, el presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page.

Un Núñez centrado en el ataque al socialista, que en lugar de responder al periodista sobre cuál era la propuesta de su partido para afrontar el complicado reto electoral, se limitaba a arremeter contra Page, acusándole de "pactar con el radicalismo y con el populismo", al igual que también ha hecho Pedro Sánchez, llegando incluso a "negociar unos presupuestos en la cárcel".

Un pretendido radicalismo de García-Page ante el que Carlos Herrera no ha podido hacer otra cosa que corregirle en directo, recordándole que precisamente "el perfil del señor García-Page es más moderado que el del señor Sánchez o el de otros". Y es que, como le ha subrayado a Núñez, con Page "hay cosas de comer con las que no se bromea".

Golpe inesperado para el nuevo presidente del PP regional que le 'descolocaba' y le llevaba a tratar de radicalizar aún más a su rival, acusándole de haber llegado al Gobierno tras firmar un pacto en el que dos de sus premisas fundamentales eran "echar a los curas de los hospitales de Castilla-La Mancha y eliminar la educación concertada".

Dos arietes que desde el PP se han tratado de emplear contra el Ejecutivo socialista en diversas ocasiones a lo largo de la legislatura, pero que no por mucho repetirlos se han convertido en realidad.

Pareciéndole débil su propio argumento, Francisco Núñez elegía otro punto para atacar a Page, criticando que permitiera "que su vicepresidente segundo del Gobierno, que es de Podemos, se reúna con el señor Junqueras en Cataluña".

Un encuentro, cabe recordar, que José García Molina mantuvo en su calidad de secretario regional de la formación morada, sin que desde el Ejecutivo autonómico se respaldara o impulsara.

Sin embargo, para Núñez esta reunión habría servido "para allanar el terreno al señor Sánchez cuando mandó luego al señor Iglesias" a entrevistarse con Junqueras.

Razonamiento que, según el almanseño, demuestra "el presidente que tenemos en Castilla-La Mancha". "Una persona servil a Pedro Sánchez y completamente entregada a la causa del machismo, a pesar de que haya dicho lo que dijo".

En este sentido, Núñez continuaba su discurso a la desesperada recordando cómo García-Page dijo que "si no ganaba Susana Díaz las primarias, dejaría la política" y sin embargo "se fue corriendo a Ferraz a abrazar a Pedro Sánchez".

Situaciones que para el candidato 'popular' a la Junta demuestran el presidente que "sufrimos en Castilla-La Mancha" que toma decisiones "tan radicales" como las que él detallaba.

Así, Núñez dedicaba sus respuestas a dos de las cuatro preguntas planteadas durante los poco más de seis minutos de entrevista a atacar a su adversario, en lugar de detallar cuáles son sus propuestas para llegar a gobernar. Al respecto el 'popular' se limitaba a señalar que propone "un modelo completamente distinto al que estamos sufriendo en Castilla-La Mancha", que ha terminado convirtiéndose en "un experimento de Pedro Sánchez".

Las restantes dos preguntas pasaban por lo personal, apuntando Núñez que no tuvo "la fortuna" de que Pablo Iglesias fuese profesor suyo en la Complutense cuando estudiaba Políticas y que "a mucha gente del entorno de Podemos" la recuerda de sus años de Facultad, bien entre el profesorado bien como compañeros de clase.

Era en este punto, cuando Herrera le preguntaba por su presidente nacional, Pablo Casado, cuando el de Almansa no dudaba en deshacerse en elogios. Consideraba así que está siendo "un presidente solvente", que trabaja por recuperar el centro-derecha que el PP siempre ha ocupado; un presidente "valiente" que "está hablando con claridad" y que "está marcando la agenda política".

Comentarios
x