martes 20/10/20
DEBATE ESTADO DE LA REGIÓN

Mano tendida al PP para llegar a acuerdos, pero pidiendo apoyos para la armonización fiscal

  • El presidente castellanomanchego, Emiliano García-Page, responde al ofrecimiento del PP de trabajar "juntos" con una propuesta para alcanzar consensos, aunque reclama a los populares que apoyen la iniciativa legislativa para evitar "atropellos" entre autonomías.
  • García-Page defiende la gestión de su Gobierno desde el inicio de la pandemia, reconoce que ha habido errores, pero recuerda a Núñez que no tienen ningún pleito vivo por falta de recursos sanitarios.
García-Page lanza un guante al PP para llegar a acuerdos en distintas materias.
García-Page lanza un guante al PP para llegar a acuerdos en distintas materias.

TOLEDO.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha propuesto al Partido Popular llegar a acuerdos y ha pedido que apoye la iniciativa legislativa que ha anunciado para que se logre una armonización fiscal entre las comunidades autónomas, para "evitar atropellos" de las autonomías "ricas" frente a las que no tienen "tanto".

García-Page lanzaba este guante al presidente del PP regional, Paco Núñez, en su réplica en el Debate sobre el Estado de la Región, después de que el líder del PP haya planteado a García-Page trabajar "juntos" por la región y pactar "unos nuevos presupuestos" que den respuesta a las reclamaciones de la sociedad civil.

En cambio, el presidente castellanomanchego ofrecía al principal partido de la oposición alcanzar acuerdos y le pedía que conteste si está de acuerdo en su propuesta de armonización fiscal, de apoyar "que haya en España un planteamiento nacional fiscal" para evitar el 'dumping' fiscal. Asimismo le preguntaba si está dispuesto "a poner a Castilla-La Mancha por delante de otros criterios".

También le instaba a que decir ya que apoyará las conclusiones que se alcancen en la Mesa del Agua y advertía de que para que se haya reunido ya en varias ocasiones primero ha sido necesario crearla, algo que -reivindicaba- ha hecho su gobierno para tratar de lograr una postura de región en torno a este tema, que permita mostrar unidad frente al Ministerio de Transición Ecológica.

Respecto a las críticas vertidas por el popular respecto a la gestión del Gobierno regional desde el inicio de la pandemia, García-Page reconocía que se han cometido errores, sin embargo ha subrayado que en ningún momento en la región han faltado camas en hospitales y que incluso Castilla-La Mancha llevó 200 camas del nuevo Hospital de Toledo a Madrid.

De hecho, resaltaba que el Gobierno regional no tiene "ningún pleito vivo" por falta de recursos sanitarios y se preguntaba qué actitud mantendría el PP si todas las denuncias que se han presentado con motivo de la pandemia se archivaran.

"Si no somos criminales, ¿qué va a pasar? ¿Lo van a reconocer?", preguntaba el presidente castellanomanchego al PP, tras recordar que los populares solicitaron a mediados de abril crear una comisión de investigación en las Cortes para conocer la gestión realizada por el Gobierno regional.

En cambio, se ha cuestionado cómo se habría abordado la pandemia con el modelo sanitario del PP, pues ha recordado que el Gobierno regional 'popular' contaba con unas "plantillas horizonte" que recogían el despido de miles de sanitarios y, además, se tuvieron que pagar más de 140 millones en indemnizaciones por paralizar obras de hospitales.

En este punto, García-Page se ha referido a la apertura del nuevo hospital de Toledo y, tras invitar a Núñez a estar presente el día de su inauguración, incidía en que en los peores momentos de la pandemia no hicieron falta camas en Toledo.

"Están jugando en terreno ajeno. Nadie puede creer que ustedes apoyan la sanidad pública porque aprovecharon la crisis para cargarse esto", espetaba García-Page a la bancada popular, que recordaba a Núñez que su "pecado original" es haber sido propuesto por María Dolores de Cospedal para sucederle en el partido.

Asimismo también invitaba a Núñez y a la líder del Cs en la región, Carmen Picazo, a brindar con vino de la región en el Palacio de Fuensalida el día que se confirme que existe una vacuna contra la COVID-19 e incluso apuntaba que la que está "más avanzada en el mercado es posible que se fabrique en Toledo".

"Vamos a poder con el virus", señalaba García-Page, que sugería al PP que trabaje para ganar las próximas elecciones "por sus méritos propios".

En este sentido considera que el propósito de los populares no tiene que ser ganarle a él "sino estar a la altura de sus votantes", pues el PP es "un partido indispensable para España" y que "la derecha de Castilla-La Mancha es grande en número y en calidad".

"Ojalá pudiéramos encontrar espacios de encuentro a medio plazo", apuntaba García-Page, que a pesar de que leía más de una treintena de insultos que el PP le ha proferido a lo largo de estos meses, considera que ambas formaciones se pueden entender, porque "hay que distinguir el ruido de las razones de fondo".

En esta misma línea, afirmaba que tiene buena impresión de algunos presidentes autonómicos del PP, como el gallego Alberto Núñez Feijoo o el andaluz Juan Manuel Moreno Bonilla, mientras que en Madrid, "el problema no es Isabel Díaz Ayuso", al tiempo que ha subrayado que mantiene "cordialidad con Madrid, aunque a veces con tensión".

En cambio, se preguntaba qué actitud tendría el PP de Castilla-La Mancha si estuviera gobernando en Madrid el PSOE, que fue el partido que ganó las elecciones.

Por otro lado, y ante la propuesta que le lanzaba Núñez para firmar un documento de apoyo al rey, pedía que "no saquen a pasear todos los días en el debate político" a la Casa Real, pues ha recordado que "no se puede defender" y cree que el PP, con este tipo de iniciativas, le hace "el caldo gordo" a Podemos.

Comentarios