jueves 13/8/20
COVID-19

La mascarilla será de uso obligatorio en Castilla-La Mancha este miércoles

  • El Diario Oficial publicará esta media noche el decreto aprobado por el Consejo de Gobierno, por el que se hace obligatoria su utilización en todos los espacios públicos, aunque haya distancia de seguridad, y se recomienda su uso en el ámbito privado cuando confluyan no convivientes.
  • Deberán usar mascarilla todos los mayores de 6 años, excepto personas con dificultades respiratorias o una discapacidad que impida su utilización, y el incumplimiento de la medida podrá acarrear sanciones de hasta 100 euros.
El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha informado sobre el decreto aprobado por el Gobierno regional.
El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha informado sobre el decreto aprobado por el Gobierno regional.

TOLEDO.-  A las 00.00 horas de este miércoles entra en vigor la obligatoriedad del uso de la mascarilla en Castilla-La Mancha, tras la aprobación de la medida por parte del Consejo de Gobierno y su publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM).

Un uso de la mascarilla que se hace obligatorio para todas las personas mayores de 6 años y en todos los lugares, aunque en ellos se pueda garantizar la distancia de seguridad.

De este modo será exigible utilizar mascarilla en la vía pública, en los espacios al aire libre, así como con cualquier espacio de uso público o que se encuentre abierto al público.

Así lo ha detallado en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, quien ha precisado que "la utilización de pantallas faciales no evitará el uso obligatorio de mascarilla".

No será exigible, sin embargo, durante la práctica de deporte individual o colectivo; en supuestos de fuerza mayor por necesidad y por la propia naturaleza de las actividades; ni en bares, restaurantes y terrazas "durante la ingesta de líquidos y alimentos", únicamente en ese momento; como tampoco en las piscinas durante el baño o cuando se permanezca en un espacio determinado.

Tampoco será exigible a aquellas personas que presenten dificultad respiratoria o tengan una discapacidad que les impida el uso de mascarilla. En estos casos, ha precisado el consejero, "no será obligatorio un certificado médico", sino que será suficiente con una declaración responsable de la persona que tenga esa dificultad o de sus tutores.

Respecto a los espacios privados, el decreto que entrará en vigor esta medianoche recomienda el uso de mascarilla tanto en lugares abiertos como cerrados "cuando exista una posible confluencia de personas no convivientes, aun cuando pueda garantizarse la distancia de seguridad".

Por su parte en el transporte se mantiene vigente la normativa ya existente, tanto para el de carácter público como el privado, de modo que en este último seguirá sin ser obligatorio el uso de mascarilla si todos los pasajeros son convivientes.

Con estas medidas Castilla-La Mancha se une así al conjunto de comunidades autónomas que ya habían hecho obligatorio el uso de mascarillas. 

Aunque desde el Ejecutivo autonómico se considera que en la región se está haciendo un uso "muy responsable" de las mismas, es precisamente en beneficio de quienes lo están haciendo bien por lo que se adopta esa medida. "Queremos obligar a aquellas otras que no lo están haciendo, aunque son una minoría", ha precisado Fernández Sanz, para quien ayudará mucho que "esa minoría, ahora con la obligatoriedad, también tenga que utilizar este método preventivo".

En este sentido, el consejero de Sanidad ha subrayado que el uso de mascarilla es en estos momentos una de las medidas más importantes para prevenir el contagio por COVID-19.

Por ello desde el Gobierno regional se ruega tanto a los ayuntamientos y fuerzas de seguridad locales, así como al delegado del Gobierno y los subdelegados que en el ámbito de sus competencias "extremen las precauciones" para que se cumpla esta obligatoriedad del uso de la mascarilla.

Fernández Sanz ha recordado así que está publicado el régimen sancionador vigente ante el uso indebido de la mascarilla, que establece multas de hasta 100 euros.

RASTREO Y CAPACIDAD ASISTENCIAL

Por otra parte, Fernández Sanz ha señalado que en la última semana, de lunes a lunes, se han confirmado 156 positivos en la región, "una media de 22 al día" y han sido 5 los fallecimientos registrados.

A día de hoy son 39 los pacientes con COVID-19 que permanecen hospitalizados y una decena los que se encuentran en UCI.

Cifras "como casi a principios de marzo", lo cual permite que la capacidad asistencial "siga intacta", de modo que se puede continuar con la actividad programada en otras patologías no COVID.

Algo que según ha detallado el consejero de Sanidad, se debe en buena parte a la labor que se está desarrollando por parte de las enfermeras de vigilancia y los servicios de epidemiología, con más de 400 rastreadores, "una por cada 4.700 habitantes", situando a Castilla-La Mancha "en rango alto", junto a La Rioja, con un rastreador por cada 3.800 habitantes y la Comunidad Valenciana, con uno por cada 5.000. Algo que "nos está ayudando mucho a sostener los brotes que van apareciendo", ha subrayado.

Una "contención" en el número de casos y de pacientes ingresados que tiene mucho que ver con el trabajo coordinado entre los servicios de Salud Pública, las enfermeras de vigilancia epidemiológica y la Atención Primaria, que está haciendo que la respuesta sea "muy rápida".

Asimismo también ha destacado el papel que ha tenido el aumento de la capacidad diagnóstica, ya que al contar con más laboratorios, material y tecnológica, unidos al trabajo de los profesionales, se ha podido dar una respuesta "mucho más rápida" y adelantar la toma de decisiones.

En este sentido, Jesús Fernández ha detallado que a fecha de hoy ya son más de 342.000 las pruebas diagnósticas que se han realizado en Castilla-La Mancha, el 50 por ciento de ellas PCR, cifra que irá en aumento, y el otro 50 por ciento test rápidos.

Pero además otro factor que está contribuyendo a la situación actual de la pandemia en Castilla-La Mancha es "la responsabilidad de la ciudadanía", que en su mayoría "tiene muy interiorizado" el uso de la mascarilla y las medidas higiénico sanitarias.

Por ello, y para poder continuar en esta línea, el consejero de Sanidad ha recordado la importancia de no bajar la guardia y, aunque se use obligatoriamente la mascarilla, seguir manteniendo la distancia de seguridad, el lavado de manos y las medidas higiénicas de respiración.

Comentarios