martes 14.07.2020
MEDIDAS POR 1.000 MILLONES

Gobierno, PSOE y Cs rubrican un pacto por la reconstrucción "con cabeza y corazón"

  • Los firmantes afean la decisión del Partido Popular de no sumarse a este acuerdo con el que se pretende fortalecer los servicios públicos, ayudar a los afectados por la crisis y reactivar la actividad económica, y reivindican la "acción política".
  • García-Page asegura que esta crisis social y económica "no se va a arreglar a golpe de tijera", como hicieron los populares, al tiempo que advierte que con este acuerdo "gana todo el mundo", salvo "quien se propone perder".
Gobierno regional, PSOE y Ciudadanos han firmado hoy el acuereo por la reconstrucción social y económica de Castilla-La Mancha.
Gobierno regional, PSOE y Ciudadanos han firmado hoy el acuereo por la reconstrucción social y económica de Castilla-La Mancha.

TOLEDO.- El Gobierno de Castilla-La Mancha ha rubricado hoy junto al Partido Socialista y Ciudadanos el acuerdo por la reconstrucción económica y social de la región tras la COVID. Un acuerdo mediante el cual se compromete el fortalecimiento de los servicios públicos, la puesta en marcha de ayudas para los más afectados por la crisis y el apoyo a la actividad económica.

Un acuerdo que contempla medidas por valor de 1.000 millones de euros al que no se ha querido sumar el Partido Popular, a pesar de los ofrecimientos y las llamadas al diálogo realizados por todos los firmantes, al considerar importante la unidad para impulsar la reconstrucción de la región tras la crisis sanitaria. 

Un acuerdo con el que "gana todo el mundo y no pierde nadie, salvo el que se propone perder", tal y como ha subrayado durante su intervención el jefe del Ejecutivo castellanomanchego, Emiliano García-Page.

En este sentido se ha pronunciado también el vicepresidente del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro, quien antes de esbozar el contenido del documento, ha manifestado su convencimiento de que los populares ya tenían la decisión tomada de no llegar a ningún acuerdo y a ello "es a lo que se han dedicado en las últimas semanas". Algo, ha advertido, por lo que "cada uno asumirá sus responsabilidades".

Dicho esto, Martínez Guijarro se ha referido al acuerdo en sí, articulado en doce capítulos, con más de 60 apartados concretos, los cuales "habrá que ir desarrollando". De ahí que esta firma suponga "un punto y seguido", ya que serán muchas las cuestiones que haya que concretar.

A grandes rasgos, el vicepresidente regional ha resumido el contenido de este acuerdo en tres grandes ejes. 

Por una parte la consolidación de los servicios públicos, apostando por su mantenimiento y fortalecimiento, tanto desde el punto de vista de la inversión como de dotación de medios materiales y humanos, "justamente lo contrario" de lo que se hizo en anteriores crisis.

Un segundo eje relacionado con la atención a quienes se enfrentan a esta crisis "con mayor complicación" tanto desde el punto de vista económico como social. Para ello el acuerdo contemplan una serie de ayudas, sobre cuyo sistema habrá que realizar "una reflexión" una vez puesto en marcha el Ingreso Mínimo Vital (IMV) aprobado por el Gobierno central.

Y por último un tercer eje, dedicado al apoyo a la actividad económica, en el que se contemplan ayudas para empresas, autónomos y trabajadores, "muchas ya publicadas en el Diario Oficial, al igual que las de carácter social", puesto que no se quería perder tiempo para su puesta en marcha. Medidas todas ellas para "volver a arrancar la economía" y las que se sumarán decisiones dirigidas hacia sectores estratégicos, la simplificación administrativa y el impulso a la actividad económica.

Un acuerdo con el que los firmantes reivindican "la acción política", entendida como "servicio a los demás". Así lo ha subrayado por su parte el presidente del Grupo Parlamentario Ciudadanos, Alejandro Ruiz, quien ha insistido en la "importancia vital" de este documento.

En este sentido, Ruiz ha destacado cómo este acuerdo va a asegurar medidas que "van a ser buenas" para los autónomos, los profesionales, las pymes, el tercer sector o las familias más desfavorecidas, entre otros, pero con el que también "se apuesta por la transparencia y el rigor", así como por la "investigación sobre la gestión de esta crisis sanitaria". Medidas todas ellas que reivindican los ciudadanos, ha insistido.

Por ello ha considerado que "hoy no se puede estar en otro lugar que no sea aquí firmando, negociando", puesto que a pesar de las diferencias y las discrepancias, "la clave está en eso", en "ser capaces de construir unidos para mejorar esta región".

Para Ciudadanos la firma de este pacto por la reconstrucción es también un punto y seguido, puesto que queda pendiente la aprobación presupuestaria que "dotará de músculo y fuerza económica a este acuerdo".

Pero además porque se trata de un documento "vivo" al que confía se sumen distintos colectivos de la región, desde los sindicatos a la Universidad de Castilla-La Mancha, puesto que es importante.

Un contexto en el que ha subrayado que no se entendería que "alguien que pretende ser importante para los castellanomanchegos no esté dialogando y no esté en esa mesa".

Ha recordado que a este acuerdo ha sido posible llegar "cediendo", tanto desde Ciudadanos como por parte del Gobierno.

Por último Ruiz ha querido agradecer "el tono" del Partido Socialista y del Gobierno, puesto que "sobre todo la finalidad era construir".

Y es que este acuerdo "no es una mera declaración de intenciones", sino un documento "con enjundia", que ha tenido "muchas idas y venidas, discrepancias y acuerdos", aunque eso no ha impedido dialogar y hallar puntos de encuentro.

