Lunes, 20 de Agosto de 2018 Actualizado: 11:02 h.

CONGRESO NACIONAL DEL PARTIDO POPULAR

Guerra abierta en el PP castellano‑manchego: compromisarios de Cospedal se pasan al bando de Santamaría

El secretario general de los 'populares' en la provincia de Toledo, Emilio Bravo, y el expresidente de la Diputación, Arturo García-Tizón, abandonan la ‘disciplina de partido’ impuesta por la dirección autonómica y votarán a la exvicepresidenta del Gobierno.

Gregorio, Cospedal, Bravo y Velázquez en el Congreso del PP de Toledo. Archivo
Gregorio, Cospedal, Bravo y Velázquez en el Congreso del PP de Toledo. Archivo

TOLEDO.- El apoyo mayoritario obtenido por María Dolores de Cospedal en su feudo castellano‑manchego en la primera fase de las primarias ‘populares’ hace aguas. Después de su salida de la carrera por la Presidencia del partido, su respaldo a la candidatura de Pablo Casado ‑con el que se presuponía llevaría a todos ‘sus’ compromisarios‑ ha hecho que haya en la región quien se atreva a levantar la voz contra su jefa de filas.

Este es el caso del secretario general del PP en la provincia de Toledo y alcalde de Mora, Emilio Bravo, que en una carta abierta ha expresado por sorpresa su apoyo a Soraya Sáenz de Santamaría para dirigir el Partido Popular. 

Bravo adelanta así sus intenciones ante la celebración del 19 Congreso Nacional del PP, al que asistirá como compromisario. Asegura en su escrito que su apoyo irá para Sáenz de Santamaría principalmente “porque así lo quieren los afiliados” de su partido, y porque, además, considera que “representa y persigue esa unidad de partido” que dice tener “por bandera” desde que está en política.  

Una apuesta decidida por la unidad que ‘rompe’ con la apuesta realizada por Cospedal al decantarse por Casado. Para el secretario general de los ‘populares’ toledanos se trata de “sumar en lugar de dividir”, algo que ‑subraya‑ “ya demostré cuando en mayo del pasado año antepuse los intereses del Partido Popular a mis intereses personales”, integrándose entonces en la lista única que finalmente se presentó en el 13 Congreso Provincial celebrado en Toledo. 

Una lista que, cabe recordar, terminó encabezando el entonces delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha y persona de confianza de Cospedal, José Julián Gregorio, ‘escoltado’ por el propio Bravo, junto al alcalde de Seseña, Carlos Velázquez y el exdelegado de la Junta en Toledo, Fernando Jou. De esta forma se consiguió firmar una tregua en la guerra por el poder provincial de partido, que desde entonces enfrenta a los afines a la expresidenta de la Junta y los cercanos al exlíder del PP de Toledo y diputado nacional, Arturo García-Tizón, que en este momento está movilizando en favor de Sáenz de Santamaría a los suyos, entre los que se encuentra el propio Bravo.

Un conflicto interno que ahora, año y medio después, con un proceso interno en el que se dirime no solo quién ocupará la presidencia nacional del Partido Popular, sino también el rumbo que tomará la formación, y que, tal y como ha dejado claro Emilio Bravo, sigue más presente que nunca.  

Su posición difiere así de la adoptada por el presidente del PP a nivel provincial. De hecho, José Julián Gregorio ha expresado a través de las redes sociales su “lealtad” a Cospedal, suscribiendo las palabras pronunciadas por ésta ayer, en las que señalaba que “Casado es una magnífica opción para presidir el Partido Popular”. 

El alcalde de Mora considera, sin embargo, que ahora se debe defender que “sea la lista más votada la que gobierne”, por lo que “por coherencia personal, no seré yo quien cuestione a los afiliados de mi partido que mayoritariamente eligieron a Soraya”. No solo eso, sino que también lanza un recado al resto de compromisarios vinculados a Cospedal, a los que les pregunta “qué pensarían nuestros afiliados si ahora hiciésemos lo contrario en el Congreso”.

Aunque ha manifestado su “más profundo respeto” a las opiniones de todos sus compañeros de partido, y en particular “a María Dolores”, Bravo les ha recordado que “personalmente” aún le “duele, y mucho”,  ver que lo que ahora defiende para el partido “no se respetó en el Gobierno de Castilla-La Mancha o en la Diputación de Toledo, y también a nivel nacional, donde se han unido todo tipo de partidos para no respetar lo que los ciudadanos libremente eligieron en las urnas”.

