miércoles 5/8/20
CASTILLA-LA MANCHA

Page se erige como cabecilla del PSOE contrario a hacer concesiones al independentismo

  • El presidente de la Junta de Comunidades se ha convertido en el dirigente socialista que agrupa a las voces críticas dentro del partido que no están conformes con Pedro Sánchez por su manera de gestionar el conflicto catalán.

  • Ante la comodidad de su amplia mayoría absoluta, el castellanomanchego fue el principal opositor interno al pacto de investidura con Esquerra Republicana de Catalunya.
  • En sus últimas intervenciones públicas ha calificado el diálogo entre el Estado y Quim Torra como "veneno" y ha planteado una reforma del Código Penal para introducir un nuevo delito por vulneración del orden constitucional.
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante su visita este 22 de enero al estand institucional de la región en FITUR. EFE
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante su visita este 22 de enero al estand institucional de la región en FITUR. EFE

TOLEDO.- El presidente de Castilla-La Mancha se ha convertido en la cara más visible de los que se oponen en el PSOE a como está gestionando Pedro Sánchez el desafío independentista. En esta línea, Emiliano García-Page lleva varias semanas mostrando públicamente sus desacuerdos con el líder nacional de los socialistas. Ya se plantó en un comunicado oficial ante la consulta que su partido acordó con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el acuerdo de investidura, mientras que en las últimas horas sus críticas a las negociaciones entre socialistas y dirigentes del 'procés' no han sido más livianas.

Y es que el jefe del Gobierno castellanomanchego puede permitirse hacer declaraciones más duras contra el Ejecutivo de coalición que otros barones de su partido, también incómodos con las recientes posiciones que está tomando el presidente con respecto al independentismo catalán. Desde mayo García-Page cuenta con una mayoría absoluta contundente en las Cortes regionales, frente a la debilidad orgánica de Susana Díaz o el menor apoyo en las urnas del aragonés Javier Lambán.

Así, este mismo viernes, el presidente de la Junta de Comunidades ha considerado que los códigos penales deben actualizarse en función de los cambios que experimente la sociedad de un país y por ello cree que "a lo mejor cabe un delito nuevo, que tenga que ver con la vulneración directa del orden constitucional", un tipo penal que "ya figura en muchos países" europeos.

Lo ha señalado en una entrevista en Onda Cero, en la que García-Page ha indicado que en esa posible reforma del Código Penal es importante "tener el máximo consenso", porque a su entender no se puede llevar a cabo un cambio que sea "de una mitad contra la otra mitad", sino que debe ampararse "en la búsqueda del mayor consenso posible".

Cambios que, según el jefe del Ejecutivo castellanomanchego, deben aclarar que "lo que plantearon por las bravas en Cataluña es un atentado grave al orden constitucional" que "se puede llamar sedición" o que se puede tipificar con "un delito nuevo que tenga que ver con una vulneración directa del orden constitucional".

En este sentido, ha considerado que cuando se estableció el delito de sedición en el Código Penal, "nadie se estaba imaginando lo que ha pasado en Cataluña" porque "nadie creía que podía pasar lo que ha pasado" y ha añadido que "nunca tendría que haber llegado a haber urnas".

Incidía así en el planteamiento que trasladaba a los periodistas este jueves tras un acto en la Feria Internacional de Turismo (FITUR) que se celebra en Madrid, donde sostenía que el delito de sedición "se puede actualizar y al mismo tiempo clarificar".

Y es que para García-Page resulta "evidente" que dicho delito "estaba previsto para un supuesto muy distinto al del independentismo catalán". No obstante, en la misma línea, sostenía que en el caso de que los separatistas catalanes volvieran a incumplir con la legalidad, tendrían que tener "una condena muy severa".

Es por ello que el líder socialista aseguraba que "si hiciera lo mismo que Torra, estaría en la cárcel", y subrayaba que "la ley se tiene que aplicar de la misma manera" a todos los presidentes autonómicos.

En cualquier caso, sobre esa posible reforma del Código Penal, García-Page ha indicado que las propuestas de posibles rebajas de penas por el delito de sedición no pueden venir planteadas por quienes se van a ver afectados y ha advertido de que se debe "dejar con claridad que lo que han hecho tiene gravedad y consecuencias", porque "si se pretende aguar del concepto de sedición es como invitar a que se haga todos los fines de semana".

Igualmente, Page resaltaba este jueves la importancia de que España "mantenga una línea de coherencia constitucional con mucha claridad", por lo que ha advertido al Gobierno de Sánchez de que "no se debe mercadear con el Código Penal" en la mesa de diálogo con los independentistas. No obstante, el líder regional del PSOE cree que a día de hoy "nadie quiere hacerlo".

En este sentido, reconocía que el Ejecutivo central "está sorteando una situación difícil", pero confía en que el Gobierno no va a pasar "la frontera constitucional" y hará una defensa firme de los postulados de la Carta Magna.

Por todo ello el presidente castellanomanchego ha incidido hoy en la necesidad de alcanzar pactos con los partidos constitucionales, como el PP y Ciudadanos. En este sentido ha recordado que antes de la investidura de Pedro Sánchez él planteó a ambos partidos "un ejercicio patriótico de abstención", el cual, de haberse producido, podría "haber liberado a un gobierno constitucional de las ataduras que supone el independentismo".

En cuanto al diálogo con los independentistas, ha señalado que aunque "siempre es bueno hablar", hay cosas que se pueden plantear y otras no, y en este sentido ha considerado que "no cabe el derecho de autodeterminación", y "no cabe confundir planteamientos penales con el cumplimiento de la ley cuando le interesa, o cuando las sentencias son favorables". "No cabe no cumplir las sentencias de los tribunales", ha advertido García-Page, quien ha tildado la negociación como "veneno".

Asimismo, y sobre la futura reunión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con Quim Torra ante la decisión del Tribunal Supremo de inhabilitar a éste último como diputado, García-Page ha opinado que Torra "todavía no está inhabilitado en términos de presidente de la comunidad autónoma", aunque ha opinado que es una situación "muy incómoda" para Sánchez y ha planteado que "a lo mejor, cuando terminen de poner la agenda" de la posible reunión "ya se ha producido la sentencia del Supremo, que sería lo más clarificador para todos".

Comentarios