jueves 24/9/20
Advertisement
El Gobierno de Page cree que el PP mutilará el documento

El informe europeo del Tajo se topa con el voto en contra del PP y la abstención de Podemos

Los socialistas proponían exigir desde Castilla-La Mancha la revisión del Plan Hidrológico de Cuenca del Tajo para adaptarlo a las observaciones planteadas en el documento elaborado por los eurodiputados.

Elena de la Cruz, consejera de Fomento de Castilla-La Mancha
Elena de la Cruz, consejera de Fomento de Castilla-La Mancha

El debate que ha impulsado la bancada socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha relativo al informe que una delegación de europarlamentarios ha realizado sobre la política hidráulica en la cuenca del río Tajo ha terminado sin ningún acuerdo.

Concretamente, la propuesta del resolución presentada por el PSOE iba encaminada a consensuar desde Castilla-La Mancha una posición en torno al agua y, en ella, se solicitaba al Gobierno de España la revisión del Plan Hidrológico de Cuenca del Tajo para adaptarlo a las observaciones planteadas en el documento elaborado por los eurodiputados, que aún se encuentra en proceso de enmiendas. A pesar de ello, la iniciativa no ha salido adelante tras contar con el voto en contra de los dieciséis parlamentarios regionales del PP y la abstención de los dos de Podemos.

Por su parte, los ‘populares’ intentaron sacar adelante su propia resolución en la que se valora el trabajo realizado por el Gobierno de España en materia de agua y se rechaza "el uso partidista alejado de los intereses de Castilla-La Mancha que del agua se ha venido realizando", a su juicio, por parte del PSOE. La propuesta también fue rechazada, pero esta vez con los diecisiete votos que suman PSOE y Podemos.

Cabe destacar que el informe elaborado por la delegación de eurodiputados que visitó el pasado mes febrero las cuencas del Tajo y el Ebro plantea cambiar "completamente" el modelo de gestión de los recursos hídricos en España y "dar prioridad a los requisitos medioambientales frente a los socioeconómicos".

El Gobierno de Page cree que el PP mutilará el documento

Sobre este asunto, la consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Elena de la Cruz, ha defendido que ahora es el "momento de pronunciarse" sobre el informe para que "no se aprueben" las seis enmiendas presentadas por el PP que, a su juicio, "vienen a mutilar" el texto.

"Queremos que no se merme, que no se recorte ni una coma", ha aseverado De la Cruz, quien ha asegurado que no van a permitir que el PP "haga trampas y quieran convertir el Tajo en residuos de aguas fecales con las aportaciones del embalse de Finisterre".

Con ello, ha denunciado que los regantes que usan el agua del trasvase Tajo-Segura solo pagan el 37% del coste del agua, por lo que ha afeado que, con lo abonado en los 37 años de trasvase, no se cubierto ni la mitad de lo que costó construirlo.

Podemos quiere esperar a su aprobación definitiva

Por su parte, el portavoz regional de Podemos, David Llorente, ha expuesto la posición de su grupo de no pronunciarse sobre el informe de los europarlamentarios hasta que no se vote de manera definitiva el próximo trece de julio, tras el debate de las enmiendas presentadas por los grupos políticos.

El portavoz de Podemos ha insistido en que el debate general propuesto por el PSOE se ha planteado "sobre un borrador provisional que puede experimentar modificaciones sustanciales hasta que se apruebe el definitivo", ya que "se han presentado más de treinta" enmiendas al borrador.

"El PSOE plantea este debate de forma prematura y oportunista", ha considerado Llorente, quien ha añadido que no solo el PP ha planteado seis enmiendas, sino que también han hecho sus propuestas el Grupo de Izquierda Unitaria Europea, en el que se encuentra Podemos.

Entre otras, la formación morada pide que se cumpla en los planes hidrológicos las directivas marco de agua y advierten de que "el modelo de agricultura basado en el regadío extensivo no es sostenible", al tiempo que exigen que se evalúen las compatibilidades del trasvase con la directiva marco sobre el agua.

El PP utiliza el 26-J para justificar sus políticas sobre el Tajo

En su turno de palabra, la diputada del Partido Popular, Ana Guarinos, ha acusado a los socialistas de “no tener credibilidad en el tema del agua”, y ha aprovechado los resultados electorales del 26-J para intentar acreditarlo. “El PP ha ganado las elecciones generales en 20 de los 22 pueblos de la cabecera del Tajo”, ha comentado Guarinos.

En la misma línea, ha criticado al PSOE, acusándole de “llevar años tratando de instrumentalizar el problema del agua”, que, desde su punto de vista, se debe a un “fracaso absoluto” de los socialistas a la hora de tratar esta materia. “Si los pantanos de cabecera del Tajo tuvieran que acumular el agua que el PSOE ha conseguido a lo largo de 29 años gobernando, hoy los pantanos estarían a 0 hectómetros cúbicos”, ha declarado la diputada del PP.

Por otra parte, la parlamentaria conservadora destacó que el anterior Gobierno regional de María Dolores de Cospedal consiguió garantizar una reserva mínima de cuatrocientos hectómetros cúbicos en la cabecera del Tajo y ha añadido que el documento elaborado por los europarlamentarios no es un informe sino un borrador.

Comentarios