GREGORIO HACE PIÑA

Y pocas horas después de que Bravo hiciera público su apoyo a Santamaría, desde la dirección del PP toledano se ha tratado de escenificar que se trata de una excepción y que el apoyo mayoritario será, siguiendo la línea marcada por su lideresa regional, para Casado.

Así, José Julian Gregorio y varios miembros de su cúpula se reunía esta mañana con un nutrido grupo de compromisarios de la provincia, quienes -según la nota remitida por el PP- "le han trasladado su apoyo expreso a la candidatura de Pablo Casado para la Presidencia del Partido Popular".

Una foto ante la sede provincial y regional del PP en Toledo que no han querido perderse la senadora Carmen Riolobos y el alcalde de Talavera, Jaime Ramos -ambos compromisarios natos-; las diputadas regionales Claudia Alonso y Carolina Agudo, así como el exdelegado de la Junta, Fernando Jou, o el alcalde de Seseña, diputado regional y coordinador general del PP de Toledo, Carlos Velázquez.

Una reunión en la que se habría reiterado el mensaje lanzado por Cospedal sobre la "magnífica opción" que representa Casado, y que a su juicio "es la que mejor representa la unidad, el futuro y los valores que defiende el PP". Gregorio ha agradecido de esta forma a los compromisarios el apoyo que le han mostrado tanto a él como a Cospedal, de quien ha dicho es "un valor imprescindible para esta formación política y lo va a seguir siendo en el futuro”.

LA CÚPULA REGIONAL, CONTRA SORAYA

Por su parte desde el Partido Popular castellano-manchego, su portavoz adjunto en el Parlamento autonómico, Lorenzo Robisco, no ha dudado en pasar del discurso de la unidad al del choque frontal, asegurando que Soraya Sáenz de Santamaría "es la candidata que defiende y apoya el PSOE", por lo que la exvicepresidenta del Gobierno "no es la mejor opción para el PP".

Respondía así al ser preguntado en rueda de prensa por la carta del secretario general del PP de Toledo en la que manifiesta su apoyo a Sáenz de Santamaría. Un apoyo que asegura es "a título personal" y que, en su opinión, "no rompe en modo alguno el pensamiento de la inmensa mayoría de los responsables del PP en las cinco provincias".

En este sentido, el portavoz 'popular' justifica ese respaldo mayoritario a que "la inmensa mayoría" de los afiliados del partido en la región mostraron su confianza a Cospedal en las primarias, mientras que solo un 9,36 por ciento de los militantes se decantaron por la exvicepresidenta del Gobierno, a quienes se ha referido como una "minoría exigua". Asimismo, incidía en el liderazgo de Cospedal, "la que ha unido históricamente a todo el PP" en la región.

Preguntado también por el apoyo de Cospedal a Casado después de que hace unos días se refiriera a él como "el candidato de Aznar", ha explicado que hay un reglamento que cumplir y seguir, de manera que cuando dos candidatos han pasado el corte, hay que pronunciarse sobre esas dos opciones.

POR PRIMERA VEZ EN CASTILLA‑LA MANCHA

Con esta situación de máxima tensión Soraya Sáenz de Santamaría visita este miércoles Toledo para continuar su campaña y presentar por primera vez su proyecto en Castilla-La Mancha. Así pues, con la división abierta en el seno del PP toledano, desde la candidatura de la exvicepresidenta del Gobierno se asegura que los votos 'a priori' de Cospedal no van siempre para Casado, y ponen de ejemplos a García-Tizón y Bravo.

Santamaría gana terreno de esta forma en una región que aparentemente tenía perdida tras las primarias, pues solo obtuvo 423 votos frente a los 1.113 de Casado o los 2.922 de la exministra de Defensa. Concretamente, en el caso de la provincia toledana la exvicepresidenta del Gobierno no superó los 167 apoyos, 1.369 menos que las candidaturas de Casado y Cospedal juntas.

Esta visita a Toledo, rozando el final de la campaña, podría servir a la exvicepresidenta para recavar algún apoyo más. Una ocasión que más de uno podría aprovechar para mostrar públicamente su respaldo a Saénz de Santamaría, distanciándose así de la posición oficial del aparato autonómico. Precisamente, está previsto que en su paso por la capital castellano-manchega, la candidata a la Presidencia del PP mantenga un encuentro con compromisarios.