miércoles 21.08.2019
CASTILLA-LA MANCHA

Colectivos memorialistas rechazan la ley regional de memoria registrada por Podemos en el tiempo de descuento

  • El Foro por la Memoria y la Asociación de Familiares de Ejecutados en el Cementerio de Ocaña encabezan la postura crítica con este texto normativo presentado el pasado miércoles en las Cortes, cuyo contenido aseguran no compartir.
  • Entre los principales reproches a la iniciativa, que reproduzca los "mismos vicios" que la ley nacional, no haber contado con todos los colectivos implicados, aceptar el modelo de exhumaciones "privatizadas" y no anular las sentencias del franquismo.
Xulio García, portavoz del Foro por la Memoria de Castilla-La Mancha, en un homenaje a represaliados del franquismo en Guadalajara. Foto: Nacho Izquierdo/ARCHIVO
Xulio García, portavoz del Foro por la Memoria de Castilla-La Mancha, en un homenaje a represaliados del franquismo en Guadalajara. Foto: Nacho Izquierdo/ARCHIVO

TOLEDO.- Podemos ha vuelto a registrar en las Cortes su proposición de ley de Memoria Democrática de Castilla-La Mancha. Una iniciativa legislativa que ya presentó en el Parlamento autonómico en septiembre de 2016 y que poco después era 'tumbada' por el Consejo de Gobierno que preside Emiliano García-Page, bajo el pretexto de que suponía un incremento del crédito presupuestario.

Pero estas no fueron las únicas pegas con las que se encontró en aquel momento la iniciativa, pues también fue criticada por no haberse contado en su elaboración con la mayoría de colectivos memorialistas, por presentar "graves carencias, algunas incongruencias" y propuestas que excedían a las competencias autonómicas.

'Males' que desde el Foro por la Memoria de Castilla‑La Mancha vuelven a encontrar en el texto registrado este pasado miércoles, aunque en esta ocasión agradecen que sí se haya extendido la interlocución a más colectivos memorialistas y no solo a uno como la otra vez.

Así lo ha explicado en declaraciones a PeriódicoCLM su portavoz, Xulio García, quien considera que se trata "prácticamente del mismo texto de la otra vez" y se vuelve a caer en los "mismos vicios" que ya presenta la ley de Memoria Histórica que aprobó el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

Para García esta proposición de ley ‑al menos el último texto de la misma que le llegó la semana pasada‑ "tiene algunos aspectos positivos", al igual que otras leyes autonómicas que han contado también con esa interlocución, y "se ha notado un esfuerzo" que agradecen.

Sin embargo, consideran que su presentación ha sido "un poco precipitada" y en un momento, al final de la legislatura en el que "no estamos muy seguros de que se vaya a tramitar".

Explica que en otros territorios lo que se ha hecho es que "los socios, los partidos que apoyan al Gobierno regional se ponen de acuerdo y desarrollan la ley", sin embargo "esto no ha ocurrido aquí". Por ello, y unido al hecho de que se ha registrado en el Parlamento "a las puertas de un proceso electoral", le lleva a pensar que no se podrá aprobar.

Por otra parte, cree que además de las asociaciones de memoria, se debería haber contado con otros colectivos implicados, como los partidos políticos o los sindicatos, aquellas organizaciones que también fueron "víctimas de la represión".

Y es que consideran que se trata de algo que "no compete solo a las asociaciones memorialistas", sino que "compete a toda la sociedad" y por tanto hay otras organizaciones "que también tendrían algo que decir respecto a la solución", tal y como trasladaron desde el Foro por la Memoria de Castilla-La Mancha a los representantes de Podemos.

En lo que respecta al contenido, desde Foro por la Memoria señalan otras carencias. Así, consideran que la proposición de ley planteada en el Parlamento regional por la formación morada, a pesar de "citar" algunas de las cuestiones que consideran esenciales, "se centra fundamentalmente en la exhumación de fosas".

Algo que consideran "injusto", puesto que si bien se trata de uno de los aspectos "más a la cabeza de las reivindicaciones", también hay otras cuestiones que afectan a la memoria histórica que "son citados pero no desarrollados", como la "reparación a las personas que sufrieron todo tipo de persecución", violaciones de los derechos humanos durante la dictadura.

UNA LEY EXCLUSIVAMENTE DE FOSAS

"No creemos en una ley exclusivamente de fosas, que se centra en los derechos de los familiares a exhumar", explica Xulio García, para quien si bien se trata de "un acto de reparación personal", resulta "injusto" y un "agravio" para miles de víctimas que "no tienen la suerte de tener familiares".

Pero, además de ello, consideran que esta ley, y todas las autonómicas sobre esta materia, lo que hacen es "alejar a las víctimas del derecho de acceso a la justicia", al no plantear medidas como la reparación económica a favor de las víctimas o la investigación a las empresas y patrimonios que se lucraron con el trabajo esclavo durante el franquismo.

Graves carencias en las que coincide con las otras leyes autonómicas, compartiendo también su incursión "en terrenos que no le corresponde", puesto que "las víctimas del franquismo lo son del Estado" y por ello "correspondería a la Administración central la investigación de las fosas comunes", explica García.

Defiende que al no reconocer esa competencia estatal, lo que se hace es aceptar el "modelo" de exhumaciones "privatizadas", apolíticas y centradas en la cuestión sentimental y familiar. "Está claro que se deben señalizar las fosas", apunta, pero "es la Administración central la que tiene que ocuparse de ello" y no dejarlo en manos de otras entidades, como las universidades, que utilizan estos procesos por ejemplo para prácticas de Antropología Forense. Algo que ocurre precisamente "porque las víctimas no tienen reconocimiento jurídico ni político", quedando en manos de la "sensibilidad" de quien se acerque a la exhumación el trato que se dé.

