Viernes 26.04.2019
CORTES REGIONALES

Gresca en el grupo parlamentario de Podemos en Castilla-La Mancha por el plantón de su portavoz al PSOE

  • La presidenta del partido morado en las Cortes, María Díaz, desautoriza y critica duramente a David Llorente por dejar a los socialistas solos en una votación, algo que permitió al PP 'colar' sus enmiendas a la ley del Consejo de Formación Profesional.
  • El desencadenante de esta ausencia fue el veto del Gobierno y de la Mesa de las Cortes regionales a regular la minería de tierras raras, una decisión que ha dividido a los dos únicos diputados de Podemos.
El portavoz del grupo parlamentario de Podemos en las Cortes regionales, David Llorente, y su presidenta, María Díaz. Archivo
El portavoz del grupo parlamentario de Podemos en las Cortes regionales, David Llorente, y su presidenta, María Díaz. Archivo

TOLEDO.- La división existente en el seno de la formación morada castellano‑manchega es de sobra conocida, al igual que ocurre en su grupo parlamentario en las Cortes regionales, en el que, a pesar de las discrepancias entre sus dos únicos diputados, hasta ahora se habían mantenido las formas, al menos en lo que a disciplina de voto se refiere.

Sin embargo el veto del Gobierno que preside Emiliano García‑Page ‑del que forman parte dos dirigentes de Podemos: su líder regional, José García Molina, y la consejera Inmaculada Herranz‑ a la tramitación de la proposición de ley de minería de tierras raras y el asentimiento de la Mesa de las Cortes, una de cuyos miembros es la diputada de Podemos María Díaz, ha sido el desencadenante de un conflicto interno que se había venido conteniendo en los últimos meses y que ha terminado por estallar.

Un punto y aparte en la ya tensa 'relación' entre los dos diputados regionales de Podemos, María Diaz como presidenta del grupo y David Llorente como portavoz, que vive así un nuevo enfrentamiento, cuya puerta se abría con la decisión del diputado por Guadalajara de abandonar este lunes la Comisión de Empleo señalando que su grupo no estaba dispuesto a participar tras el "veto injusto" a la ley de minería de tierras raras.

Decisión que tomaba Llorente momentos después de presentar un recurso de reconsideración contra la decisión de tumbar el trámite de la ley de minería de tierras raras, dejando incluso la puerta abierta a llevar el caso ante el Tribunal Constitucional por vulneración de derechos fundamentales, y tras lanzar, en rueda de prensa, un aviso al Gobierno regional, al que recordó que no cuenta con mayoría en el Parlamento, lo cual podría impedir sacar algunas otras leyes pendientes.

Un toque de atención al Ejecutivo del que también forma parte el que fuera su compañero de bancada en las Cortes, García Molina, pero también a su sucesora en el cargo, María Díaz, como componente de la Mesa y otra mitad del grupo en las Cortes. Dos órganos en los que Llorente aseguraba desconocer cuál fue el debate en torno a la proposición de ley presentada por el grupo parlamentario Podemos, pero en el que se presupone que los representantes de la formación morada deberían haber defendido su propio trabajo.

Y si Llorente ayer ponía en duda la defensa que se podía haber hecho de la proposición de ley de minería de tierras raras por parte de estos representantes de su partido, hoy era Díaz quien ha contraatacado dejando caer que es "a esa persona" ‑sin citar el nombre de su compañero de bancada‑ a quien corresponde explicar "a qué intereses personales se debe" su actuación.

Para Díaz "abrir la puerta a seguirle el juego al PP" no es "lo que el grupo parlamentario quiere, no está en nuestra hoja de ruta", ha señalado, tras apuntar que lo sucedido en la Comisión de Empleo "ni se ha debatido ni se ha decidido en el grupo".

Asimismo, ha subrayado que su grupo no dejaría "ni por activa ni por pasiva" que se dejen de aprobar leyes muy importantes para Castilla-La Mancha, ni que el Partido Popular gane votaciones como sucedió ayer, "aun cuando no estemos de acuerdo en algunas cuestiones".

Comentario este último que ha sido la única 'referencia' de la presidenta del grupo Podemos al veto del Gobierno, y la decisión de la Mesa, a la proposición de ley de minería de tierras raras planteada por su formación. Una cuestión que se supone sitúa entre las que "nos gustaría que saliesen adelante", pero a la que restaba importancia a continuación, al precisar que son muchas cuestiones las que hay que abarcar y sobre las que trabajar.

Respecto a la posibilidad de que se sancione a Llorente por su abandono de la Comisión de Empleo como medida de protesta, Díaz subrayaba que a ella "como presidenta del grupo parlamentario" no le corresponde establecer "si habrá sanciones o no". Lo que sí ha hecho ya es trasladar a los órganos del partido lo sucedido; cuestión sobre la que habrá que debatir "y ver qué se hace".

Defendía así la actuación "colegiada" en las decisiones políticas que adopta el partido, algo que asegura ella "sí respeta".

Un nuevo frente que no ha hecho más que abrirse en Podemos y que en los próximos días podría complicarse más aún. El jueves hay Pleno del Parlamento autonómico y la división del voto de la formación morada podría dar alguna que otra sorpresa.

Comentarios
x