martes 11/8/20
CORONAVIRUS

García-Page pide coordinar el mensaje sobre la COVID-19 y unificar criterios en todo el país

  • El presidente castellanomanchego considera que es necesario dar unidad a la información que se transmite a la ciudadanía para contribuir a que haya una "conciencia de tranquilidad".
  • Subraya la fase "delicadísima" en la que se encuentra España de cara a recuperar la "normalidad" para que el país no vuelva a sufrir un nuevo "batacazo económico".
García-Page considera que se debe establecer una dinámica que dé tranquilidad.
García-Page considera que se debe establecer una dinámica que dé tranquilidad.

TOLEDO.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha abogado este lunes por la necesidad de que Gobierno y autonomías coordinen los mensajes con respecto a la COVID-19 y se unifiquen criterios informativos, estableciendo una dinámica que de tranquilidad al conjunto del país y también en el exterior.

En una entrevista radifónica en la Cadena COPE, García-Page ha dicho que "sería muy interesante que coordináramos los mensajes", porque según ha argumentado "ahora podemos echarnos las manos a la cabeza porque los británicos dicen que no vienen, pero vamos a ser conscientes, hace unas semanas el Gobierno estaba diciendo que estábamos prácticamente en la presencia de la segunda ola".

Según el presidente castellanomanchego, "si España proclama que está en la segunda ola, se van a producir reacciones espasmódicas de otros países, cuando además no estamos en segunda ola, están aflorando muchos casos porque se están haciendo más pruebas que nunca, porque hay muchísimos más test y porque, además, hemos puesto un sistema de rastreo y se están buscando casos".

Y aunque hay algunos brotes que pueden ser peligrosos, "no tienen nada que ver con los niveles de ingresados en hospitales que había al principio y al mitad de recorrido de la pandemia y menos aún con los niveles de agresividad en ucis", ha añadido.

García-Page ha agregado que "estamos llegando a partes importantes de la población y al mismo tiempo permitiendo que el país conviva", y en este contexto ha abogado por unificar algunos argumentos y algunos criterios, ya que "incluso no se están facilitando datos de manera homogénea, hay autonomías que están mezclando los datos de PCR con los de test de prevalencia, que nunca se han dado".

Para ello convendría unificar algunos criterios informativos "establecer una mecánica que dé tranquilidad al conjunto" y sobre todo "que establezcamos un mecanismo de consulta previa o de coordinación entre las autonomías", ha opinado García-Page, que ha puesto como ejemplo con lo que ha ocurrido con el uso obligatorio de las mascarillas, que se ha ido implantando progresivamente en las comunidades autónomas.

"Eso no ayuda a que haya una conciencia de tranquilidad, hay que pasar del miedo a la responsabilidad y la prudencia", ha enfatizado García-Page, quien cree que se está consiguiendo en un país de 46 millones de habitantes, "en el que se considera foco un caso de un solo anciano en una sola residencia".

"Estamos comparando unos brotes con otros, cuando los que verdaderamente son graves están bastante acantonados y bastante perimetrados", ha subrayado el presidente de Castilla-La Mancha, que ha añadido que "todos gestionamos sensaciones" y que no ve positivo "que se esté comparando el nivel de casos que emergen con los casos que se daban en el estado de alarma, porque es incomparable".

En aquel momento "estábamos todos en casa, lo normal es que fueran bajando y que además no se produjera contagio comunitario y ahora estamos en una fase delicadísima, en la más difícil de todas, que es empezar a recuperar la normalidad para que el país no vuelva a tener un batacazo económico que no nos podemos permitir", ha recalcado.

Además, el sistema ya no está como antes, ha señalado García-Page, quien piensa que no se pueden comparar las cifras actuales con las que había antes del estado de alarma y a su inicio, porque entonces no había ni test, y ahora los sistemas hospitalarios "están muchísimo más preparados y ensayados" y la población "está infinitamente más permeabilizada", porque aunque puede haber excepciones "en general la gente está concienciada", ha asegurado.

García-Page ha reiterado que "estamos en una fase muy difícil", en la que "todas las autonomías están haciendo todas un esfuerzo extraordinario" y ha defendido la necesidad de que las conferencias de presidentes sean "sistematizadas y más habituales", al menos hasta que desaparezca el virus·.

En este sentido, ha comentado que tiene la idea de que "si se estableció un criterio de cogobernanza durante el estado de alarma no podemos pasar de cien a cero ni de cero a cien de golpe".

Comentarios