domingo 08.12.2019
DESBLOQUEO POLÍTICO

Page aprueba la coalición con Unidas Podemos con un llamamiento a PP y Cs para no depender de independentistas

  • El presidente castellanomanchego advierte al futuro Ejecutivo de Pedro Sánchez que "no es lo mismo gobernar de pie que de rodillas", razón por la que ha rechazado supeditar la gobernabilidad a los partidos soberanistas catalanes.
  • Además del pacto con la formación de Pablo Iglesias, aboga por un entendimiento "a distintas bandas y no de bloques", "en una dirección con unos partidos y en otras, con otros", porque "hay temas que no se tienen que mezclar".
  • Respecto a la duración de la coalición, ha asegurado que se sostendrá en el tiempo, aunque deseando que "ojalá el acuerdo con Podemos en España termine como el de Castilla‑La Mancha".
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, atendiendo este jueves a los medios de comunicación en el Palacio de Fuensalida. Foto: José Ramón Márquez
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, atendiendo este jueves a los medios de comunicación en el Palacio de Fuensalida. Foto: José Ramón Márquez

TOLEDO.- El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y secretario general de los socialistas en la región, Emiliano García-Page, ha mostrado públicamente su apoyo al preacuerdo entre PSOE y Unidas Podemos para conformar un Gobierno de coalición que desbloquee el escenario político nacional, aunque ha advertido que el nuevo Ejecutivo central  "no puede depender de los independentistas".

En cualquier caso, el jefe del Gobierno castellanomanchego ha señalado que no va tener una posición "ni extremista ni radical" y que una hipotética abstención de los partidos soberanistas en la investidura de Pedro Sánchez como presidente "no es necesariamente depender de ellos", al afirmar que "el PSOE no puede hacerse víctima de los votos que reciba".

Ha agregado que "el problema es el día después", ya que ha considerado que "hay muchas cosas que evidentemente no pueden quedar en manos de un partido independentista o de una minoría", y ha defendido que hay asuntos como la unidad de España que solo se pueden abordar desde "grandes consensos" con la oposición.

En declaraciones a los medios de comunicación en el Palacio de Fuensalida, sede del Gobierno autonómico, García-Page ha señalado que tiene "más interés del que mucha gente puede suponer" en que Sánchez revalide la Presidencia del Gobierno de España y que se consolide la opción del PSOE porque es "la que ha salido refrendada" y "no hay una alternativa".

En este sentido, ha subrayado que su intención es "ayudar de la manera más lealmente constructiva" para que salga adelante.

García-Page ha reclamado así "el desbloqueo del Gobierno sin bloquear la legislatura" y, aunque apoya la declaración de intenciones de PSOE y Unidas Podemos, insiste en que "gobernar tiene que significar que todos podamos mantener el Gobierno y nuestra propia coherencia", pues considera que "no es lo mismo gobernar de pie que de rodillas" ‑en relación a la postura del Estado con los independentistas‑.

Por lo tanto, ha aseverado que apoya la "declaración de intenciones" de PSOE y Podemos al tiempo que ha defendido que se puedan resolver los problemas de Cataluña "hablando políticamente", pero recordando que "no es lo mismo hablar porque no te queda más remedio y te lo exige la otra parte, que hablar con el ánimo interesado y desinteresado al mismo tiempo sin depender de nadie".

PIDE RESPONSABILIDAD A PP Y CS

No obstante, se ha mostrado convencido de que, frente al "sudoku" de escaños del Parlamento, "cabe un entendimiento a distintas bandas y no de bloques", porque a su juicio el Ejecutivo puede entenderse "en una dirección con unos partidos y en otras, con otros". "Hay distintos temas que no necesariamente se tienen que mezclar", ha apostillado.

Así,  preguntado sobre si habría preferido que Sánchez hubiera planteado a Partido Popular y Ciudadanos recibir su abstención para la investidura antes que pactar con Unidas Podemos, el líder autonómico del PSOE ha apuntado que el candidato socialista a la Presidencia del Gobierno ya les ha pedido "que se mojen", pero que durante la campaña y en la noche electoral las dos formaciones de derecha "rompieron peras" sin ni siquiera abrirse a hablar.

Por esta razón reclama a los ‘populares’ y a la formación naranja responsabilidad, "porque lo mismo que toda España entiende un acuerdo en términos sociales con Podemos, todo el mundo entiende que para poder abordar los problemas territoriales, que son de todos, hay que entenderse con mucha más gente".

Cuestionado sobre si hubiera preferido un Gobierno de concentración de PSOE y PP, Page ha señalado que le parece "una quimera e imposible" y que, no obstante, "los grandes asuntos de Estado se pueden hablar independientemente de los sillones del Consejo de Ministros".

Igualmente ha recordado que él gobernó la Junta con la formación morada ‑"porque tampoco me quedó más remedio", ha dicho‑ y ha deseado que "ojalá en España termine el acuerdo con Podemos como terminó en Castilla‑La Mancha" -en las elecciones siguientes a la coalición regional Page obtuvo mayoría absoluta y Podemos se quedó sin representación en el Parlamento autonómico- .

Finalmente, a preguntas de los periodistas Page también ha dicho que "no se queja más de la cuenta" por que el PSOE no haya consultado a los barones sobre este acuerdo porque "ya es costumbre", pero sí ha apostado por que el partido explique a la ciudadanía este "giro" que ha terminado con el pacto con Podemos.

Pese a todo, ha augurado que el Gobierno de coalición se sostendrá en el tiempo porque "no se trata de la fuerza que tengan los que están sino la que tengan los que quieren quitarlos y tienen muy poquita", ha concluido.

Comentarios
x