Lunes 22.10.2018
VÍDEO | PROTESTA POR LA PLAGA DE CONEJOS

Estalla la tensión entre Policía y agricultores en los exteriores del Parlamento castellano‑manchego

Alrededor de 800 personas se han concentrado este jueves en Toledo para pedir a la Junta que declare la plaga de conejos. Un agricultor de 70 años resultó herido cuando los manifestantes intentaban acceder a las Cortes regionales tras romper el cordón policial.

TOLEDO.- Momentos de máxima tensión los que se han vivido este jueves en las inmediaciones de las Cortes regionales, durante la concentración de agricultores que acudían a la capital castellano‑manchega para exigir a la Junta la declaración de la plaga de conejos debido a las pérdidas que su proliferación está ocasionando en las cosechas.  

Una concentración en la que se han vivido situaciones de incertidumbre y violencia cuando los agricultores han intentado aproximarse a las Cortes, saltándose un primer cordón policial e intentándolo con el segundo, lo que ha hecho que los agentes tuvieran que intervenir. 

Ha sido en esta situación cuando uno de los policías y un agricultor que participaba en la protesta resultaban heridos. Este último era un jubilado, de 70 años, que presentaba una aparatosa herida en la cabeza, por lo que habría sido trasladado al Hospital Virgen de la Salud de Toledo para ser atendido. 

Así lo apuntaba en declaraciones a los periodistas el portavoz de la Plataforma de Agricultores Damnificados por la Plaga de Conejos en La Mancha, Félix Mendoza, aunque posteriormente fuentes de la Delegación del Gobierno apuntaban que el herido se había caído cuando los agricultores intentaban sobrepasar el segundo cordón policial. 

Tensión que también se ha trasladado al discurso político. Así, la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Blanca Fernández, acusaba al PP de "utilizar" a los agricultores y de incitarles a la violencia, al animar a saltar el cordón policial y a hacer "un escrache a las Cortes". 

Consideran en el PSOE que los ‘populares’ se han "echado al monte", instalándose "en la radicalidad más absoluta", de lo cual responsabiliza a la presidenta regional del PP, María Dolores de Cospedal. Una situación que para Fernández constituye "una barbaridad y un escándalo político de primera magnitud". 

Y es que los socialistas podían constatar cómo, desde el propio Convento de Gilitos, los diputados conservadores estaban "arengando" a los manifestantes, animándolos a enfrentarse a los agentes de la Policía Nacional que se guardaban el perímetro de seguridad de las Cortes y saltarse el cordón establecido. Contactos entre los parlamentarios del PP y los agricultores que se habrían producido vía teléfono y whatsapp, precisaba Fernández. 

Una acusación de "manipulación" de los agricultores que desde el PP era rechazada, asegurando la presidenta de su grupo parlamentario, Ana Guarinos, que el desplazamiento hasta Toledo se debía a que el Gobierno se encuentra "de brazos cruzados" mientras pierden sus cosechas. 

Respecto a la acusación de estar incitando a la violencia a los agricultores allí concentrados, Guarinos echaba mano del refranero señalando que "se cree el ladrón que todos son de su condición", y apuntando así que "a lo mejor el PSOE está acostumbrado a montar plataformas para mover masas" y creen que en este caso ‑donde también hay una plataforma por medio‑ se ha hecho lo mismo. 

Lo cierto es que, momentos antes de que empezaran las carreras y quienes encabezaban la protesta decidieran que tenían que acercarse más al Parlamento, aunque fuera contra las indicaciones de las fuerzas del orden, varios diputados del Partido Popular ‑entre ellos la también presidenta de la Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (AMFAR), Lola Merino‑ habían participado en la concentración de los agricultores, atendiendo a la prensa con los manifestantes de fondo

Otro de los parlamentarios del PP que ha participado en la protesta ha sido Antonio Lucas Torres, que ante los manifestantes ha vociferado que "el problema de esta región es que tenemos a un presidente de rodillas ante cuatro 'ecologetas’ de Podemos".

También a caldear los ánimos de los agricultores ha contribuido el hecho de que alguien haya mostrado 'oportunamente', desde la propia sede parlamentaria, una imagen del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. 

EXIGEN MEDIDAS "CONTUNDENTES"  

Al margen del encontronazo político, los agricultores reclamaban la adopción de medidas "contundentes" para terminar con los perjuicios que están ocasionando los conejos. Medidas que, por otra parte, no saben precisar cuáles serían más convenientes y reconocen que ellos están "para trabajar en el campo y no para ser cazadores". 

Y es que desde la Plataforma sitúan el origen del problema no en el conejo autóctono, al que no se oponen, sino en la suelta de 4.000 ejemplares de una especie híbrida que se habría producido, y que está arrasando las cosechas. 

Pérdidas que cifran en cerca de 600 millones, las cuales podrían "multiplicarse por mil" cuando los cultivos leñosos se empiecen a secar, argumentaba Mendoza. 

LAS CORTES RECHAZAN DECLARAR LA PLAGA

Ya en el salón de plenos, el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, avanzaba que se ampliará a este mes de abril la captura de conejos con arma de fuego en las comarcas de emergencia cinegética para frenar la sobrepoblación de esta especie. 

Una medida que apuntaba el consejero durante su intervención en el debate general que se celebraba en las Cortes regionales, presentado por el Grupo Popular, relativo a la declaración de plaga de conejos en Castilla‑La Mancha. 

Martínez Arroyo manifestaba el compromiso del Ejecutivo regional con este asunto y señalaba que, aunque el problema es menor que en la legislatura pasada porque se están tomando medidas, entre la que destacaba la declaración de comarca de emergencia cinegética temporal en 274 municipios de la región. 

Zonas en las que se va a facilitar la captura de conejos con arma de fuego un mes más de lo habitual, extendiéndose así también a este mes de abril. Asimismo, se propondrá a los cazadores que los agricultores titulares de parcelas incluidas en cotos puedan cazar también si les conceden el permiso para ello; se procederá a eliminar cubiertas vegetales para acceder a las madrigueras y se podrá comercializar la carne de conejo fuera del periodo hábil de caza.  

Además, apuntaba el consejero, se están colocando mallas conejeras en los humedales y el próximo 15 de abril se publicará la orden de ayudas para que los agricultores puedan utilizar este recurso en sus explotaciones. 

Por otra parte, y respecto a la petición de declaración de plaga propuesta por el PP, Martínez Arroyo recordaba que no hay un producto autorizado en la Unión Europea para acabar con los conejos y por ello, ha subrayado, nadie declara la plaga. 

Una propuesta que finalmente era rechazada en las Cortes con los 17 votos en contra de PSOE y Podemos.   

Comentarios
x