miércoles 16.10.2019
CASTILLA-LA MANCHA

El portavoz de Podemos vaticina la expulsión de su partido del Gobierno tras el bloqueo legislativo de Page

  • David Llorente garantiza su apoyo a la ley de garantías que este miércoles fue paralizada por el presidente regional minutos después de que los dos miembros del partido morado en el Ejecutivo anunciaran que tenía luz verde para su tramitación.
  • Considera que este veto es la "teatralización" del fin de la coalición y califica como "chantaje"  las condiciones "inasumibles" que plantea Page, insistiendo en que Molina y Díaz, a quienes cree que el socialista "ha humillado",  se equivocan de rival.

El diputado y portavoz de Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha, David Llorente. ARCHIVO
El diputado y portavoz de Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha, David Llorente. ARCHIVO

TOLEDO.- Una puesta en escena de lo que ya venían preparando, una mera "teatralización". Así ve el diputado y portavoz de Podemos en las Cortes regionales, David Llorente, el anuncio realizado por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, sobre la paralización de la tramitación de la ley de Garantía de Rentas y Garantías Ciudadanas apenas unos minutos después de que los dos miembros del partido morado que forman parte del Ejecutivo autonómico, José García Molina e Inmaculada Herranz, anunciaran que había sido aprobada en el Consejo de Gobierno. Un "chantaje político" que no está dispuesto a aceptar.

Así lo ha manifestado en una rueda de prensa, en la que ha vuelto a insistir en el apoyo del grupo parlamentario de Podemos a la ley de garantías, siendo "lo único que hace falta" para que ésta sea aprobada que "Page deje de retenerla" y la remita "de una vez" al Parlamento. Si no lo hace, ha continuado Llorente, "será él quien tenga que dar explicaciones".

No obstante, Llorente cree que "Page no va a permitir la aprobación de esta ley, ni tampoco la de otras que no le interesan", de ahí su veto a la tramitación y del debate parlamentario de "cualquier cuestión" que considera que le puede perjudicar electoralmente, "o que puede permitir a Podemos apuntarse un tanto".

En este sentido, el diputado regional considera que el presidente regional ya "ha dado por concluida la legislatura", abriendo así el periodo preelectoral y articulando el marco con el que justificar "la salida o la expulsión" de Podemos del Gobierno. De este modo, ha añadido Llorente, el PSOE inicia un giro "aún más pronunciado hacia la derecha, como antesala de su futuro pacto con Ciudadanos, que es su aliado natural". De ahí que el anuncio de paralizar la ley de garantías no sea más que "la teatralización y la escenificación" de esta decisión.

Un escenario que "Page lleva tiempo preparando", ha subrayado el diputado de la formación morada, de ahí que haya vetado "sistemáticamente" las iniciativas parlamentarias de Podemos. Ha recordado así el veto a la comisión de investigación propuesta sobre el cementerio de neumáticos de Seseña, a la proposición no de ley para la exhumación de los restos de Moscardó y Milans del Bosch del Alcázar de Toledo, las enmiendas al proyecto de ley de mecenazgo o la proposición de ley de minería de tierras raras. Listado al que "todo indica" que se podrían sumar la proposición de ley del colectivo LGTBI o la proposición de ley para elevar la edad mínima para cazar, siguiendo las recomendaciones del Defensor del Pueblo, ha apostillado.

Del mismo modo ha sucedido con el proyecto de ley de Participación Ciudadana, el cual "Page ha mantenido también secuestrado en el Gobierno", sin ni siquiera haber llegado a aprobarse en el Consejo de Gobierno después de año y medio de la entrada de la formación morada en el Ejecutivo. Igual suerte ha corrido el proyecto de ley de garantías, que "mantiene retenido a pesar de tener ya luz verde para tramitarse en las Cortes".

Todo esto demuestra cómo en este tiempo Emiliano García-Page "no ha hecho más que fabricar y esgrimir sucesivos pretextos para aplazar la tramitación de estas leyes". En este sentido, ha recordado que ya en agosto Page lanzó un aviso a Podemos, apuntando que su abstención en la votación de la senda de déficit del Gobierno central "entorpecería la ley de garantías en Castilla-La Mancha". Sin embargo, como Unidos Podemos votó en el Congreso finalmente a favor, García-Page se ha visto "obligado a ir recurriendo a otros pretextos".

Para el diputado, el aplazamiento "una y otra vez" de la promesa socialista de aprobar las leyes de garantías y de Participación Ciudadana impulsadas por la formación morada le ha ido sirviendo como "elemento disciplinador" hacia la dirección regional de Podemos, a la que "ha mantenido callada sobre cualquier cuestión que pudiera desgastar al PSOE". Se ha vuelto a referir en este sentido a asuntos como el caso Incarlopsa, la financiación pública de la expansión de la ganadería industrial de las macrogranjas, la autorización de proyectos de minería especulativa, la privatización y externalización de servicios públicos o la represión al colectivo de Fraguas.

