miércoles 21.08.2019
ELECCIONES AUTONÓMICAS

Lo que las derechas tienen en común en Castilla-La Mancha (y también con la izquierda)

Los candidatos a la Junta de PSOE, PP, Unidas Podemos, Ciudadanos y Vox se enfrentan este lunes al primer debate organizado por la televisión pública autonómica, en el que tendrán la oportunidad de exponer sus propuestas y rebatir las del adversario, algunas de las cuales no tan distantes de las propias.

Los candidatos Daniel Arias (Vox), Francisco Núñez (PP), Carmen Picazo (Ciudadanos), Emiliano García-Page (PSOE) y José García Molina (Unidas Podemos)
Los candidatos Daniel Arias (Vox), Francisco Núñez (PP), Carmen Picazo (Ciudadanos), Emiliano García-Page (PSOE) y José García Molina (Unidas Podemos)

TOLEDO.- Castilla-La Mancha vive este lunes el primer debate televisado entre los candidatos a la Presidencia de la Junta de Comunidades. Emiliano García-Page (PSOE), Francisco Núñez (PP), José García Molina (Unidas Podemos), Carmen Picazo (Ciudadanos) y Daniel Arias (Vox) han confirmado su participación en este debate a cinco que, por primera vez desde el inicio de sus emisiones en 2001, ha organizado la televisión autonómica.

Una cita en la que los candidatos de las cinco formaciones más votadas en las generales del pasado 28 de abril se verán las caras y tendrán la oportunidad de confrontar programas, ideas y anuncios de última hora.

Programa que en el caso de Vox, formación que apuesta por una disolución del Estado de las autonomías y la centralización, es común para todas las comunidades que eligen este 26 de mayo a sus representantes, al considerar ésta una fase transitoria hacia la devolución de las competencias a un Estado "unitario".

Propuestas y compromisos electorales recogidos ‑la mayoría‑ en los programas elaborados de cara a atraer el voto el próximo domingo. Iniciativas con las que durante las últimas semanas han puesto sobre la mesa cuáles son sus planteamientos  de cara a la próxima legislatura, tratando de diferenciarse del resto de partidos, aunque no siempre con éxito, al ser varias y significativas las coincidencias.

Puntos de encuentro como el que presentan los programas del Partido Popular y Vox en materia fiscal, al contemplar ambas formaciones la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones ‑sin establecer limitación alguna, mientras que desde Ciudadanos proponen eliminarlo para las transmisiones "entre parientes directos" y establecer reducciones "sustanciales" para las realizadas entre parientes más lejanos. Además, la formación naranja promete que "tampoco se pagará nada por la vivienda habitual, empresa o negocio familiar o explotaciones agrarias que se reciban en herencia o donación".

Difieren sin embargo en lo relativo a otros impuestos, ya que mientras los ‘populares’ proponen reducir el de transmisiones patrimoniales al 7 por ciento; el de sociedades situarlo por debajo del 20 por ciento y reducir un 33 por ciento el impuesto de actos jurídicos documentados; desde Vox apuestan por la supresión del impuesto de patrimonio y una rebaja de "al menos el 5 por ciento" en el tramo autonómico del IRPF "para todos". Por su parte, Cs propone reducir el impuesto de actos jurídicos documentados, sin señalar en cuánto, con el objetivo de reducir los costes de firmar una hipoteca.

Coincidencias relativas a rebajas fiscales en las que también se encuentran Vox y el PP al plantear sus propuestas para el sector de la Agricultura y el Medio Rural, defendiendo ambos partidos incentivos y rebajas fiscales especiales para el sector agrícola y ganadero, así como para las industrias que implanten su actividad en el ámbito rural.

Reducción de cargas fiscales también en lo relativo al gasóleo agrícola, que desde el PP proponen rebajar "hasta su desaparición" a lo largo de la legislatura.

Apuestan las tres formaciones por la defensa de la caza como sector estratégico y abogan por su protección, llegando a plantear el PP la declaración como Bien de Interés Cultural de prácticas como la montería, la caza con galgos y la rehala. Por su parte Ciudadanos propone un plan integral de apoyo a la caza y la pesca consensuado con el sector.