Desde el Foro por la Memoria de Castilla-La Mancha defienden que "son las propias víctimas" las que tienen los derechos y por ello corresponde al Estado central y a la Administración de Justicia ocuparse de estos aspectos.

En su opinión, "cualquier ley" que se desarrolle en esta línea debe estar inspirada en la declaración de Naciones Unidas sobre los crímenes del franquismo.

No obstante, consideran positivo que se planteen medidas en materia de educación y sanciones para quienes no cumplan con la retirada de símbolos, "pero la impunidad del franquismo no se cuestiona en ninguna de esas leyes". 

Como tampoco se diferencia el tratamiento que se da a las víctimas que se encuentran en fosas comunes de los cementerios, que en cierto modo "están localizadas" y no son tanto desaparecidos, y el de las víctimas que están en fosas clandestinas y por tanto "desaparecidos", dos casos "completamente distintos".

"Necesitamos una ley de reconocimiento a las víctimas del franquismo", insisten desde el Foro por la Memoria de Castilla-La Mancha, desde el que se agradece la interlocución pero no comparten el contenido de la ley llevada por Podemos a las Cortes.

Un diagnóstico en el que coincide la Asociación de Familiares de Ejecutados en el Cementerio de Ocaña (AFECO), para la que el punto de partida de toda ley de memoria debería ser la anulación de las sentencias, puesto que "a día de hoy todos los ejecutados y desaparecidos siguen siendo, ante la sociedad y la justicia, asesinos".

Así lo señalaba en declaraciones a este diario, una de sus responsables, Carmen Díaz Escobar, para quien "ante la imposibilidad de derogar la ley de Amnistía, se debe empezar por anular las sentencias". Una cuestión que no aborda esta proposición de ley de Memoria Democrática presentada en las Cortes regionales por Podemos.

De ahí que desde AFECO decidieran no participar en la elaboración del documento. Explica Díaz Escobar que a finales del año pasado se mantuvo una reunión con representantes de la formación morada para ver "lo que pretendían presentar" y tras debatir en el seno de la asociación se decidió "no entrar" al considerar el planteamiento "más de lo mismo".

Y es que desde AFECO lo que se reclama es "empezar a hablar de la anulación de sentencias y juicios", porque "todo lo que no sea en ese sentido es estar dando la razón" a aquellos procesos. Consideran así que se trata de una ley que "no lleva a ningún sitio", porque "no va a reparar ni la memoria ni el daño que se hizo a la gente a la que se represalió".

En este sentido, Díaz Escobar apunta que la ley de Memoria Histórica aprobada en 2007 lleva ya "muchos años en vigor", y aunque intenta algo en este sentido, "hasta ahora muy poco ha resuelto".

Para esta asociación, el problema está en que se centra excesivamente en las exhumaciones, y reparar "no es solo exhumar". "No se repara lo que se hizo exhumando", insiste Díaz Escobar, porque así "habría que empezar a cavar toda España", puesto que como se dice, "es una inmensa fosa común".

Para Díaz Escobar es cierto que en 2007, cuando Zapatero consiguió aprobar la ley de Memoria Histórica, "no teníamos nada" y supuso un avance, pero "ya estamos en 2019 y se ha hecho muy poco", lamenta, porque "se está siempre dando vueltas a lo mismo".

Por ello se plantean "para qué una ley autonómica", si la existente a nivel nacional, después de casi doce años, sigue sin cumplirse.

No cree que esta iniciativa a nivel autonómico pueda llegar a algún sitio y aunque agradece la intención, "que es buena", "todo lo que no sea que la ley que tenemos se cumpla al cien por cien, establezca mecanismos correctores y sancionadores" para quienes las incumplen, sirve para poco.

A pesar de todo agradecen a Podemos que se contara con ellos para la elaboración de esta iniciativa legislativa, aunque visto el planteamiento y desde su experiencia, decidieran no continuar en el proyecto al considerar que cae en los mismos errores que otras leyes en este sentido.

"Creemos en su buena voluntad, pero es más de lo que ya hay", afirma la responsable de AFECO, para quien todo lo que no sea "avanzar" en la anulación de sentencias y de que sea el Estado el que se ocupe de "conservar y dignificar los espacios para la memoria", de lo cual actualmente se siguen ocupando las familias, no tiene sentido.

"Espacios para la memoria republicana" de los que se debe ocupar el Estado, como lo hace "manteniendo monumentos franquistas", apostilla Díaz Escobar.

Pero además de estas carencias, desde Foro por la Memoria señalan que son muchas las "deficiencias" de esta proposición de ley, partiendo de la base de que Castilla-La Mancha es una autonomía que "no tiene competencias de Justicia, ni siquiera comisión parlamentaria de Justicia, por lo que apelar a la Justicia en una autonomía que no tiene competencias, no lo vemos ajustado", sentencia su portavoz.

De este modo, con el reconocimiento de la buena intención pero rodeada de críticas respecto a lo que en esencia debería reflejar esta proposición de ley de Memoria Democrática la iniciativa de Podemos llega a las Cortes de Castilla-La Mancha en el tiempo de descuento, a solo unas semanas de que toque a su fin la legislatura y con unos plazos imposibles para su tramitación.

Comentarios
x