Silencio dócil de la dirección regional de Podemos con el que se ha ido asumiendo "renuncia tras renuncia y veto tras veto", hasta quedar "políticamente anulada".

Algo que Llorente ha venido advirtiendo todo este tiempo, llamando a la dirección regional de Podemos a "cooperar" en la defensa de las iniciativas y el programa de la formación. Sin embargo, "José García Molina se ha equivocado de adversario y ahora pagamos las consecuencias".

"ESTOCADA" Y HUMILLACIÓN FINAL

Así, según Llorente, esta semana lo que ha hecho García-Page ha sido asestar "la estocada final" a la dirección regional de Podemos, al exponer a García Molina a la "humillación" de hacerle presentar públicamente la aprobación por el Consejo de Gobierno de la ley de Garantías para que minutos después saliese a desmentirle, también públicamente, diciendo que retenía la ley de Garantías y planteando "un chantaje político" que se suma a la "larga lista de pretextos para no cumplir sus compromisos", lo cual "es un insulto a la inteligencia de la gente".

Preguntado por el silencio que mantienen sobre lo sucedido tanto el secretario regional del partido y vicepresidente segundo del Gobierno, José García Molina, como la secretaria de Organización y diputada, María Díaz, Llorente considera que "seguramente están perplejos" aún y "no han tomado conciencia realmente de en qué posición les ha dejado Page". No obstante, cree que deberían ser ellos quien se pronunciasen al respecto.

Para Llorente, "si algún incauto no conocía aún del todo a Page, esta semana ya ha podido terminar de conocerlo". "Page no cumple; Page no es de fiar", ha sentenciado el diputado.

Y es que el dirigente de Podemos considera que el presidente regional plantea unas condiciones que sabe "son inasumibles" y con ello solo intenta que le sirvan como justificación a sus "incumplimientos" recurriendo a un nuevo pretexto y a "un chivo expiatorio".

"No existe ningún acuerdo por el que tengamos que entregar a Page la dirección de nuestro grupo parlamentario, por el que tengamos que anular incluso nuestra capacidad para presentar enmiendas en el debate legislativo, ha recordado Llorente, como tampoco existe acuerdo "por el que tengamos que renunciar a nuestro programa y nuestras iniciativas parlamentarias, que Page ha estado vetando, o por el que tengamos que asumir el programa y la agenda legislativa completa del PSOE", y que es en definitiva lo que está exigiendo.

No obstante, ha recordado Llorente, "desde que Podemos está en el Gobierno regional hemos aprobado en las Cortes todos los proyectos de ley" del Ejecutivo, salvo el de la ley de Mecenazgo, hace ya más de medio año, cuando fue la otra diputada de la formación morada, María Díaz, quien se ausentó de la comisión de Educación al no haber sido admitidas las enmiendas de Podemos relativas a medidas fiscales contrarias a su programa, y los votos del PP terminaron por tumbar el proyecto.

Una decisión que ni entonces ni ahora Llorente cuestiona, pero sobre la que desde el Gobierno regional esta semana también se ha tratado de culpabilizarle a él, llegando a afirmar el portavoz del Ejecutivo, Nacho Hernando, que ahora María Díaz -de quien dijo "no da problemas"- sí aprobaría la ley de Mecenazgo.

Un supuesto cambio de posición que el diputado regional no ha entrado a valorar al considerar que "es a ella a quien habría que preguntar".

¿LECCIÓN APRENDIDA?

En su opinión, Podemos no está en las para aceptar "imposiciones ni cacicadas parlamentarias", de ahí que él mismo se haya ausentado en dos votaciones en los últimos días como "gesto de protesta y demostración práctica de que Page no puede dar por sentado que cuenta con mayoría en las Cortes" mientras siga "vetando" las iniciativas de la formación morada.

Llorente asegura que siempre ha estado "abierto al diálogo", pero no está dispuesto a aceptar "chantajes" ni "imposiciones". "No lo hemos hecho anteriormente y no lo vamos a hacer ahora", ha señalado, convencido de que "no van a lograr humillar también a nuestro grupo parlamentario".

De todo esto, el diputado regional considera que se debería extraer "una lección más amplia", el hecho de que "cogobernar en minoría con el PSOE es un error y conduce inevitablemente a una dinámica de subordinación respecto al PSOE". Algo que cree se ha demostrado "innecesario, inútil y contraproducente", al haber podido dejarles gobernar en minoría, "defendiendo nuestras leyes e iniciativas desde las Cortes, donde Podemos tiene una posición decisiva, y preservando nuestra autonomía política".

Comentarios
x