miércoles 12/8/20
REFORMA LABORAL

El Ejecutivo de García-Page ve "perplejo y preocupado" el acuerdo del PSOE con Bildu

  • El presidente castellanomanchego se ofrece al Gobierno para buscar consensos más amplios para la recuperación económica y social, que no debe pasar por agrandar desigualdades entre unas regiones y otras.
  • Hernando recuerda que para poder defender los consensos también hay que saber "con qué compañeros de viaje se cuenta".
García-Page durante la reunión telemática mantenida hoy junto a miembros de su Gobierno y la alcaldesa de Talavera con la presidenta de ADIF.
García-Page durante la reunión telemática mantenida hoy junto a miembros de su Gobierno y la alcaldesa de Talavera con la presidenta de ADIF.

TOLEDO.- Perplejidad y preocupación, así es que cómo se ha vivido en el seno del Gobierno regional el acuerdo alcanzado por el PSOE nacional con EH-Bildu para derogar la reforma laboral del PP de 2012 a cambio de la abstención de los abertzales para la aprobación de la quinta prórroga del estado de alarma que se votaba este miércoles en el Congreso.

Así lo ha manifestado el consejero de Fomento, Nacho Hernando, preguntado al respecto durante la comparecencia telemática que ha realizado tras la reunión que ha mantenido junto al presidente regional, Emiliano García-Page, el vicerpresidente José Luis Martínez Guijarro y la alcaldesa de Talavera, Agustina García Élez, con la presidenta de ADIF, Isabel Pardo de Vera.

Y es que para Hernando este miércoles fue uno de esos días en los que "nos gustaría poder inventar una máquina del tiempo y cambiar determinadas cuestiones".

En este contexto y tras lamentar el ataque "brutal" sufrido en su vivienda por la socialista Idoia Mendía, a la que trasladaba públicamente el apoyo del Gobierno regional como ya ha hecho también en privado el presidente regional, el consejero de Fomento ha asegurado que en el Ejecutivo regional se ha vivido ese acuerdo con Bildu con perplejidad y preocupación.

Así ha subrayado el convencimiento del Gobierno castellanomanchego de que "para defender los consensos" hace falta también "saber con qué compañeros de viaje se cuenta".

En el caso de Castilla-La Mancha "siempre, desde hace ya muchos años, pero también en estos momentos imprescindibles", han sido y siguen siendo los sindicatos y los empresarios, a los que ahora se suma, a través del pacto que se ha materializado esta misma semana, el partido Ciudadanos en la región.

Algo con lo que ha asegurado no se conforman, por lo que siguen abiertos a que "a ese pacto también se sume el PP".

En este sentido Hernando ha considerado importante que cuando uno tiene dificultades o problemas "pueda mirar a un lado o a otro de la mesa de negociación y ver una mirada cómplice", en lugar de una que "genera perplejidad o preocupación".

No obstante, ha explicado la intención de Castilla-La Mancha de "ser parte de la solución y no del problema", por lo que el presidente regional se ha puesto a disposición del Ejecutivo de Sánchez para buscar consensos más amplios dentro del proceso de reconstrucción económica y social.

Consensos que eviten "agrandar desigualdades" entre las personas que viven en una regiones y en otras, puesto que no se debe olvidar que se trata de "un proyecto común", más aún "ante la gravedad de la situación" derivada de la pandemia.

El consejero de Fomento ha considerado que "bajo ningún concepto" se puede ir a un modelo de "una España enfrentada contra la otra", sino que se debe intentar "unir esfuerzos y generar entendimientos".

Una tarea en la que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, "va a seguir empeñado, porque así creemos que es nuestra vocación de servicio a la ciudadanía".

Comentarios