Lunes 10.12.2018
RELACIONES PSOE‑PODEMOS

Page reduce la presencia de Podemos en su Gobierno a un mero desbloqueo presupuestario

El presidente castellano‑manchego dice que no tiene un pacto de gobierno con la formación morada y asegura que el Ejecutivo bipartito que encabeza funciona "bien, considerando que es solo un acuerdo sobre un presupuesto" y que "no hay más".

El presidente de Castilla‑La Mancha, Emiliano García‑Page, en las Cortes | Archivo
El presidente de Castilla‑La Mancha, Emiliano García‑Page, en las Cortes | Archivo

TOLEDO.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, niega tener un pacto de gobierno con Podemos y asegura que la presencia de varios miembros del partido morado en su Ejecutivo autonómico responde únicamente a un acuerdo presupuestario. 

Así lo señala en una entrevista publicada este lunes por el diario El Mundo, en la que preguntado por el funcionamiento de su Gobierno con Podemos, García-Page señala que "bien, considerando que es solo un acuerdo sobre un presupuesto". 

Una afirmación sobre la que Page es repreguntado ‑recordándole que tiene un vicepresidente, José García Molina, y una consejera, Inmaculada Herranz de la formación morada en su Ejecutivo‑ y ante lo cual subraya que "no es un acuerdo de gobierno".  "Yo tuve un pacto de investidura. Podemos rompió y hoy no lo tenemos", apunta el presidente castellano‑manchego, para quien todo responde a "un acuerdo para desbloquear un presupuesto", el cual "funciona. No hay más"

De este modo, García-Page ofrece su visión sobre el papel que desempeñan los miembros de la formación morada que desde el pasado verano sienta en su Consejo de Gobierno, dejando claro que si están ahí es porque así se pactó para que los dos diputados de Podemos votasen a favor de la aprobación de los Presupuestos de 2017 al segundo intento ‑el primero fue fallido después de que los de Iglesias rompieran sin previo aviso el acuerdo alcanzado con los socialistas‑ y que también ha servido para sacar adelante sin sorpresas ni sobresaltos los Presupuestos de 2018, el pasado 21 de diciembre

COSPEDAL ANTES QUE "UN MONAGUILLO" 

Pero en esta entrevista Page no solo habla de sus 'socios' de Gobierno, sino también de sus oponentes políticos, en concreto sobre quién será su rival en el Partido Popular, y del resultado que espera obtener en las elecciones autonómicas del próximo año. 

Una cita electoral en la que el presidente regional y secretario general de los socialistas castellano-manchegos está convencido de que el PSOE será "el partido más votado", todavía más "si se presenta Cospedal". 

Respecto esta predilección por Cospedal como candidata del PP, cree que "está en la obligación de presentarse", puesto que "se presentó diciendo que se quedaría como jefa de la oposición y en seis meses se fue". Por ello, García-Page considera que "lo razonable y lógico" es que se presente ella como presidenta regional del PP. Y es que, apostilla, "es más honesto presentar a quien manda que a un monaguillo", lanzando así un mensaje a quien se especula podría ser el candidato 'popular' en caso de que María Dolores de Cospedal no repita, su secretario general en el PP castellano-manchego, Vicente Tirado

SIN TEMOR A CIUDADANOS

Y si García-Page no muestra preocupación por su directo rival, tampoco lo demuestra ante la posibilidad de que PP y C's sumaran más diputados tras las próximas autonómicas. Preguntado al respecto, el presidente de Castilla-La Mancha recuerda que "Ciudadanos tuvo motivos fundados para vetar a Cospedal como presidenta del Congreso y eso tiene algo que ver con la huella que dejó en Castilla-La Mancha en solo cuatro años". 

Asimismo, aunque en referencia al ámbito nacional, Page no considera a Ciudadanos una amenaza para el PSOE. Reconoce que la formación naranja les "quita votos, pero muchos más al PP". Calcula así que "por cada tres votos que le resta el PP, le quita uno al PSOE, lo que se compensa con lo que recuperamos de la abstención y de Podemos", especula el socialista. 

No obstante, considera que para afrontar el fenómeno de C's su partido tiene que "evitar dar bandazos". "Se ganan las elecciones cuando se lleva la iniciativa y yo confío más en la capacidad de iniciativa del PSOE que en los errores que cometan los adversarios", sentencia. 

Para Page es "un efecto óptico" el que al emerger Ciudadanos por el centro el PSOE parezca estar escorándose a la izquierda, lo cual podría hacer que "parezca que se toman decisiones por cierto complejo frente a Podemos". Sin embargo, asegura no verlo así "de fondo", puesto que "el PSOE gobierna en el 40 por ciento de los ayuntamientos y en el doble de comunidades que el PP". Y pone como ejemplo su Gobierno: "En Castilla-La Mancha hacemos lo contrario que Cospedal, pero desde la moderación y una posición muy centralizada [sic]", sentencia. 

CATALUÑA Y PEDRO SÁNCHEZ

También en clave nacional García-Page habla en su entrevista de la situación en Cataluña, para la que no cree que la salida a la crisis pase por un gobierno de concentración, algo que no ve "de ninguna manera"; de la unidad de España, que para el presidente castellano-manchego defenderla es "defender más la igualdad de los españoles que nunca", aunque no reconoce el Estado plurinacional que ha llegado a plantear el secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez. 

Sobre la situación interna del PSOE, explica que "hay unidad en lo básico" y que "nadie va a discutir el candidato". Respecto al Comité Federal del 1 de octubre de 2016 dice que se arrepiente "del uso que se hizo" y advierte que habrá cosas que contará "dentro de unos años", aunque adelanta que "mucha gente se sorprendería de quiénes desde la Ejecutiva defendieron la abstención después de las elecciones para permitir el Gobierno del PP y quiénes defendimos otra cosa". 

Comentarios
x