lunes 21/9/20
AL CORRESPONSAL EN BRUSELAS SOLO LE TELEFONEÓ DOS VECES

Las diez llamadas diarias que Nacho Villa hacía a Hong Kong costaron 5.000€ a los contribuyentes

El director de Radio Televisión Castilla-La Mancha durante la legislatura de Cospedal despilfarró unos 4.876 euros en llamadas telefónicas a esta ciudad asiática donde había contratado a una periodista.

Ignacio Villa, director de RTVCM durante el mandato de Cospedal | Foto Archivo
Ignacio Villa, director de RTVCM durante el mandato de Cospedal | Foto Archivo

Nuevo escándalo en la nefasta gestión de Ignacio Villa. Si ayer mismo informábamos de que el alto cargo conservador tenía dos tarjetas opacas con las que gastó 136.000€ en hoteles y restaurantes de lujo, hoy se ha descubierto otro polémico gasto producido durante la gestión del exdirector.

Según las facturas a las que ha tenido acceso Cadena Ser, se trata del coste en las llamadas con la corresponsal que había fichado en Hong Kong, uno de los centros económicos de la República Popular China. En los dos años que tuvo contratada en ese puesto a Ana Pérez Piernas, el antiguo jefe de la cadena la había llamado en 127 ocasiones en 2012 y 173 durante 2013. Todo esto supuso un despilfarro en las arcas del ente autonómico de casi 5000€.

Villa contrató a la corresponsal para informar sobre noticias relacionadas con Asia que pudieran afectar a la región, sobre todo en aspectos económicos. Solo por esto, la periodista llegó a ganar un sueldo bruto incluso mayor que el del propio Villa. De los dos corresponsales que quedaron tras los recortes de Cospedal en la televisión pública, Nacho Villa solo llamó en dos ocasiones al que había en Bruselas, mientras que a Pérez Piernas la telefoneó hasta 300 veces. Como recogen las facturas, había llamadas de hasta 40 minutos, que suponen un coste de 60€. Incluso había días en los que hablaba con ella más de 10 veces.

Las llamadas terminaron en marzo de 2013, cuando Nacho Villa nombró a Pérez Piernas como Adjunta a la Dirección de Informativos de RTVCM. Para realizar su nuevo trabajo, la antigua corresponsal tuvo que viajar a Toledo. Lo curioso es que en su nuevo puesto pasó a cobrar 69.000 euros anuales menos, teniendo un sueldo inferior al de varios directivos de la cadena. Finalmente, acabó abandonando la cadena “por motivos personales”.

Comentarios