CONSTRUIR FRENTE A DESTRUIR

En este sentido, Ruiz ha señalado que "si en una situación de crisis sanitaria regional, nacional y mundial los políticos no dialogamos, no superamos las diferencias y no intentamos construir", sino que "preferimos estar en la trinchera ideológica", "hacemos un flaco favor a la sociedad que nos votó".

Una idea en la que ha incidido el presidente regional para quien Ciudadanos ha demostrado que "se puede criticar y apoyar al mismo tiempo".

Un acuerdo que para García-Page viene a decir a la ciudadanía que "esta crisis no la vamos a arreglar a golpe de tijera, sino todo lo contrario, con cabeza, pero también con corazón". Y es que, ha recordado, "hubo tiempos en los que eso se hacía con el bolsillo".

Así, García-Page se ha preguntado si puede haber algún político en Castilla-La Mancha que piense que "sus expectativas y esperanzas políticas van relacionadas con que todo vaya mal" y que no quiere que haya recuperación, porque si la hay "se les pasa el arroz, pierden la ocasión". Políticos que está convencido que sí hay y que "ya nos tienen acostumbrados a decir en público una cosa y llamar al acuerdo permanentemente, y hacer todo lo contrario, de forma torticera e incluso miserable por detrás", algo que "resulta ofensivo".

Alusiones a la ausencia por voluntad propia del Partido Popular de Francisco Núñez que no han faltado tampoco en la intervención del secretario regional de Organización del PSOE, Sergio Gutiérrez, quien ha recordado que desde el primer momento se ha tratado de buscar "un espacio compartido" en el que poner "toda la inteligencia y la buena fe en común", para tratar de hacer "lo más leves posibles" los efectos de la crisis sanitaria, primero, y de la económica y social después.

Una voluntad de búsqueda de acuerdo "con todos" que Gutiérrez ha agradecido al Gobierno regional  y al presidente autonómico, puesto que no solo pactar siempre es positivo, sino que "da confianza y seguridad a la ciudadanía".

Una búsqueda de acuerdo que "habla bien de todos los que los firman", lanzando así "un mensaje de unidad, seguridad y estabilidad", dando pasos "para avanzar más rápido y llegar más lejos".

Para Gutiérrez si el coronavirus ha atacado a todos "sin distinciones", era bueno recoger ideas de todos también sin distinciones, pero para ello "el requisito era tener ideas y enviarlas", al menos "la buena fe", en lugar de "aprovecharse del virus para tratar de vencer a los adversarios políticos", ha señalado en alusión al comportamiento que ha tenido el PP.

Por ello el número 2 de los socialistas castellanomanchegos ha subrayado el espacio que ha ocupado Ciudadanos, demostrando que "se puede ser crítico y constructivo, duro sin ser cruel, ser oposición empatizando no solo con quien tiene que gestionar los problemas, sino con quien los sufre, la ciudadanía, buscando soluciones".

Frente a ello en la firma de este acuerdo vuelve a faltar "el de siempre, el que nunca ha tenido voluntad de acuerdo", a pesar de que se ha buscado reiteradamente y han sido innumerables los ofrecimientos.

Para el secretario de Organización del PSOE "es lógico" que no se anime a suscribir un pacto por la reconstrucción quien "en su carrera política solo ha utilizado las instituciones para destruir".

Un pacto que en este caso es una enmienda a la totalidad, tanto en la forma como en el fondo, a la manera de afrontar la anterior crisis que tuvo que gestionar el PP desde el Gobierno de Castilla-La Mancha.

En este sentido Gutiérrez ha diferenciado cómo se trata de hacer política "con todos" y "no contra todos", buscando alianzas y con el objetivo común de "reconstruir y fortalecer" la región.

Para ello se ha comprometido blindar y reforzar la sanidad pública, mantener los 640 millones de inversión previstos, lo que supone "aumentar esfuerzos en el conjunto de la administración", dada la caída de recaudación que se va a producir.

Algo completamente opuesto a lo que hizo el PP, que convirtió a la Sanidad pública en "el mayor paganini" de la anterior crisis -ha recordado Sergio Gutiérrez-, mientras que ahora el compromiso es de aumentar esfuerzos para que "no se recorte ni un solo euro en Sanidad".

Asimismo se va a ayudar a los autónomos, en lugar de dejarles "abandonados", pasando "de las palabras a las hechos", mediante "políticas que ayudan y reconfortan". 

Del mismo modo se va a impedir que las personas "caigan por el barranco de la pobreza", puesto que en lugar de subordinar la ayuda a los bancos de alimentos, como hizo el Gobierno del PP, se van a establecer "redes de seguridad", ofreciendo además de las ayudas de emergencia reforzados planes de empleo.

Y es que para Gutiérrez la filosofía de este acuerdo es clara: "si caminamos unidos, iremos más rápido".

En este sentido el presidente regional ha subrayado que el esfuerzo que se haga generará "una confianza proporcional" en los sectores que más se han visto afectados.

Para García-Page es necesario "hacer las cosas de otra manera", ir "codo con codo" para retomar la normalidad.

Medidas que ahora se han reflejado en este acuerdo que se ha comprometido a ir "exhibiendo" ante la ciudadanía las consecuencias que todas estas decisiones van a tener. "Me comprometo a que no se quede en un día, a que se sepa bien y se expliquen con claridad las cosas que se van acordando", así como "con quién", ha señalado.

El presidente regional ha querido lanzar así un mensaje positivo para toda la sociedad castellanomanchega, mostrándose convencido de que el esfuerzo va a dar sus frutos y que las principales líneas de actuación irán encaminadas a ayudar a los que más lo necesitan.

A este respecto, García-Page ha avanzado que en los próximos días se podrán anunciar importantes actuaciones que se van a llevar a cabo con los centros de mayores.

Comentarios