sábado 24.08.2019
PRIMER ANIVERSARIO DEL 1-O

El portavoz de la Junta castellano-manchega compara a los CDR catalanes con tropas de asalto nazi

  • Nacho Hernando critica la ocupación a la fuerza del edificio del Govern para quitar la bandera española y carga contra Torra por jalear a "sus Sturmabteilung", equiparando así a los Comités de Defensa de la República con las SA del Tercer Reich.
  • El jefe del Ejecutivo regional, Emiliano García-Page, cree que en el aniversario del 1-O solo se puede celebrar el "egoísmo" del independentismo catalán y advierte de que ante este desafío soberanista "no estaremos de brazos cruzados".
El portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, en el Palacio de Fuensalida, sede la Presidencia de la Junta. Ignacio López
El portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, en el Palacio de Fuensalida, sede la Presidencia de la Junta. Ignacio López

TOLEDO.- El portavoz del Gobierno bipartito de Castilla-La Mancha, compuesto por PSOE y Podemos, Nacho Hernando, considera "intolerable" que los Comités de Defensa de la República (CDR) catalanes hayan retirado este lunes la bandera española que ondeaba en la fachada de la Delegación de la Generalitat en Girona y la hayan tirado al suelo, todo ello entre gritos de "fuera la bandera española", y tan solo unos minutos después de ocupar a la fuerza el edificio.

Un modo de actuar que ha llevado a Hernando a escribir en su perfil de Twitter que "cuando por la puerta irrumpe la violencia, el diálogo sale por la ventana", considerando inaceptable que los CDR asalten una delegación del Gobierno.

Asimismo, el portavoz del Ejecutivo que preside Emiliano García-Page ha criticado que quienes "llaman fascista a la España constitucional", sean, precisamente quienes "dan las gracias por apretar a sus Sturmabteilung", las tropas de asalto, camisas pardas, de la Alemania nazi, en alusión al mensaje de apoyo que lanzaba el president de la Generalitat, Quim Torra, a los CDR asegurando que hacen bien en "presionar" para hacer efectiva la república catalana.

Todo ello al cumplirse el primer aniversario del 1-O, en el que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, también se ha preguntado "qué se puede celebrar", más allá del "egoísmo" que hay tras el independentismo catalán.

Así lo ha señalado durante la Jornada de Envejecimiento Activo y el encuentro de voluntarios de la Federación Territorial de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados (UDP), que se ha celebrado este lunes en el Auditorio Municipal de Puertollano (Ciudad Real), y en referencia a los actos convocados por los Comités de Defensa de la República (CDR) para la conmemoración del 1-O, García-Page ha advertido de que el egoísmo “es uno de los peores efectos que ha traído la crisis, y rompe los pueblos y las familias”.

Por ello, ha tenido palabras de recuerdo y agradecimiento a los cuerpos de seguridad del Estado, “que se fueron a Cataluña a defender los derechos de todos y la Constitución, cumpliendo con su trabajo”. Asimismo, ha señalado que “la gran batalla” que ganamos todos los españoles “fue la de ir juntos y tomar la decisión de querer estar en Europa, teniendo igualdad ante los derechos”.

Asimismo, el presidente castellano-manchego ha valorado que España "es la suma de todos", y ha reiterado que en Castilla-La Mancha la autonomía se quiere "no para ser más, pero tampoco menos, pues somos tan contribuyentes como el resto".

De este modo, García-Page lanzaba un mensaje a quienes defienden la independencia catalana, advirtiendo de que aquí “no estaremos con los brazos cruzados” ante el desafío soberanista, “porque todos somos España y todos somos Estado”.

En contra del “egoísmo” que subyace en este proceso separatista, García-Page ha reconocido la labor de los pensionistas, que trabajan “para contribuir al bien común” y que luchan, no solo para ellos, “sino para sus hijos y sus nietos”, en un verdadero “acto de generosidad” para que se mantengan unas pensiones que son "un derecho, no caridad".

Comentarios
x