jueves 22/10/20
VUELTA AL COLE

Educación no descarta retrasar el inicio de curso, si Sanidad lo aconseja

  • La consejera de Educación insiste en que "la intención" es que las clases comiencen el 9 de septiembre, aunque en algunos municipios de Castilla-La Mancha las autoridades sanitarias podrían desaconsejarlo debido a la situación de la pandemia.
  • Rodríguez advierte que "no todas las actividades extraescolares" se podrán llevar a cabo, las de tipo deportivo o que impliquen contacto directo se descartan; mientras que el servicio de comedor se mantiene pudiendo coincidir en un mismo centro dos modelos.
La consejera de Educación, Rosa Ana Rodríguez, durante su intervención telemática del pasado viernes en el Pleno de las Cortes.
La consejera de Educación, Rosa Ana Rodríguez, durante su intervención telemática del pasado viernes en el Pleno de las Cortes.

TOLEDO.- La Consejería de Educación de Castilla-La Mancha ha asegurado que "la intención" es comenzar las clases el 9 de septiembre, aunque ha añadido que si la autoridad sanitaria considera que "no es conveniente" arrancar en determinados municipios, "se harán limitaciones en localidades concretas".

En una entrevista concedida a Castilla-La Mancha Media (CMM), recogida por Efe, la consejera de Educación, Rosa Ana Rodríguez, ha trasladado un mensaje de tranquilidad a la comunidad educativa de cara al inicio del curso escolar y ha valorado que los equipos directivos de los centros "han hecho un trabajo magnífico, de organización, basado en pautas" que se les dieron en las reuniones que la Consejería ha mantenido con las direcciones de todos los centros.

Rodríguez ha subrayado que "la intención" es comenzar las clases presenciales el 9 de septiembre, aunque ha matizado que "si la autoridad sanitaria dice que no es conveniente", se retrasará el inicio y se aplicarán "limitaciones en localidades concretas" si la autoridad sanitaria así lo indica, porque "lo más importante es la salud y la seguridad de las personas que se concitan en un centro educativo".

Asimismo, ha recordado que este lunes estará a disposición de la comunidad educativa una guía educativa-sanitaria, en la que tanto los padres como los docentes podrán conocer los aspectos relacionados con la vuelta a las aulas, en la que se especifica las normas para los usos de los espacios comunes, cuáles son los protocolos para el lavado de manos, cuántas personas puede haber en un aula o los tipos de agrupamientos que hay.

En este sentido, y en cuanto a si habrá actividades extraescolares, la consejera de Educación ha detallado que "no todas las actividades extraescolares se podrán hacer" y, por ejemplo, ha señalado que no podrán desarrollarse las que tengan carácter deportivo o supongan un "contacto directo" entre los alumnos.

Asimismo, ha señalado que, las que se realicen, tendrán que llevarse a cabo con "una serie de condiciones, como la limpieza previa y posterior de espacios, para que cuando vuelva el alumnado al centro, esté limpio".

Y en cuanto a la prestación del servicio de comedor, ha subrayado que se va a mantener, aunque ha precisado que en el mismo centro educativo puede haber "dos modelos de comedor", uno de prestación del servicio de forma presencial en el centro y otro que suponga llevar la comida a casa o hacer uso de distintos espacios, entre otras fórmulas, si bien ha subrayado que el servicio está garantizado.

Rodríguez ha incidido en mandar un "mensaje de tranquilidad" a las familias, porque "los protocolos están tomados" y ha resaltado que éstos se ajustan a las condiciones sanitarias que "tiene que tener un entorno educativo saludable y seguro", ya que se han adoptado en coordinación con las autoridades sanitarias.

"Confíen en los equipos docentes. Van a dejar a sus hijos en las mejores manos", ha subrayado la consejera.

En cuanto al protocolo que se seguirá si se detecta un caso de síntomas de COVID-19 en un aula, ya sea un alumno o un profesor, ha explicado a que a la persona en cuestión se le trasladará a una sala de gestión de casos que se ha determinado en cada centro, se le pondrá una mascarilla y se llamará a la familia, si se trata de un alumno.

Una vez que la familia está informada de que su hijo tiene síntomas compatibles o es probable caso no confirmado, la familia lo debe comunicar al centro de salud, aunque ha añadido que "si es un caso muy grave, se llama al 112" y ha recordado que cada centro educativo está en contacto con un centro de salud.

Si se confirma que es un caso positivo, ha señalado que el caso ya está en manos de las autoridades sanitarias y se puede dar una casuística diferente en cada situación, pues si un alumno ha tenido contactos limitados, con menos alumnos, será el grupo quien se confine, aunque si hay varias clases implicadas, se aislarán varias clases, mientras que si se trata de un contagio más amplio en el centro, podría ser el centro.

Con todo, ha subrayado que será Sanidad quien lo decida, y ha resaltado que "Sanidad está gestionando la pandemia con mano decidida, con criterios de coherencia sanitaria y garantías y también lo va a hacer en el ámbito educativo", ha concluido Rodríguez.

Comentarios