Y si en esa defensa de la actividad cinegética son coincidentes PP y Vox, lo son también en la de la tauromaquia, que los primeros proponen "potenciar como seña de identidad de Castilla-La Mancha" y los segundos abogan por la aprobación de una ley autonómica que la proteja. En el programa de la formación naranja, por su parte, no se hace referencia alguna a este punto.

Por su parte, en materia sanitaria, tanto el programa del PP como el de Vox contempla la ampliación del tiempo mínimo de consulta por paciente a 10 minutos, y aunque son coincidentes en la necesidad de dar estabilidad al empleo en este ámbito, mientras que los ‘populares’ proponen "concursos de traslado y ofertas públicas de empleo anuales", desde la formación de ultraderecha abogan por una convocatoria de oposiciones cada dos años. Desde Ciudadanos abogan por una convocatoria anual de oferta pública de empleo, que se resuelva en un plazo máximo de 6 meses.

Otra de las coincidencias programáticas del PP y Vox se encuentra en el apartado relativo a la Educación al defender la “libertad de elección de los padres”, tanto en lo referido al centro ‑como señala expresamente el PP en su programa‑, como al introducir el concepto de preceptiva 'autorización expresa' ante determinado tipo de contenidos a impartir en los centros educativos, como los relativos a la educación afectivo‑sexual.

En su defensa de la enseñanza de la religión católica también coinciden ambas formaciones, los 'populares' proponiendo "garantizar por ley la libre elección de la enseñanza religiosa" y la defensa de la educación concertada, mientras que desde Vox se va un paso más allá y recoge en su programa de forma expresa la exclusión "de la enseñanza del Islam" de las aulas.

Además de ello, tanto el Partido Popular como Vox tienen puntos en común en sus programas en lo relativo a la eliminación de organismos del sector público, ya sea con el ámbito estatal o con el local.

A pesar de ello, desde ambas formaciones se compromete la creación de una nueva Consejería de Familia. Un órgano desde el que gestionar y coordinar las distintas políticas relacionadas con esta materia, entre las que tanto PP como Vox destacan en sus programas medidas de apoyo a la natalidad y la maternidad. Medidas fiscales ‑el PP propone fijar el IRPF a un tipo máximo del 40 por ciento‑, pero también a través de la creación de "centros de apoyo" a la mujer y de "kioskos por la vida", iniciativa esta última contemplada en el programa de Vox.

Mientras tanto, Ciudadanos recoge en su programa autonómico la defensa de una ley de Gestación Subrogada "altruista y garantista", similar a los modelos de Canadá y Reino Unido, señalan.

Pero si en este eje son varias las coincidencias, también hay diferencias significativas. Mientras que el programa del Partido Popular recoge su apuesta decidida "por la defensa de la mujer en una sociedad libre de violencia de género", para lo cual se comprometen a dotar económicamente la ley actual contra la violencia de género para posibilitar así la materialización de sus contenidos, desde la formación de Santiago Abascal se defiende la "sustitución" de la ley de violencia de género por "leyes de violencia doméstica".

Por su parte, desde el partido naranja manifiestan su intención de luchar por la erradicación de la violencia machista, para lo cual proponen una serie de medidas como, por ejemplo, el establecimiento de protocolos de seguimiento específicos para las víctimas que retiren las denuncias.

En el programa electoral de Ciudadanos, que no ha sido publicado en la web del partido hasta este domingo, se encuentran otros puntos coincidentes con los ‘populares’, como son la propuesta de aprobación de una ley regional de Gestión de Emergencias o la puesta en marcha de un programa estratégico contra el fracaso escolar.

COINCIDENCIAS CON LA IZQUIERDA

Pero las coincidencias no son solo en la derecha, sino que también se encuentran puntos en común de los programas de PP y Vox en las propuestas de Unidas Podemos y el Partido Socialista.

En materia económica, por ejemplo, si desde el Partido Popular se apuesta por promover una Estrategia regional de Economía Circular, tanto la coalición formada por Podemos, Izquierda Unida y Equo, como el PSOE y Ciudadanos recogen en sus programas la aprobación de la ley de Economía Circular.

