Lunes, 23 de Abril de 2018 Actualizado: 03:56 h.

EL PRIVILEGIO DEL 'NIVEL 33'

Ex altos cargos de Cospedal cobran del Estado un sobresueldo suprimido por ellos en Castilla‑La Mancha

Media docena de miembros del Gobierno castellano‑manchego del Partido Popular reciben el 'nivel 33', un polémico complemento salarial que eliminó la Junta bajo su mandato y que no han dudado en reclamar a la Administración central nada más abandonar sus puestos autonómicos.

María Dolores de Cospedal, actual ministra de Defensa y expresidenta castellano‑manchega. EFE/Archivo
María Dolores de Cospedal, actual ministra de Defensa y expresidenta castellano‑manchega. EFE/Archivo

TOLEDO.- El Tribunal Superior de Justicia de Baleares considera que el 'nivel 33' ‑el sustancioso plus económico del que disfrutan los funcionarios públicos que en algún momento de su carrera han ostentado un cargo político durante dos años de forma continuada, o tres a intervalos‑ constituye "una discriminación difícilmente defendible". Un privilegio que "cuestiona un racional gasto público", así como los principios de no discriminación y el de "a igual trabajo igual salario". 

Consideraciones que plantea el alto tribunal balear en una sentencia relativa a la supresión del 'nivel 33' en esta comunidad, en la que se mantuvo en vigor hasta enero de 2016. Su supresión fue anterior en otras regiones españolas, como Castilla-La Mancha, en la que se eliminó en julio de 2012 "con carácter indefinido".  

Un complemento reservado para los funcionarios que pasasen como mínimo dos años en política, que establecía que al volver a su nivel original de funcionario cobrarían un complemento hasta la jubilación, "para igualarlo al valor del complemento de destino que la Ley de Presupuestos del Estado fije anualmente para los directores generales de la Administración del Estado". Una especie de 'derecho reconocido' como recompensa por haber desempeñado un alto cargo en la Administración. 

Un 'privilegio' del que disfrutan los funcionarios de la Administración central, pero no los de Castilla-La Mancha, al ser su supresión una de las medidas adoptadas por el Gobierno de María Dolores de Cospedal. Entonces sus miembros dejaron de cobrarlo, aunque algunos no dudaron en solicitarlo nada más dejar territorio castellano-manchego. 

Así se desprende de la información publicada al respecto por El Confidencial, en la que se señala que 500 expolíticos cobran estos "sobresueldos discriminatorios" de Hacienda ‑un listado obtenido a través de la ley de Transparencia‑, que de media suponen 180 euros al mes y que en conjunto suman una factura de 2 millones anuales. En ese elenco de agraciados con este 'bonus' que supone el 'nivel 33' figuran varios ex altos cargos del Ejecutivo castellano‑manchego que presidía Cospedal, que si bien aplaudieron la medida de su partido mientras tenían despacho en la Junta de Comunidades, no dudaron en pedir el reconocimiento de este 'plus' tras cesar en su cargo

Entre ellos se encuentra el que fuera viceconsejero de Fomento del Ejecutivo del PP, Luis Ques Mena. Abogado del Estado, estuvo al frente de la Viceconsejería hasta septiembre de 2013, cuando, a petición propia, cesaba en el cargo. Una decisión que se hacía pública el día 3 y que veinticuatro horas después se publicaba en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM). Desde el 5 de septiembre de 2013, tan solo un día después de cesar oficialmente como viceconsejero en Castilla-La Mancha, tiene reconocido ese complemento del 'nivel 33'. 

Unos meses después Marta Martín Amigo también dejaba su cargo al frente de la Intervención General de la Junta. Poco más de dos años con esta responsabilidad en la que cesó también a petición propia, tal y como confirmaba el entonces consejero de Hacienda, Arturo Romaní, quien agradeció a Martín Amigo "su esfuerzo, dedicación y profesionalidad" en momentos difíciles como los que se habían vivido. Su cese se publicaba el 15 de noviembre en el DOCM, siendo la fecha de reconocimiento de ese 'nivel 33' el día siguiente. 

