Lunes 19.11.2018
PRIMARIAS EL PARTIDO MORADO

¿Molina o Llorente? 'Déjà vu' en Podemos para elegir candidato a la Junta castellano-manchega

David Llorente, diputado y portavoz de Podemos en las Cortes, y José García Molina, vicepresidente segundo de la Junta y secretario regional del partido, vuelven a enfrentarse en primarias, esta vez de cara a las elecciones autonómicas de 2019.

A la izquierda el diputado y portavoz de Podemos en las Cortes, David Llorente, y la derecha José García Molina, vicepresidente segundo de la Junta y secretario regional del partido, en una imagen de archivo. PeriódicoCLM
A la izquierda el diputado y portavoz de Podemos en las Cortes, David Llorente, y la derecha José García Molina, vicepresidente segundo de la Junta y secretario regional del partido, en una imagen de archivo. PeriódicoCLM

TOLEDO.- Las primarias en la formación morada castellano-manchega  para determinar quién será su candidato a las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo vivirán un nuevo cara a cara entre el secretario regional del partido y vicepresidente segundo de la Junta, José García Molina, y el parlamentario autonómico y portavoz de Podemos en las Cortes, David Llorente.

Un proceso en el que se vuelven a encontrar dos formas muy distintas de entender cuál debe ser el papel del partido morado en la política regional, como ya quedó patente durante el último enfrentamiento entre ambos vivido en las primarias a la Secretaría autonómica, celebradas en mayo de 2017, y posteriormente cuando se votó sobre la entrada de Podemos en el Gobierno que preside el socialista Emiliano García-Page.

Un proceso interno el que ahora está en marcha al que cualquier inscrito en Podemos en Castilla-La Mancha puede concurrir, bien sea para encabezar una lista, bien para ir en el cuerpo de una de ellas. El pasado 10 de octubre la formación morada abría el proceso para elegir a los candidatos que concurrirán a los procesos electorales del próximo mes de mayo, cuyos resultados se conocerán el 27 de noviembre.

Aunque ya se conocía la intención de ambos de presentarse a este nuevo proceso de primarias no ha sido hasta esta semana cuando tanto uno como otro han dado el paso y oficializado su decisión.

El primero en hacerlo era Llorente, quien este lunes anunciaba su candidatura "para integrar y encabezar" la lista de Podemos en las próximas elecciones autonómicas. Un reto para lograr "un Podemos que no se calle" y que sea capaz de "construir una alternativa unitaria de gobierno frente al viejo PSOE de García-Page", una alternativa "basada en la confluencia con las demás fuerzas políticas y sociales que trabajan también por el cambio", para transformar Castilla-La Mancha "en una región con futuro, donde podamos vivir con dignidad".

Un paso adelante que daba reclamando un partido que "no guarde silencio ante escándalos como el caso Incarlopsa; que no tema alzar la voz ante la pretensión de encarcelar a los jóvenes de Fraguas; que se oponga inequívocamente al trasvase y a las macrogranjas; que defienda con claridad la gestión directa de los servicios públicos; que luche con valentía por el futuro y la dignidad de nuestra gente y nuestra tierra".

Una candidatura que está avalada, según el propio portavoz de Podemos en el Parlamento regional, por el trabajo que ha realizado durante esta legislatura, defendiendo el programa de la formación, trabajando por el cambio con movimientos sociales, sindicatos y plataformas ciudadanas.

Entre los logros conseguidos "gracias a la movilización social y a una sólida acción parlamentaria", el diputado destaca la paralización de los proyectos de fracking y de minería de tierras raras, así como el impulso dado para revertir recortes, recuperar derechos y avanzar en igualdad. "He denunciado también abusos, privilegios y malas prácticas, enfrentando y resistiendo todo tipo de presiones", recuerda, aunque siempre "hablando claro y diciendo la verdad".

Un mensaje el lanzado por Llorente para anunciar su candidatura que ha hecho saltar las primeras chispas con su rival en las primarias.

García Molina no se hacía esperar y esa misma tarde, al ser preguntado al respecto durante un acto al que acudía en calidad de vicepresidente segundo del Ejecutivo regional, asegurando que el partido "siempre ha dicho lo que tenía que decir" y que además, cuando ha tenido dudas de qué tenía que hacer, ha preguntado a la asamblea, que es el máximo órgano de decisión de Podemos en Castilla-La Mancha.

En este sentido, Molina recordaba que así se hizo cuando tuvieron que entrar en el Gobierno regional y el 80 por ciento de la asamblea dijo: "queremos que Podemos gobierne en Castilla-La Mancha". Y es que, insistía, "cuando la asamblea habla tan alto y tan claro, Podemos no se calla nunca".

CUATRO MUJERES CABEZAS DE LISTA

Dicho esto, era este miércoles cuando el secretario general de Podemos en Castilla-La Mancha oficializaba su candidatura y daba a conocer los nombres de quienes le acompañan. Una lista compuesta por treinta y tres personas con las que García Molina aspirará a liderar la candidatura de la formación morada a las elecciones autonómicas del próximo año.

Candidatura en la que ha situado a cuatro mujeres como cabeza de lista en otras tantas provincias, a excepción de Toledo, donde será él mismo quien concurra como número uno.

Por su parte la secretaria regional de Organización del partido y vicepresidenta primera de las Cortes, María Díaz, que en los anteriores comicios autonómicos era la número dos por Toledo, será la encargada de encabezar la candidatura de Molina por la provincia de Albacete.

Díaz, mano derecha de García Molina en la formación morada, asegura estar convencida de que pueden gobernar Castilla-La Mancha en 2019, y conseguir que la política "se haga con y para la gente".

Por otro lado, la lista del vicepresidente segundo de la Junta por Ciudad Real estará liderada por la abogada Carmen Santos, quien dice estar "entusiasmada" con la idea de formar parte del gran proyecto colectivo que es Podemos, y asegura que su biografía es su propia motivación.

En Guadalajara la cabeza de la candidatura de García Molina será la concejala y portavoz de Ahora Alovera y miembro del Consejo Ciudadano de Castilla-La Mancha, Ana Isabel del Val. Se define como "feminista, animalista, respetuosa con el medio ambiente y madre", dice sentirse "orgullosa" de los avances conseguidos en los últimos tres años, los cuales han sido posibles "gracias al trabajo en equipo".

En sus redes sociales, Del Val ha subrayado que su compromiso "no es sólo con la provincia", sino también con sus compañeros, "con el proyecto de Podemos". Y es que, asegura, "granito a granito se hace montaña", convencida así de que "juntas podemos".

Finalmente en Cuenca será Adela Garrido, actual miembro del Consejo de Coordinación de Podemos en la región, quien lidere la lista. En su opinión, la formación morada recoge "la herencia en las reivindicaciones" que han surgido para reclamar "una democracia digna, justa y libre a través de unas instituciones al servicio de la gente".

Una candidatura en la que García Molina no ha dejado al margen a los otros dos miembros de Podemos que, junto a él, forman parte del Gobierno castellano-manchego, la consejera para la coordinación del Plan de Garantías, Inmaculada Herranz, y el director general de Participación Ciudadana, José Luis García Gascón.

Un equipo con el que el secretario regional de Podemos cree que pueden llegar a gobernar Castilla-La Mancha en 2019, "para que la política sea el reflejo del trabajo y el esfuerzo que la gente hace todos los días".

José García Molina considera "un orgullo" poder compartir esta candidatura "con mujeres comprometidas y con ganas de que Podemos gobierne Castilla-La Mancha en 2019".

Comentarios
x