Lunes 24.09.2018
DEJA LA PRESIDENCIA

Cospedal oficializa su marcha del PP de Castilla‑La Mancha y su 'número dos' se descarta para sucederla

  • La presidenta del Partido Popular castellano-manchego considera que ha llegado el momento de "ceder el testigo" y aunque reconoce lo "duro" de esta decisión, insiste en que lo hace por "lealtad".
  • Su 'número dos', Vicente Tirado, se autodescarta para la sucesión anunciando que no presentará candidatura de cara al Congreso Extraordinario convocado para el 7 de octubre.
María Dolores de Cospedal anunciando su despedida durante la Junta Directiva Regional del PP celebrada este viernes en Toledo. PeriódicoCLM
María Dolores de Cospedal anunciando su despedida durante la Junta Directiva Regional del PP celebrada este viernes en Toledo. PeriódicoCLM

TOLEDO.- La presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha confirmado hoy lo que ya se conocía desde hace días, su adiós a la Presidencia del partido a nivel regional.

Hoy hacía oficial la decisión tomada ya hace semanas, durante la reunión de la Junta Directiva Regional del PP, donde ha reconocido lo difícil que ha sido adoptar esta medida, aunque considera que ha llegado el momento de "ceder el testigo".

Tras más de doce años liderando la formación en Castilla-La Mancha, Cospedal asegura que se marcha "por lealtad", y confía en que el próximo presidente del PP castellano-manchego que salga elegido del Congreso Extraordinario convocado para ello, sea capaz de devolver al Gobierno de la región a los populares.

Un anuncio en el que la albaceteña no ha podido evitar la emoción, al recordar estos doce años al frente del partido. Un periodo en el que ha compatibilizado esta posición con otros cargos, como secretaria general del PP a nivel nacional, presidenta de la Junta de Comunidades y ministra de Defensa, aunque asegura que "la responsabilidad que ha sido lo más importante y lo que más ha llenado mi corazón ha sido ser la presidenta del partido en Castilla-La Mancha".

NO SE OLVIDA DE SUS RIVALES

Pero durante su intervención, la albaceteña no ha querido olvidarse de los oponentes políticos. Así, ha subrayado que “por primera vez en la democracia, gobierna quien perdió las elecciones gracias a un pacto con los marxistas radicales, los independentistas contumaces y los herederos de Bildu”. Un Gobierno nacional que “cuenta con el apoyo de quien por primera vez también gobierna Castilla-La Mancha tras perder unas elecciones y gracias al acuerdo de los radicales de izquierdas”, ha apostillado. 

En este sentido, Cospedal ha recordado que lo que había pasado en ayuntamientos y comunidades autónomas, “pasó también en el Gobierno de la Nación”, puesto que “el PSOE, con tal de acceder al poder, pacta con quien sea, lo que sea”, sin importarles “ni el interés de España ni la voluntad de los españoles”. 

A partir de ahí, ha insistido, “solo les resta hacerse con el control de todas las instituciones e intentar cambiar la leyes, aunque sea de manera fraudulenta, para evitar que hablen o que gobiernen quienes quisieron los españoles”. 

Una situación ante la que considera que el PP tiene una responsabilidad, al ser “el partido más importante de España y de Castilla-La Mancha”, tal y como lo demostraron los “magníficos resultados” obtenidos en las pasadas elecciones municipales y autonómicas, tras las cuales “fueron pactos de perdedores los que nos arrebataron los gobiernos”

En esta línea, ha subrayado cómo su partido ha venido denunciando desde la oposición la actuación de un gobierno “apático, anclado en el pasado, inexistente en los problemas reales y dedicado exclusivamente a colocar amigos y a hacer propaganda”. Una actuación que, según Cospedal, ha llevado a Castilla-La Mancha a situarse “en el deshonroso lugar de ser la que menos crece de toda España, donde menos confianza hay para invertir, para crear empleo, para mirar al futuro”. 

Denuncias que seguirán haciendo “por mucha luz de gas que nos hagan los medios públicos de comunicación y muchos de los privados”, ha recordado la que fuera presidenta de Castilla-La Mancha, quien considera que esta región “no se merece un gobierno incompetente, incumplidor y mentiroso”.  

MIRADA A LA SUCESIÓN

Para Cospedal el futuro presidente del PP de Castilla-La Mancha debe ser una persona “que tenga tanta lealtad a unos principios, ganas de luchar y dedicación” como los que ella ha tenido. 

Reconoce que todo proceso de cambio “produce cierto vértigo”, pero ha asegurado a los populares que el partido a nivel regional está “más que preparado” para asumir “esta transición y para salir reforzados”. 

Un proceso para el que ha pedido “lealtad” entre todos y no dejarse manipular por quienes intentarán ver en este proceso “una oportunidad para dividirnos”.  

