martes 11/8/20
SANIDAD

Jóvenes, asintomáticos y con patología leve, el nuevo perfil de los positivos por COVID-19

  • El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha hace un llamamiento a la responsabilidad a los menores de 50 años para que los datos puedan seguir siendo "esperanzadores".
  • Los brotes de Albacete y Tarazona se dan por controlados, con 9 positivos cada uno; mientras que el de Socuéllamos parece estabilizado con 18 casos confirmados y 28 negativos entre contactos, aunque se esperan los resultados de otras 17 personas.
Franco y Fernández Sanz durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.
Franco y Fernández Sanz durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

TOLEDO.-Jóvenes, asintomáticos y con patología leve, es el perfil de los positivos por COVID-19 que se están diagnosticando en Castilla-La Mancha en las últimas semanas. Alrededor de una treintena diaria y que en su mayoría son detectados a través de la labor de rastreo.

Un perfil sobre el que ha llamado la atención este martes durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, quien  ha apuntado que tras las casi 330.000 pruebas diagnósticas que se han realizado hasta el momento en Castilla-La Mancha, se puede afirmar que el perfil de las personas afectadas por la COVID-19 "ha cambiado".

"Ahora son personas más jóvenes, habitualmente asintomáticos y con una patología más leve", ha subrayado, a los que en muchos de los casos se llega a través de la búsqueda.

Datos que muestran cómo las personas mayores "han seguido tratamiento y las recomendaciones adecuadas", de modo que las personas más jóvenes son las que están dando más positivos, en su mayoría asintomáticos, lo que hace que los ingresos hospitalarios sean "uno o dos al día" y que ninguno deba ingresar en UCI al ser la patología "más baja".

Concretamente, y respecto a los datos de este lunes, Fernández Sanz ha señalado que son "muy parecidos" a los de jornadas anteriores, con "una treintena" de positivos muchos de ellos asintomáticos.

El consejero ha detallado que en estos momentos hay 18 pacientes ingresados por COVID en los hospitales de la región, "cada vez un número más bajo" ha precisado. Por su parte son 8 los pacientes ingresados en UCI y se ha registrado un fallecimiento en la provincia de Albacete.

Una situación que muestra cómo en estos momentos "más que nunca" es recomendable la responsabilidad en los cuidados, en el mantenimiento de las distancias, así como el uso de mascarilla y las medidas higiénicas.

Fernández Sanz ha realizado así un llamamiento "a la responsabilidad" entre los jóvenes, y especialmente a todos aquellos con edades por debajo de los 50 años, para poder mantener estos datos "esperanzadores", porque de otro modo "nos irá mal a todos".

BROTES CONTROLADOS

Respecto a los rebrotes que se han producido en distintos puntos de la región hasta el momento, el consejero de Sanidad ha detallado que los dos detectados en la provincia de Albacete se encuentran controlados y en los próximos días se darán por resueltos.

Así ha explicado que el del edificio de la calle Baños en Albacete, mantiene en 9 el número de positivos, habiéndose confirmado el último de ellos el pasado 4 de julio. De este modo se da por controlado el brote y en los próximos días "se procederá al desconfinamiento del edificio".

Por su parte respecto al brote en Tarazona, también con 9 positivos y el último de ellos también diagnosticado hace 10 días, Fernández Sanz ha señalado que igualmente está controlado y el resultado es satisfactorio.

Activo se encuentra por su parte el brote detectado en Socuéllamos, con 18 positivos hasta el momento. Fruto del rastreo, realizado "a cientos de personas", se han obtenido 28 negativos de contactos y se está a la espera de los resultados de otras 17 personas, todos ellos "contactos directos" de los casos confirmados.

No obstante, ha insistido el consejero, "seguimos a la búsqueda de más casos", y aunque el brote aún no se puede dar por controlado, "estamos satisfechos" porque en los últimos días se ha estabilizado.

Así Fernández Sanz ha pedido a los vecinos de Socuéllamos "paciencia" y aún "más responsabilidad" en la aplicación de las medidas higiénicosanitarias de lo que se hace ya, de modo que en los próximos días se consiga dar por controlado el brote.

Por último y respecto al pequeño brote confirmado en la localidad toledana de Casarrubios en un núcleo familiar, el consejero ha señalado que "no hay nadie más afectado" y los tres positivos siguen asintomáticos y sin ingresar, dándolo así por "controlado".

Un contexto en el que el consejero de Sanidad ha querido subrayar la labor que se está realizando por parte de los equipos de rastreo, formados por más de 400 enfermeras entre unos niveles y otros, que está permitiendo "llegar a tantos contactos".

Una labor que no se debe "ver negativizada" por "no ser tan responsables como debemos ser", de modo que ha insistido en la importancia de hacer un buen uso de las medidas de contención, de la distancia y de los medios higiénico sanitarios.

Así ha insistido en la necesidad de transmitir a quienes se les recomienda quedarse en casa, que lo hagan; y tener en cuenta que las aglomeraciones masivas "lo único que nos puede traer son disgustos y pasos atrás".

PROLONGACIÓN MEDIDAS SINE DIE

Medidas de prevención recogidas en el decreto 24/2020 de 19 de junio, publicado en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha un día después, que han sido revisadas -tal y como preveía el decreto- y respecto a las cuales se ha decidido mantenerlas tal cual.

En este sentido el consejero ha explicado que se publicará en el DOCM una disposición final que recoge esa continuidad de las mismas medidas adoptadas hace casi un mes para afrontar la nueva normalidad en la región, las cuales se mantienen "sine die".

USO DE LA MASCARILLA

Por otra parte y respecto al documento trasladado este lunes desde el Ministerio de Sanidad a las comunidades autónomas, Fernández Sanz ha realizado una valoración "muy positiva" al considerar que "recoge" lo que de manera conjunta se ha apuntado en el Consejo Interterritorial.

Asimismo recoge una serie de "recomendaciones" sobre reserva estratégica, que en el caso de Castilla-La Mancha se ha ido incluso "más allá" con el planteamiento que hace en su futura ley.

En todo caso, ha apuntado el consejero, se trata de un "modelo preventivo", una llamada a la "responsabilidad y el buen uso de lo que tenemos a nuestro alcance".

Respecto al uso obligatorio de la mascarilla el consejero de Sanidad castellanomanchego se ha mostrado partidario de que fuese "una medida nacional" para que "no hubiera diferenciación entre unas comunidades autónomas y otras".

No obstante, respetando "lo que cada autonomía decida", ha recordado también que "en parte ya está legislado el uso obligatorio de la mascarilla allí donde no se pueda garantizar la distancia".

Fernández Sanz considera que "no hay que insistir más en el uso obligatorio de la mascarilla, sino insistir en su uso". Así ha destacado que la responsabilidad "está en la mano de todas las personas que vayan a salir y sepan que no van a poder garantizar la distancia".

En este sentido ha recordado que su uso se ha confirmado como "muy importante para la contención del virus"; considera que es algo que está "suficientemente reglamentado", aunque se continuará trabajando con el Ministerio en el caso de que se abogue por una legislación a nivel nacional al respecto.

Comentarios