Lunes 12.11.2018
BATALLA EN EL PARTIDO POPULAR

El exconsejero de Sanidad de Cospedal la traiciona y se une a la candidatura de Casado

José Ignacio Echániz se posiciona con uno de los principales rivales de la expresidenta de la Junta para dirigir el PP. A nivel regional, pese a que cuenta con el apoyo férreo de la cúpula, las voces críticas contra la exministra no se han hecho esperar.

Casado, junto a Echániz, durante la presentación de los avales de su candidatura. EFE
Casado, junto a Echániz, durante la presentación de los avales de su candidatura. EFE

TOLEDO.- De sobra era conocido que la relación entre María Dolores de Cospedal y el que fuera su consejero de Sanidad en el Gobierno de Castilla-La Mancha la pasada legislatura no atravesaba por su mejor momento, pero esto no ha evitado que la sorpresa haya sido mayúscula al encontrar a José Ignacio Echániz en la presentación de avales de uno de los principales rivales de la albaceteña a la presidencia del PP, Pablo Casado. 

Un gesto que para algunos se entiende como traición hacia quien le mantuvo al frente de la cartera de Sanidad, a pesar de lo criticado y problemático de su gestión, durante cuatro años, pero que en el entorno de Cospedal parece no haber sentado del todo mal, puesto que consideran que más que dañar su candidatura la beneficia. En este sentido, cabe recordar que, tras perder el Gobierno regional en mayo de 2015, parte de las miradas en busca de culpables se dirigieron hacia Echániz, a cuya gestión de la Sanidad se atribuyó la pérdida de un buen número de votos. 

Con quienes sí cuenta Cospedal en esta campaña electoral es con varios exministros y con el respaldo de algunos barones territoriales del PP. Así es con la exministra de Sanidad, Dolors Montserrat, a la que la castellano-manchega ha elegido como portavoz de campaña. Junto a ella también han mostrado su apoyo a la candidatura de Cospedal otros tres exministros como son Juan Ignacio Zoido, Isabel García Tejerina y Rafael Catalá

Nombres de peso en el Partido Popular, al que se suman también varios líderes territoriales del PP como el presidente de los populares en la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido; el de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco; el presidente del PP extremeño, José Antonio Monago, y el secretario general del PP en Galicia, Miguel Tellado

Junto a ellos también han manifestado su respaldo a la candidatura de la exministra de Defensa y hasta ahora secretaria general del PP, la que fuera presidenta del Congreso, Ana Pastor

Paradójicamente, y a pesar de los numerosos apoyos 'con nombre' recibidos, Cospedal presentaba este miércoles sus avales rodeada de militantes anónimos del PP. El próximo sábado iniciará su campaña en Cataluña.

APOYO DE LA CÚPULA CASTELLANOMANCHEGA

Por otra parte, desde Castilla-La Mancha la cúpula de los ‘populares’ asegura que el apoyo de los militantes de la región a María Dolores de Cospedal es "unánime" y confía en que lidere el partido a nivel nacional. 

Así lo aseguraba el portavoz del Grupo Popular en el Parlamento autonómico, Francisco Cañizares, a preguntas de los periodistas sobre si en el PP regional están "todos a una" tras anunciar este martes la presidenta del partido en Castilla-La Mancha y secretaria general de esta formación a nivel nacional que presentará su candidatura para suceder a Mariano Rajoy al frente del PP. 
 
"Las organizaciones son respetuosas con lo que hagan sus afiliados, pero el apoyo de los militantes es unánime a Cospedal", señalaba el dirigente popular, quien ponía como ejemplo el caso de Ciudad Real donde, hasta el momento, no había habido avales a otra candidatura, aunque agregaba: "Todo el mundo tiene la libertad de avalar a quién considere oportuno". 
 
Para Cañizares, la Junta Directiva regional celebrada el martes fue "el foro idóneo" para que la presidenta del PP de Castilla-La Mancha anunciara su candidatura para suceder a Rajoy y, aunque "la decisión fue suya y la comunicó en esa Junta Directiva", reconocía que dirigentes del partido sabían lo que iba a pasar y le mostraron su apoyo "personal y político", ya que habían estado en contacto con ella en los últimos días. 

Un acto en el que Cospedal anunciaba oficialmente su candidatura a la presidencia del partido, que no quedaba exenta de polémica, después de que una bandera franquista se 'colase' en una de las imágenes de la reunión remitida por el propio PP. Un 'fallo' que poco después trataban de subsanar enviando una corrección al envío anterior, en la que ya no se incluía dicha fotografía, a pesar de lo cual fue inevitable que la imagen de María Dolores de Cospedal haciéndose un selfie junto a un conocido abogado toledano en cuyo móvil lucía una pegatina de la bandera franquista. 

TAMBIÉN HAY VOCES CRÍTICAS

Una ‘unanimidad’ que se veía rota después de que diferentes militantes del PP castellano‑manchego hayan alzado la voz contra la exministra de Defensa. Entre las voces críticas está la de Tomás Medina, el que fuera rival de Cospedal para liderar el partido a nivel regional, que en declaraciones a la cadena SER ha manifestado que la dirigente conservadora debería dimitir del cargo autonómico.

Otro de los que representan esta división en el PP a nivel regional es José García Hidalgo, concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Cuenca, que ha confirmado públicamente que no apoyará la candidatura de la expresidenta de la Junta y critica al partido porque "algunas sedes están sólo a disposición de María Dolores de Cospedal".

SIETE CANDIDATOS PARA DIRIGIR EL PP

Anécdotas al margen, se inicia así la carrera hacia la presidencia del Partido Popular en la que, junto a Cospedal y Casado, compiten otros cinco candidatos, entre los que se encuentran dos excompañeros de la presidenta del PP castellano-manchego en el Gobierno de Mariano Rajoy, el exministro de Exteriores José Manuel García Margallo y la exvicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, que será a priori la principal oponente de ambos. 

Junto a ellos aspiran también a presidir el PP el diputado y secretario de Relaciones Internacionales del PP, José Ramón García Hernández; el expresidente de Nuevas Generaciones del PP de la Comunidad Valenciana, José Luis Bayo; y el concejal del PP en La Font de la Figuera (Valencia) Elio Cabanes, quien pidió a Rajoy que se hiciera el 'harakiri' antes de que prosperara la moción de censura de Pedro Sánchez. 

De entre los siete, el próximo 5 de julio deberán salir los dos más votados, que serán los que se disputarán la presidencia del PP en el congreso del 20 y 21 de julio. 

Comentarios
x