Coincide también Unidas Podemos con el PP, Ciudadanos y Vox en plantear medidas relacionadas con el impuesto de sucesiones y donaciones, aunque en lugar de proponer su supresión como aboga la derecha, compromete bonificaciones a las rentas medias y bajas, eliminando aquellas que no tienen en cuenta la renta ni el patrimonio previo.

Por su parte, en materia fiscal el programa socialista destaca su apuesta por una Hacienda bien gestionada, eficiente y austera que permita prestar adecuadamente los servicios públicos "sin incrementar la presión fiscal".

En materia legislativa las coincidencias de Unidas Podemos con el PSOE son mayores, proponiendo ambas formaciones la aprobación de leyes sobre las que ya se ha trabajado, como la de Bienestar Animal ‑Cs plantea en su lugar una ley de Protección de Animales de Compañía y Mascotas de Castilla‑La Mancha‑ y la del Tercer Sector. En esta última coinciden también con el Partido Popular, al igual que sucede con la ley de Participación Ciudadana ‑recogida en los tres programas y la aprobación de una nueva ley de la Viña y el Vino. Ciudadanos plantea también la definición de una nueva estrategia para el sector vitivinícola y la creación de una Red Interprofesional del Vino de Castilla-La Mancha.

Con Vox comparten Unidas Podemos y los socialistas la propuesta de aprobación de una ley de Mecenazgo, mientras que desde Ciudadanos se refieren al mecenazgo y micromecenazgo como vías de financiación del deporte y de startups.

En este juego de encuentros y desencuentros programáticos, los socialistas a su vez coinciden con el PP y Vox en su defensa de la caza desde sus distintas vertientes; mientras que Unidas Podemos lo hace con las derechas en cuestiones como la adecuación de los tiempos de consulta y la reducción de las listas de espera en materia sanitaria; o medidas sobre las matrículas universitarias, que los ‘populares’ plantean "reducir al máximo" mientras que la coalición de izquierdas apuesta por la gratuidad de las matrículas universitarias, con el objetivo de "facilitar el acceso a los estudios universitarios a los jóvenes de nuestra región, cubriendo el precio de sus créditos aprobados".

Coincidentes todas las fuerzas políticas son en la necesidad de dotar de estabilidad al empleo público, para lo cual plantean la regular convocatoria de ofertas de empleo público, que tanto PSOE como PP consideran que debe ser anual. Por su parte Unidas Podemos no recoge en su documento '100 medidas para gobernar' la polémica propuesta que sí refleja expresamente en su programa con iniciativas europeas para Castilla-La Mancha que han denominado 'Darle la vuelta al mundo', relativa a "priorizar el acceso al empleo público" de las personas nacidas o empadronadas en la región.

En lo que coinciden PP y PSOE es en querer revertir los recortes sufridos en los últimos años, mientras que los ‘populares’ señalan aquellos realizados por Zapatero, los socialistas apuestan por terminar de enmendar los de Cospedal.

Otras cuestiones recurrentes en varios de los programas son la lucha contra el acoso escolar, la importancia de facilitar el relevo generacional en el medio rural y el impulso al sector de las tecnologías de la información y la comunicación como motor de desarrollo.

Por contra, poco se habla de la televisión autonómica, salvo en el de Vox, que se apunta la posibilidad de analizar su explotación privada a través de una concesión y en el del PSOE se menciona al proponer, en el marco de la protección a los festejos taurinos, la dedicación de un espacio temático en la televisión regional dedicado a los toros.

Sí lo hace Ciudadanos, que pretende "despolitizar la Radio Televisión Pública de Castilla-La Mancha", incentivando su "profesionalización" y eliminando "toda subvención superflua o que no responda a criterios estrictos de servicio público".

Por su parte Ciudadanos, Unidas Podemos y el Partido Socialista coinciden al recoger en sus programas la reforma del Estatuto de Autonomía ‑al que ni los 'populares' ni Vox hacen referencia alguna‑, con el objetivo de "actualizarlo", incluyendo en este una reforma de la ley electoral.

Reformas en las que la coalición de izquierdas va un paso más allá, proponiendo además una reforma del Reglamento de las Cortes y la eliminación de "los aforamientos y todo tipo de privilegios y prebendas de los cargos públicos". Supresión de aforamientos por la que también aboga la formación naranja.

Comentarios
x