También por el Palacio del Nuncio había pasado otro de los funcionarios de la Administración General del Estado que disfruta de este 'plus' mensual, precisamente el antecesor de Romaní, Diego del Valle Aguilar. En su caso ya no estaba en el Gobierno de Castilla-La Mancha cuando el Ejecutivo ‘popular’ incluyó en la disposición decimoctava de su ley 5/2012 de presupuestos que se dejaría de percibir este complemento. Su breve paso por la Junta, donde fue consejero de Hacienda entre junio de 2011 y enero de 2012, fue la antesala de otro nombramiento en el sector público, concretamente en Enresa

Allí llegó como director de la división de Administración en 2012, de la mano de su presidente, Francisco Gil-Ortega, exalcalde de Ciudad Real y senador respaldado por la entonces presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal. Situaba así la dirigente 'popular' a otro 'conocido' en Enresa que, cabe recordar, es la encargada de la gestión de los residuos radioactivos en España e impulsora del cementerio nuclear proyectado en la localidad conquense de Villar de Cañas. 

Poco después Del Valle se encargaría de un nuevo área de dirección, el de Auditoría Interna, cargo del que fue cesado el 10 de febrero de 2015. Unas semanas después, en concreto con fecha 1 de marzo, se le reconocía el controvertido 'nivel 33'. 

Pero no son los únicos ex altos cargos del Gobierno de Cospedal que figuran en este listado. Se encuentran también entre ellos dos directores generales del departamento de Agricultura y Medio Ambiente, dirigido entonces por María Luisa Soriano. Uno de ellos es el que fuera director general de Agricultura y Ganadería, José Tirso Yuste Jordán, cargo que le ha servido precisamente para poder disfrutar del 'nivel 33', tal y como figura en el listado ofrecido por el Gobierno. Un reconocimiento con el que cuenta desde el 17 de julio de 2015, un día después de que el DOCM publicase su cese como director general, y del que antes no se había podido beneficiar al haber sido suprimido en Castilla-La Mancha. Yuste Jordán, que actualmente trabaja para el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, no dudó en solicitarlo al reincorporarse como funcionario. 

Como él otro compañero de Consejería, el que fuera director general de Montes y Espacios Naturales, Javier Gómez-Elvira González, actualmente destinado en el Ministerio de Presidencia y para las Administraciones Públicas, al frente del cual se encuentra la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. El cese de Gómez-Elvira se publicaba en el DOCM una semana más tarde que el de Yuste Jordán, en concreto el 22 de julio de 2015, siéndole reconocido el 'nivel 33' con fecha del día siguiente. 

ELISEO GÓMEZ, DE LA EXTRA AL 'NIVEL 33'

Forma parte de este selecto listado el ex secretario general de la Consejería de Hacienda y funcionario del Cuerpo Superior de Castilla-La Mancha, actualmente subsecretario de Régimen Interior en el Ministerio de Defensa, Eliseo Gómez Velasco, uno de los últimos 'rescatados' por Cospedal para su departamento. 

Gómez Velasco tiene reconocido el 'nivel 33' desde el pasado 25 de julio y desde entonces disfruta de ese complemento en sus retribuciones. En su caso tuvieron que pasar dos años desde su cese como secretario general de Hacienda, publicado en el DOCM el 16 de julio de 2015, para poder acceder al 'bonus'. 

Cabe recordar que Gómez Velasco ha sido precisamente uno de los ex altos cargos del Gobierno del PP que han solicitado la devolución de la paga extra que quitó el Ejecutivo del que formaban parte a los funcionarios de la región en 2012, y ahora les ha sido devuelta. Una pretensión que le negaba el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, al considerar que no tiene derecho a la misma.