Lunes 22.10.2018
EDUCACIÓN

García‑Page abre la puerta al rescate de la Universidad de Castilla‑La Mancha

El presidente de la Junta habla de una posible "negligencia" en la gestión financiera de la Universidad regional y reconoce que la expansión de la institución "está en el aire", por lo que ha pedido una auditoría externa para aclarar sus cuentas.

García-Page anunciando el posible rescate de la Universidad | Foto: Ramón Márquez
García-Page anunciando el posible rescate de la Universidad | Foto: Ramón Márquez

CIUDAD REAL.- La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha "no dejará caer" a la Universidad regional y está dispuesta a plantear un "plan de rescate" si fuera necesario. Así lo ha señalado el presidente del Ejecutivo autonómico, Emiliano García-Page, tras la última reunión del Consejo de Gobierno de carácter itinerante, celebrado este martes en la localidad ciudadrealeña de Tomelloso. 

Con estas palabras, el presidente castellano‑manchego ha vuelto a defender la necesidad de una auditoría externa a institución académica que dirige Miguel Ángel Collado, para poder tener "las cuentas y los antecedentes claros" antes de plantear nuevas medidas. 

Así ha respondido a preguntas de los periodistas, tras reiterar su convencimiento sobre la necesidad de un Grado de Enología en la Universidad regional, algo sobre lo que "hemos tenido que convencer a la autoridad universitaria" ‑apuntaba‑ y que ahora habrá que materializar "escuchando a los profesionales y a los técnicos universitarios".  No obstante, se ha mostrado convencido de que "seremos inteligentes entre todos", para que "todo el mundo gane", puesto que se trata de la aplicación teórica de la Enología, pero también de las prácticas. 

Para García-Page "la primera batalla está ganada", y está "claro" que este Grado se va a implantar, aunque reconoce que el planteamiento de expansión de la Universidad autonómica "está en el aire"

No obstante, ha subrayado que el servicio universitario debe abordarse desde un planteamiento regional, por lo que no ve "correcto" lo que se está tratando de hacer desde determinados ámbitos, tratando de "incendiar" a unas ciudades contra otras. 

Una reflexión sobre el futuro de la Universidad castellano‑manchega para la que García-Page ha señalado que, antes de abordar dicho plan de expansión, el Ejecutivo regional está dispuesto a plantear "un plan de rescate" para esta institución educativa si fuese necesario, una vez que se tengan "todas las cuentas y antecedentes claros". 

Emiliano García-Page ha manifestado su apuesta decidida por la Universidad regional, de cuya primera promoción de titulados en Ciencias Jurídicas forma parte, aunque ‑ha recordado‑ cuando se planteó su creación "hubo gente que votó en contra" y hasta "algún partido que votó hasta tres veces en contra de la Universidad" ‑en referencia al Partido Popular‑.  

Por ello, se ha mostrado convencido de que, al mismo tiempo que se realiza un planteamiento de futuro y de adaptación a los nuevos retos de la institución académica, es posible aclarar sus cuentas. Y es que, ha incidido, "los contribuyentes exigen saber a qué se ha dedicado hasta el último céntimo de dinero público". "Cuando eso sea así, el Gobierno será el primero en apostar por el reforzamiento de la Universidad", sentenciaba Page. 

En este sentido, ha asegurado que "las dos cosas deben ir de la mano", por lo que considera "compatible" el pensar qué hacer a medio plazo con un "rescate" si fuera necesario "porque haya habido algún tipo de negligencia". 

Una gestión financiera de la Universidad de Castilla-La Mancha sobre la que el presidente regional no ha querido entrar al detalle, puesto que de ello "deben hablar los auditores" y, eventualmente, el Tribunal de Cuentas, cuyo informe se solicitaría si fuese necesario. Al respecto lo único que ha señalado ha sido que no tiene motivo para "dudar" de la gestión de la Universidad regional, puesto que lo único que ha hecho desde que tomó posesión como presidente regional ha sido incrementar su presupuesto un 16 por ciento, incluso por encima de lo que crece el presupuesto educativo, ha recordado. 

FUTURO TRAS EL BACHE

Y aunque la del "rescate" es una opción que tiene presente, García-Page no quiere contribuir a "alarmar" a los castellano-manchegos sobre la situación de su Universidad, "como ha ocurrido hasta ahora con la visión que sobre ella han realizado algunas personas" ‑en alusión al rector Collado, cuyos enfrentamientos con el Gobierno regional se han repetido a lo largo de la legislatura‑.

En este sentido, ha recordado que las universidades "viven de su prestigio", por lo que ha advertido a quien "permanentemente" se dedica a "hablar mal de sí mismo" que ésta es "la mejor manera" de que "ninguna empresa se fije" en ellos. 

Y ha aconsejado a quienes " viven de y en a la universidad", que la primera obligación que tiene con esta institución es "hablar bien" de ella, para no sembrar dudas.

No obstante, ha querido dejar claro que el Gobierno de Castilla-La Mancha confía en la Universidad de la región y que ésta, con la ayuda de los contribuyentes y si fuera necesario "con un ejercicio extraordinario y de rescate", "no solo saldrá del bache", sino que "tendrá un esperanzador futuro", adaptándose a la nueva realidad económica y universitaria del país. 

Comentarios
x