Martes 18.06.2019
DÍA DE LA REGIÓN

Emiliano García-Page estrena su mayoría absoluta en el Día de Castilla-La Mancha buscando consensos

  • El presidente en funciones del Gobierno regional hace un llamamiento a las diferentes fuerzas políticas de la comunidad para llegar a acuerdos sobre financiación autonómica y defensa del agua en la nueva legislatura.
  • Agradece "de corazón" el respaldo mayoritario recibido en las elecciones del 26 de mayo y se compromete a devolver ese "honor indescriptible" con "más esfuerzo, trabajo y honestidad", siendo "el presidente de todos".
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante su intervención en el acto oficial del Día de la Región. Foto: José Ramón Márquez
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante su intervención en el acto oficial del Día de la Región. Foto: José Ramón Márquez

ALBACETE.-  El presidente en funciones de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha realizado un llamamiento a las fuerzas políticas de la región para llegar a acuerdos y consensos durante la próxima legislatura en materias como la financiación y la gestión de los recursos hídricos, como elementos "clave" para garantizar la igualdad de los ciudadanos.

Así lo ha señalado durante su intervención en el acto institucional que con motivo del Día de Castilla-La Mancha se ha celebrado en el Palacio de Congresos de Albacete, en el que ha hecho entrega de los reconocimientos concedidos por el Gobierno regional a personas y entidades que han destacado por su labor y valores.

Un acto que comenzaba con el inimitable sonido de las tamboradas de Hellín, Tobarra y Agramón, declaradas Patrimonio Inmaterial Cultural de la Humanidad por la Unesco. Redobles con los que tamborileros de las tres localidades marcaban el inicio de la celebración.

Evento en el que García-Page ha apelado a buscar consensos en materias como la financiación, sobre la cual se librará "una batalla decisiva en los próximos años" y en la que es "clave" la necesidad de atender a los ciudadanos "no solo por su número sino por el lugar donde viven", de modo que puedan acceder de manera igualitaria a los mismos servicios. Pero también  en la defensa de los derechos del agua, un recurso que "es de todos en España, también de los ciudadanos de Castilla-La Mancha" y por ello, ha subrayado, "no vamos a renunciar de ninguna manera".

Una llamamiento que hacía en este Día de la Región cuya celebración debe servir para "plantearnos lo que somos", y en Castilla-La Mancha "somos españoles", algo que "aquí no dudamos", ha apuntado.

En este sentido, García-Page ha subrayado cómo las autonomías son "la garantía de que en derechos, servicios o financiación, todos tenemos las mismas oportunidades", y por tanto en Castilla-La Mancha "aspiramos a la misma igualdad". "No hemos nacido para ser más, sino para impedir ser menos", ha apostillado.
Por ello ha defendido el papel de las autonomías para "sumar" y "garantizar la igualdad" en España.

En su opinión "la libertad que nos dimos" con la Constitución de 1978 "no consiste en que no haya límites ni tabiques, en que pueda valer todo", sino que esa libertad debe tener un cauce, "un método" que se traduzca en "pluralidad e igualdad".

Precisamente por ello el principal objetivo de García-Page en esta Autonomía que cumple 36 años es "defender a esta tierra", "no defenderla de España ni de los vecinos de otras autonomías" -ha aclarado el presidente del Ejecutivo-, sino "defender el ambiente de libertad", puesto que los conflictos de intereses que pueden surgir requieren de "representación y canalización".

Es por ello que ha reclamado "lealtad" hacia las instituciones del Estado y hacia "las nuestras". En este sentido ha considerado que "ya está bien" de interpretar la política "en función del nivel de decibelios", en un país que todavía no ha salido de las incertidumbres que genera toda crisis pero que "tiene el derecho de conseguirlo no tardando", de ahí que se necesite "una orquesta que funcione".

"PODEMOS, PUDIMOS Y PODREMOS"

Asimismo, el presidente en funciones de Castilla-La Mancha ha agradecido "de corazón" a toda la región el apoyo mayoritario recibido en las urnas el pasado domingo, lo cual representa "un honor indescriptible" y que tan solo podrá devolver "con un mayor esfuerzo, trabajo y honestidad" durante la próxima legislatura, en la que pretende "seguir atendiendo a convocando a todos".

En este sentido, ha precisado que el contar con mayoría absoluta en el próximo Gobierno, "no significa que todo lo pueda hacer el Gobierno", puesto que "siempre es necesario contar con el máximo posible de gente".

Así, ha incidido en que necesitará "más que nunca" a todo el mundo, empezando por los empresarios y los sindicatos, para "entre todos conseguir que en los próximos cuatro años esta región vuelva a crecer en, al menos, otros 100.000 puestos de trabajo".

Y es que "tengo muy claro que podemos, pudimos y podremos", ha señalado con un cierto toque de ironía, haciendo referencia a quienes han sido los grandes ausentes en esta celebración del Día de Castilla-La Mancha, los miembros de la formación morada en el  Ejecutivo regional, José García Molina e Inmaculada Herranz.

García-Page ha invitado así a celebrar este "día grande" de Castilla-La Mancha y hacerlo como "responsables de fabricar la esperanza" para esta tierra. Y es que, ha insistido, los políticos deben "encarar los problemas, no crearlos". Por ello ha invitado a convertirse en artífices de ese "optimismo" y repartirlo "a la gente que más lo necesita".

Finalizaba su intervención reiterando su compromiso de ser "el presidente de todas y todos", de contar con todo el mundo, pero a su vez serlo "un poco más" de aquellas personas que tienen algún tipo de discapacidad.

Palabras que ha pronunciado el presidente del Ejecutivo castellano-manchego ante un millar de invitados a este acto, entre los que se encontraban el expresidente regional, José Bono, así como varios expresidentes del Parlamento autonómico, como Vicente Tirado, Francisco Pardo y Fernando López Carrasco.

Comentarios
x