lunes 14.10.2019
FORMACIÓN DE GOBIERNO

Page recomienda a Sánchez no meter a Unidas Podemos en su Gobierno

  • El presidente castellano‑manchego considera que un Ejecutivo monocolor del PSOE es lo mejor para no tener que "mirar de reojo permanentemente" a unos socios de Gobierno y cree se buscarán acuerdos puntuales "a izquierda y a derecha".
  • Pone como ejemplo "apuñalamiento" que sufrió a mitad de legislatura, cuando Podemos votó en contra unos presupuestos previamente acordados, y que después fueron aprobados previa inclusión de dos miembros de dicho partido en la Junta.
El presidente de Castilla-La Mancha y candidato a la reelección, Emiliano García-Page, junto al jefe del Gobierno central, Pedro Sánchez, en campaña. ARCHIVO
El presidente de Castilla-La Mancha y candidato a la reelección, Emiliano García-Page, junto al jefe del Gobierno central, Pedro Sánchez, en campaña. ARCHIVO

TOLEDO.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha desaconsejado a Pedro Sánchez no incluir a Unidas Podemos en su próximo Gobierno para de este modo "no tener que estar mirando de reojo permanentemente".

Desde la propia experiencia de quien a mitad de legislatura se veía obligado a sentar en su Consejo de Gobierno a dos miembros de la formación morada a cambio de sacar adelante unos presupuestos, tras el previo "apuñalamiento" en las Cortes, el socialista García-Page ha recomendado a Sánchez no optar por esa vía.

Así lo señalaba este martes durante una entrevista en la COPE, en la que subrayaba que cuando suceden cosas como aquella, cuando sin avisar los dos diputados de Podemos votaron en contra de las cuentas previamente acordadas, "se rompe un espacio de confianza" entre socios políticos, lo que te lleva a estar "mirando de reojo" permanentemente.

Aunque asegura que su esa presencia de Podemos no le ha influido a la hora de llevar a cabo medidas contempladas en su programa, García-Page sí admite que de haber gobernado en solitario se hubiera ahorrado "muchos disgustos".

Para el presidente del Ejecutivo castellano‑manchego existe una "diferencia abismal" entre tener un gobierno monocolor, en el que todo el mundo se entienda, a uno de coalición en el que existan recelos y dudas.

Y aunque admite que esta situación no tiene por qué darse en un hipotético Gobierno de Sánchez con Pablo Iglesias porque "en Podemos depende del interlocutor", está convencido de que el actual presidente en funciones intentará "llegar a acuerdos a izquierda y derecha", no ya solo con Ciudadanos, sino "también con el Partido Popular en cuestiones de país". De ahí que crea que el PSOE no va a incorporar a su Gobierno a la formación morada.

En su opinión, sería "sensato" que Podemos exigiera un gobierno de coalición en caso de sumar una mayoría parlamentaria con el Partido Socialista, pero en este caso "no es suficiente". No obstante, según señala el barón socialista, el objetivo tiene que ser que los independentistas "pinten lo menos posible".

Por ello para García-Page es "un buen gesto" que se haya resuelto la composición de la Mesa del Congreso con los grandes grupos y "dejando a los extremos fuera".

Considera que el "cambio" que se va a producir en los próximos cuatro años es "el elemento troncal". "Siempre digo que no se circula por los arcenes, sino por la calzada", reivindicaba, recordando así los golpes que le cayeron en el pasado por defender esta posición política.

Respecto a los resultados del próximo 26 de mayo, Emiliano García-Page no se atreve a hacer un pronóstico, ya que los comicios generales del 28A "trastocan las previsiones". En este sentido, apuntaba que desde hace 15 años un 30 por ciento de la población cambia el sentido de su voto en función de las elecciones.

Por otra parte, criticaba en esta línea la reforma de la ley electoral que impuso María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha, al "impedir el paso a las minorías" y "recortar" el número de diputados, dándose así la paradoja de que "si estos partidos entran en el Parlamento, pueden condicionar por completo la gobernabilidad".

Comentarios
x