jueves 12.12.2019
HAY ESTUDIOS QUE DICEN QUE LOS TERRENOS NO SON APROPIADOS

Denuncian que la ubicación del cementerio nuclear fue por motivos políticos

Todas las organizaciones y movimientos sociales que constituyen la Plataforma Contra el Cementerio Nuclear en Cuenca se han concentrado ante el Consejo de Seguridad Nuclear para rechazar la autorización provisional para construir el ATC.

Denuncian que la ubicación del cementerio nuclear fue por motivos políticos

Varias decenas de vecinos del entorno de Villar de las Cañas (Cuenca), representantes de organizaciones como Ecologistas en Acción, Greenpeace y del partido Equo se han concentrado este lunes ante la sede del Consejo de Seguridad Nuclear para exigir el rechazo a la autorización provisional para construir un cementerio de residuos nucleares (ATC) en la localidad castellano-manchega.

Todos ellos constituyen la Plataforma Contra el Cementerio Nuclear en Cuenca, y se han concentrado ante la institución, precisamente el día en que está previsto que la reunión del pleno del CSN discuta el informe favorable a la autorización previa del emplazamiento de la infraestructura.

En este sentido, según ha explicado Raquel Montón, experta en Energía Nuclear y directora de Proyectos de Greenpeace, la elección del lugar para emplazar el ATC ha sido "puramente política". Montón ha recalcado que el CSN "ha pedido informes previos para esa autorización que todavía no están hechos", por lo que considera que es "realmente grave" que se discuta la cuestión sin tener los resultados.

"No debería ser así. En primer lugar por una cuestión de seguridad nuclear: recibir todos los informes previos antes de tomar una decisión es de sentido común -ha criticado-. Pero es que hay también una cuestión económica: si damos autorizaciones a unos permisos, luego las empresas a las que les asignen los proyectos van a poder reclamar ese dinero a las arcas del Estado".

Por su parte, el portavoz de Ecologistas en Acción e investigador en fusión nuclear del CIEMAT, Francisco Castejón, ha explicado que, en caso de que la autorización provisional se apruebe finalmente, "significaría decir que el emplazamiento para construir el ATC en Villar de Cañas es apropiado".

"Eso contradice todo lo que conocemos y todas las normas de la razón”, ha defendido justo antes de indicar que “hay numerosos estudios que demuestran que el emplazamiento es inadecuado”.

Según ha explicado, el emplazamiento "tiene al menos tres problemas": el primero de ellos, la presencia de un acuífero "muy superficial y muy dinámico" que supone un "peligro de inundación" en la zona y de "extensión de la contaminación", en caso de producirse un escape en el almacén; el segundo, el hecho de que es un terreno "yesífero" en el que se pueden producir oquedades; y, en tercer lugar, la presencia de "arcillas expansivas" que, con la lluvia, aumentan de volumen y modifican el terreno.

Por todo ello, el coportavoz federal de EQUO Juan López Duralde ha reclamado al CSN que "reconozca los problemas que tiene este proyecto" y ha incidido en que el emplazamiento para el ATC "fue designado por motivos políticos, no porque fuera el proyecto más viable".

"No es ni mucho menos el lugar adecuado para la acumulación de residuos radiactivos de alta actividad -ha manifestado- hay que tener en cuenta que estamos hablando de sustancias altamente peligrosas. Son los residuos más peligrosos que generan las centrales nucleares".

Durante la concentración, ha intervenido también Antonio Carrascosa, un vecino de la localidad de Fuentelespino de Haro, a 16 kilómetros de Villar de las Cañas, que ha explicado que la protesta pretende "gastar los últimos cartuchos" para "impedir que se instale en cementerio nuclear en su tierra".

"Consideramos que es un atentado contra Cuenca. No es una cuestión de energía nuclear sí, energía nuclear no. Es de sentido común, porque hay estudios geológicos que dicen que esos terrenos no son apropiados", ha espetado.

Comentarios
x