jueves 17.10.2019
TERCER SECTOR

Page anuncia la creación de una empresa público-privada para gestionar los servicios sociales

  • El presidente del Gobierno regional en funciones insiste en su intención de avanzar en la colaboración mixta y presentará este proyecto durante el debate de investidura que tendrá lugar los días 2 y 3 de julio en las Cortes.
  • Izquierda Unida critica la decisión de impulsar esta compañía semipública y alerta de la "posible privatización" de todo lo referido a mayores, dependientes o grupos de población en riesgo de exclusión social en la región.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, junto al presidente de la mutua Solimat, Humberto Carrasco, y el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, junto al presidente de la mutua Solimat, Humberto Carrasco, y el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz

TOLEDO.- Crear una nueva empresa semipública para la prestación de servicios sociales en colaboración con el Tercer Sector para gestionar los contratos de este ámbito es la propuesta del presidente del Ejecutivo castellano‑manchego en funciones, Emiliano García‑Page, para posibilitar la asunción de "retos del futuro" como el envejecimiento de la población.

Una apuesta por la colaboración público‑privada que, precisaba, se hará "con mucha austeridad" y en alianza con estas entidades sociales que "no nacen para ganar dinero, pero que acaban prestando un servicio público de primer rango".

Aspecto en el que incidirá la futura ley regional del Tercer Sector, subrayaba García-Page, al permitir "pautas de contratación mucho más estables" dentro del sector.

Así lo señalaba el presidente de Castilla-La Mancha en funciones durante su intervención en el acto de conmemoración del 25 aniversario del Hospital San José en Toledo de la mutua Solimat, donde precisaba que presentará este proyecto durante el debate de investidura que tendrá lugar los días 2 y 3 de julio en las Cortes autonómicas.

Escenario en el que García-Page apuntaba que al igual que en la anterior legislatura firmó un acuerdo con empresarios y sindicatos con un eje relativo a la estrategia de seguridad en el trabajo, García-Page se mostraba confiado en que el contexto de estabilidad social y política de la nueva legislatura permita "acelerar el paso" y reforzar las estrategia en este sentido en los últimos años.

Además, advertía de la "paradoja" que supone que en la misma medida en que se recupera el empleo y baja el paro, se produce mayor actividad laboral y como consecuencia de ello también hay "más riesgo" para  la seguridad laboral.

En este punto, celebraba un dato que ha dicho que acababa de conocer y que supone que Castilla-La Mancha ha conseguido, con una reducción del 47 por ciento en los últimos años, la cifra previa a la crisis en lo que a parados de unidades familiares se refiere, volviendo a los parámetros de antes de la crisis.

Por otro lado, con respecto a la mutua Solimat, el presidente regional en funciones destacaba que es una empresa "made in Castilla-La Mancha" y un producto que le gustaría que se pudiera utilizar de "ejemplo en otras muchas cosas".

En este sentido, indicaba que siempre que ha sido atendido en el hospital de Solimat ha recibido un trato eficaz y "sobre todo a escala humana que ya me gustaría, se intenta pero no se consigue siempre, que pudiera ser fácil en todos los servicios públicos", remarcaba.

En la misma línea, el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, felicitaba Solimat y a sus trabajadores, y hacía hincapié en el éxito de la relación de la Administración regional con la mutua, que también ha contribuido, a su juicio, a que la asistencia sanitaria en la región sea "de las mejores del país".

El vicealcalde de Toledo, José Pablo Sabrido, se unía a la misma felicitación a la institución y a sus profesionales "por lo hecho y por lo que va a hacer" y ha indicado que Solimat ha crecido "al mismo ritmo que la ciudad de Toledo y Castilla-La Mancha".

IU CRITICA LA PROPUESTA

Mientras tanto, el anuncio de la creación de esta empresa mixta que se encargaría de gestionar todo lo referido a mayores, dependientes o grupos de población en riesgo de exclusión social no ha dejado indiferente a Izquierda Unida, que a través de un comunicado ha alertado de la "posible privatización" de los servicios sociales en la región.

De esta forma, pese a indicar que las entidades del Tercer Sector son un apoyo fundamental para que las familias vulnerables tengan una ayuda esencial para mejorar sus condiciones de vida, IU ha rechazado la propuesta del presidente de Castilla-La Mancha, pues considera que el Gobierno autonómico es la Administración "competente y responsable" de las políticas que deben hacerse para esos grupos, por lo que si cede su competencia a empresas público‑privadas, "¿qué va a gestionar la Junta", se ha preguntado.

 Al respecto, IU ha expresado que no le "gusta" la decisión del Gobierno regional de externalizar la responsabilidad sobre los más vulnerables de la región y ha lamentado que desde el anuncio de García-Page haya "muchas empresas que están preparando la oferta económica para hacerse con estos servicios".

"Se hará con ellos la oferta más barata, donde pierden los trabajadores y la calidad del servicio", ha augurado la formación liderada por José Ramón Crespo en la región, quien ha asegurado que, pese a que el Gobierno de García-Page ha dicho durante mucho tiempo que cree en los servicios públicos, "IU piensa que no es exactamente así".

De hecho, ha indicado que quiso hacer un hospital de referencia en Castilla-La Mancha -en referencia al de Toledo- y utilizó la fórmula de la privatización a cambio de la concesión de 1.500 millones de euros para las tres empresas que conforman la Unión Temporal de Empresas (UTE).

De igual forma, ha criticado que el Ejecutivo autonómico se gastará más de 240 millones de euros en privatizar el transporte sanitario terrestre para entregárselo a empresas que "han demostrado su falta de sensibilidad en materia laboral, hasta el punto de llevar a la huelga a sus trabajadores".

Además, ha lamentado la externalización del servicio que presta el Centro de la Mujer de Bargas (Toledo) y la no apertura del Hospitalito del Rey en Toledo como residencia para mayores y que la Administración intentara recurrir a la utilización de una entidad para su gestión.

Comentarios
x