Por ello ha pedido a los suyos que antepongan los intereses de partido a cualquier otra cosa, puesto que “si a nuestro partido no le va bien, no le irá bien a ninguno”. Ha insistido así en su petición de mantener el partido “unido y fuerte”, como ella lo ha hecho durante estos años. 

Ahora considera que le toca dar un paso atrás, favoreciendo un cambio “sano, tranquilo y en un momento óptimo para aprovechar el impulso nacional de nuestro partido y de las futuras elecciones electorales”. 

Se ha mostrado así convencida de que ha llegado el fin de una etapa en el camino, siendo lo justo ayudar a quien la sustituya. A ese futuro presidente o presidenta le pide que tenga siempre en cuenta la necesidad de “aprovechar todo el talento”, puesto que ”un partido no se dirige con amiguismos, sino sabiendo quién es mejor en cada momento y para cada puesto”. Le ha pedido así que “mire siempre por la unidad”, puesto que carecer de ella fue la que -según Cospedal- les impidió llegar al Gobierno hasta 2011. 

Entre sus peticiones ha situado también generosidad, rotundidad, exigencia y rigurosidad; así como no caer en conformismos, comodidad o cinismo. 

Así, hablando de futuro, Cospedal se ha mostrado convencida de que el PP tiene ”la gran oportunidad” de devolver a Castilla-La Mancha “un gobierno serio”, “que gobierne para todos y que garantice el futuro de las familias castellano-manchegas". 

Por ello ha arengado a los suyos a concurrir a las próximas elecciones con un programa “ilusionante, realista, que trabaje para la creación de riqueza y empleo en nuestra región y para que la mejora de la calidad de vida vaya acompañada de una situación fiscal” que permita a Castilla-La Mancha ser la región “donde los impuestos menos perjudiquen el crecimiento y más ayuden a las familias de la región”. 

Todo ello, ha insistido, “sin perder de vista los principios en los que creemos”, entre los que ha enumerado la defensa de la familia; una educación de calidad para todos, donde los padres puedan elegir en libertad; una utilización excelente de los servicios públicos y de la inversión para ayudar a los que crean empleo, “y no el gasto para mantener una región llena de entramados de intereses y de pactos de conveniencia a costa del interés real de los ciudadanos”. 

Y con estas premisas, María Dolores de Cospedal se ha mostrado convencida de que el PP ganará las elecciones, como ha venido haciendo “desde hace casi 10 años”. “Ganaremos porque, a diferencia de otros partidos políticos, nosotros sí sabemos ganar y sí sabemos gobernar”, ha apostillado. 

Antes de finalizar su intervención, Cospedal tenía unas palabras de agradecimiento para quienes le han acompañado durante estos años, entre los que ha destacado a su secretario general, Vicente Tirado, “cuya devoción a Castilla la Mancha y a nuestro partido son aún mayores que su enorme visión política y su grandísima humanidad”, ha dicho. 

También ha agradecido el apoyo recibido en los momentos más difíciles, sin reproches desde el PP de Castilla-La Mancha, así como de manera especial a los militantes, sin los que “no somos nada”. 

Asegura que su papel a partir de ahora será “como una más”, “sin estorbar y para sumar, por el mejor partido y la mejor gente”. 

TIRADO SE APARTA

Una despedida ya anunciada, que abre las puertas a la carrera sucesoria en el PP castellano-manchego. Un proceso del que ya se ha descartado el que durante meses se barajó como posible sucesor de Cospedal al frente del PP regional, su 'número dos' y secretario general, Vicente Tirado, quien hoy mismo también ha anunciado que da un paso al lado como su jefa de filas. 

Durante su intervención en la Junta Directiva Regional del PP, que ha sido a puerta cerrada –no como la de Cospedal a la que sí se ha dado acceso a los medios- Tirado ha anunciado que no presentará candidatura a la Presidencia del partido en el próximo Congreso Extraordinario. 

Tirado, que ya es vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP nacional, considera que ha llegado el momento de dejar paso a otras generaciones para liderar el partido a nivel regional.  

En este sentido, ha subrayado que se trata de una decisión “guiada por el interés general” y que junto a ese “paso al lado” en Castilla-La Mancha, también ha llegado el momento de “dar un paso adelante en tareas nacionales”. 

No obstante, insiste en que seguirá trabajando “con la máxima intensidad” para que el PP sea “partido de referencia a nivel nacional y en Castilla-La Mancha”. 

Durante su intervención, ha señalado su intención de seguir trabajando por Castilla-La Mancha, aunque no desde la primera fila.  “No me voy ni dejo Castilla-La Mancha, porque quiero vivir en esta tierra, porque me gusta Castilla-La Mancha por los cuatro costados”, ha sentenciado. 

Comentarios
x