Martes 23.04.2019
ELECCIONES AUTONÓMICAS

Clases de españolidad y toros como marca protegida: el PP de Castilla-La Mancha asume el discurso de Vox

  • El presidente regional de los ‘populares’ y candidato a la Junta, Francisco Núñez, allana un futuro pacto con la formación de extrema derecha que lidera Santiago Abascal y anuncia sus primeros guiños en el programa electoral.
  • Impartir el orgullo patrio en las aulas y crear una marca protegida para los festejos taurinos que facilite su celebración y abarate la tramitación, en las polémicas propuestas.

El líder del PP de Castilla-La Mancha y candidato a la Junta, Francisco Núñez, en el centro de la imagen, junto a dirigentes y afiliados de su partido. Archivo
El líder del PP de Castilla-La Mancha y candidato a la Junta, Francisco Núñez, en el centro de la imagen, junto a dirigentes y afiliados de su partido. Archivo

TOLEDO.- Trabajar en las aulas los "valores de españolidad" y la creación de una "marca protegida" para los festejos taurinos son dos de las propuestas que ha puesto encima de la mesa el presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha y candidato a la Junta de Comunidades, Francisco Núñez, de cara a las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo.

Un Núñez metido plenamente en campaña, a pesar de que aún restan cinco meses para la cita en las urnas, que con estos planteamientos aproxima su discurso a los realizados desde la formación de extrema derecha Vox, que ha arrancado al PP en su acuerdo en Andalucía el blindaje para la tauromaquia, consiguiendo elevar también la radicalidad en torno al discurso del nacionalismo español. Todo ello sin que el dirigente castellano-manchego haya entrado a valorar las negociaciones andaluzas de su partido con el de Santiago Abascal, "al no estar en ellas y desconocerlas", aunque allanando la posibilidad de un pacto en la región entre ambas formaciones tras los comicios.

Así pues, como guiño a Vox, Núñez ya ha prometido de cara a las elecciones autonómicas que, en caso de resultar vencedor, va a trabajar para que "los principios básicos de los españoles y la unidad del país se imparta en las aulas de Castilla-La Mancha y en las de toda España". Lo afirmaba en el transcurso del Comité de Dirección del PP albaceteño celebrado estos últimos días, en el que aseguraba que de llegar a la Junta en el mes de mayo, trasladará al Gobierno central esa propuesta para implementar en los currículos educativos.

"La Constitución española y todo lo que une, vertebra y hace que el conjunto de los ciudadanos estemos orgullosos de ser españoles tiene que ser enseñado e implantado en las aulas", decía Núñez. En ellas quiere que se trabajen "los valores de defender la unidad de España y el aprendizaje de todo el conjunto del Estado", un posicionamiento que pretende que "lidere" Castilla-La Mancha, de modo que los menores castellano‑manchegos "aprendan" que la región "es importante en el conjunto de lo que somos, España".

Para los ‘populares’ la educación, cuyo peso específico es muy significativo en el desarrollo de la región, debe ser "el elemento que nos ayude a conquistar el futuro".

De ahí que su propuesta en materia educativa no quede en esa enseñanza de los valores de españolidad, sino que también asegura que trabajará "por la libertad de educación". Un alegato en defensa de la educación concertada, de modo que "los padres sean quienes elijan cómo y de qué manera quieren educar a sus hijos, y que ningún gobierno, como el que tenemos de Emiliano García-Page y Podemos quiera, desde el radicalismo, dirigir la forma en la que un padre debe educar a sus hijos".

DE LAS AULAS A LAS PLAZAS

Junto a esta propuesta de educación en valores patrios, el candidato ‘popular’ a la Junta también ha lanzado la semana pasada otra de sus iniciativas en caso de llegar a ser presidente de Castilla-La Mancha: la creación de una marca protegida para los festejos taurinos.

Envolviéndose así en el capote de la defensa de la tauromaquia y ante la puerta grande 'Iván Fandiño' de la plaza de toros de Guadalajara, Núñez, quien durante siete años al frente del Ayuntamiento de Almansa ni siquiera intentase modificar la ordenanza que prohíbe expresamente desde 2007 "la celebración de espectáculos en que intervengan toros y demás espectáculos taurinos", ha anunciado su intención de crear una imagen de marca que proteja estos festejos, dada la "importancia que esta actividad tiene para las economías locales y para los ciudadanos".

Una de las medidas que incluirá en su programa electoral, al considerar "fundamental" conservar estos festejos y evitar trabas a los municipios "que puedan poner en riesgo su desarrollo". Y es que lo que se pretende con esta iniciativa no es otra cosa que facilitar la tramitación burocrática y económica "para que sea más sencillo y menos gravoso" para los municipios de la región el celebrar este tipo de espectáculos taurinos.

Una defensa del mundo de los toros bajo el argumento de ser ésta "una actividad que genera empleo y actividad económica", pero también "porque el sentimiento, el ADN del mundo taurino no es algo ocasional que se circunscribe al momento del encierro o del festejo", sino que "es el hilo conductor de la sociología de todo el año".

Por ello cree que una marca regional protegida para estos festejos permitirá "potenciar y promocionar su celebración con ayuda de la Junta".

Una importancia que no debió ver durante sus años al frente del Consistorio almanseño, puesto que durante esas casi dos legislaturas no organizó ni un solo festejo taurino en la localidad, ni tampoco trató de enmendar una ordenanza que fue pionera a nivel nacional en la prohibición de los espectáculos con toros.

Comentarios
x