Domingo 21.10.2018
CONFLICTO EN EL PARTIDO MORADO

La denuncia contra el portavoz de Podemos en las Cortes enfrenta a la cúpula y al círculo toledano

El círculo del partido morado en Toledo carga a través de un comunicado contra Molina y su secretaria de Organización por " vulnerar" la presunción de inocencia de Llorente, críticas que desde la dirección regional tildan de "irresponsabilidad".

El diputado y portavoz de Podemos en el Parlamento regional, David Llorente. Archivo
El diputado y portavoz de Podemos en el Parlamento regional, David Llorente. Archivo

TOLEDO.- El círculo de Podemos en Toledo ha salido en defensa del diputado David Llorente y rechaza "la forma de manejar" los problemas internos por parte de la secretaria regional de Organización, María Díaz, y el propio secretario general, José García Molina, algo que "está ocasionando un perjuicio para el partido". Un extremo que niegan desde la dirección autonómica de la formación morada, desde la que lamentan que estos asuntos se aborden de cara a la opinión pública.

Un enfrentamiento interno que ha estallado debido a las acusaciones de trato "machista" ‑realizadas supuestamente en el ámbito interno del partido, aunque filtradas oportunamente a los medios‑ por parte de un grupo de nueve liberados del partido a nivel regional contra Llorente, que también es el portavoz de Podemos en las Cortes castellano‑manchegas y mantiene una postura crítica con respecto a la entrada en el Gobierno de Emiliano García‑Page.

Tras recabar información al respecto, desde Toledo expresan su "completo desacuerdo" con el modo empleado tanto por Díaz como Molina en la difusión de esta denuncia, así como "la manera en que han gestionado el asunto en sí". 

Consideran que ambos "han acrecentado el problema", en lugar de solucionarlo "consensuadamente", vulnerando, además, "el respeto a la intimidad de la persona liberada que dio origen a la queja", así como "quebrantando el derecho de David Llorente a la presunción de inocencia"

En este sentido detallan cómo tras recibir la queja, la secretaria de Organización "obvió" lo establecido en el documento organizativo en vigor para Podemos en Castilla‑La Mancha, según el cual "los conflictos políticos o de convivencia que pueden surgir de manera natural en cualquier ámbito de trabajo del partido deben intentar resolverse primero por vías políticas y de mediación entre compañeros y compañeras". 

Y es que, recuerdan desde el círculo, se debía primero tratar de resolver el conflicto "de manera dialogada", mientras que lo que se hizo fue darlo a conocer en una reunión del Consejo Ciudadano Autonómico "sin haber reunido previamente a las dos partes ni informado a David Llorente, quien se enteró de la existencia de esa queja en la citada convocatoria". 

QUEJA COLGADA EN UN CHAT NO OFICIAL

Del mismo modo, las bases de Toledo denuncian la "grave imprudencia" cometida por María Díaz al colgar en el chat no oficial de Telegram del Consejo Ciudadano la carta de queja, en la que un grupo de cinco liberadas y cuatro liberados solicita "al órgano que corresponda", que "amoneste" y "reprenda" a Llorente, al tiempo que piden solventar el asunto "de la manera más resuelta y discreta posible". 

Premisas que no se cumplieron según el círculo, pues el asunto no se dirigió al órgano que correspondía, que en todo caso habría sido la propia Secretaría de Organización, como facilitadora de una resolución dialogada al conflicto, o la Comisión de Garantías, de no haber sido posible.

Igualmente critican que tampoco se abordó la cuestión de forma discreta, facilitando que se filtrase el documento a la prensa "al colocarlo a disposición de todos los participantes de un chat compuesto por 38 personas", algunas de las cuales ‑precisan desde Toledo‑ "se han quejado de manera reiterada de las filtraciones ocurridas presuntamente desde ese mismo grupo". 

Al margen de esto, desde el círculo también denuncian las declaraciones realizadas por Díaz a los medios de comunicación, en las que calificaba de "situación grave" las acusaciones que aparecían en la carta, afirmando incluso que "no se puede poner en duda la veracidad de estos hechos". Unas afirmaciones que, "además de vulnerar el derecho de Llorente a la presunción de inocencia, perjudican enormemente la imagen de todo Podemos en la región". 

También consideran como "muy imprudentes" las manifestaciones al respecto efectuadas por el líder regional de Podemos días después de que se publicara la denuncia contra Llorente, dando lugar a titulares que confirmaban una "guerra interna" en Podemos. Declaraciones que avivaron el fuego, "dando herramientas" a quienes quieren "perjudicar la imagen del partido". 

En base a todo ello, el círculo de Podemos en Toledo ha expresado su "desacuerdo" con la manera en que la dirección regional del partido maneja los conflictos con "determinados" cargos públicos u orgánicos y, en particular, con las prácticas "antiestatutarias" que han afectado a dos personas, en referencia al propio David Llorente y al líder de la corriente ‘Imagina Podemos’, Fernando Barredo.

Lamentan que, tanto en un caso como en el otro, "no se hayan usado los cauces reglamentarios para solventar las injustas situaciones que han surgido", por lo que exigen a la cúpula que "no reincida en este tipo de comportamientos que contravienen las normas de Podemos". 

Por último, han urgido a Molina y a Díaz a que "traten de mitigar el daño causado a la imagen pública" de Podemos y hagan declaraciones en prensa que "reconozcan el derecho a la presunción de inocencia de Llorente, y "no den pábulo a especulaciones malintencionadas" de quienes pretendan con ellas "desacreditar" a la organización. 

En caso de no atender esa petición, piden que la secretaria de Organización de Podemos "abandone a la mayor brevedad" su cargo. 

LA DIRECCIÓN REGIONAL RESPONDE

Discurso contrario es el que se defiende desde la dirección castellano‑manchega de la formación morada, cuyo secretario de Comunicación, Julio Pérez, no solo ha asegurado que no se han vulnerado los derechos de Llorente, sino que también ha calificado como una "irresponsabilidad" el abordar esta cuestión en los medios de comunicación.

Señala así que la denuncia está siendo investigada a través de los "cauces orgánicos", ya que la misma fue puesta en conocimiento de la Secretaría de Feminismos y de la Secretaría de Organización a nivel estatal.

En este sentido, ha señalado que no se manejan plazos preestablecidos para su resolución, ya que "es una denuncia de mucha gravedad" y, a su modo de ver, lo importante es que "los resultados sean impecables" en función de los hechos que se determinen que ocurrieron.

En cuanto a la difusión de la queja a través de un grupo de chat y de la filtración a la prensa del escrito firmado por nueve de sus liberados, Pérez no se ha pronunciado. 

Comentarios
x