martes 22.10.2019
ELECCIONES AUTONÓMICAS DE 2019

Ciudadanos ya habla de un pacto de Gobierno en Castilla-La Mancha con el PSOE de Page

  • Desde el partido de Albert Rivera sitúan a los socialistas castellano-manchegos en un "PSOE no sanchista" de carácter "constitucionalista y europeísta", por lo que abren la puerta a llegar a acuerdos con ellos después de los comicios regionales.
  • Emiliano García-Page tampoco oculta desde hace meses su preferencia por una coalición con Ciudadanos si Podemos "sigue insistiendo en defender el derecho de autodeterminación".
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, junto al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en el Palacio de Fuensalida. Foto: Álvaro Ruiz/Archivo
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, junto al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en el Palacio de Fuensalida. Foto: Álvaro Ruiz/Archivo

TOLEDO.- Ciudadanos abre la puerta a un posible pacto de Gobierno en Castilla‑La Mancha con el PSOE de Emiliano García‑Page, si fuera preciso, tras las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo. Una opción que la formación naranja solo contempla con aquellos que comparten con ella el carácter "constitucionalista y europeísta", teniendo cabida en este espacio "el PSOE no sanchista", en el que sitúan a los socialistas castellano‑manchegos.

Así lo manifestaba este lunes el portavoz nacional de Ciudadanos,  Juan Carlos Girauta, quien tras reunirse el Comité Ejecutivo que lidera Albert Rivera afirmaba que después de las elecciones municipales y autonómicas de 2019 su partido priorizará los pactos con el PP y el PSOE, aunque matizando que solamente con los socialistas que compartan su visión de país, como es el caso de la federación que preside Page. Y es que con ellos, aunque "existiendo diferencias de matices, podemos llegar a acuerdos", precisaba.

Girauta se mostraba convencido de que Ciudadanos ha demostrado en los últimos años que puede pactar con ‘populares’ y con socialistas "dependiendo del territorio, el lugar, las circunstancias, las políticas que cada cual ha aplicado e incluso los perfiles políticos de los líderes, su predisposición al entendimiento y si son más o menos sectarios o abiertos".

Y en ese perfil "menos sectario" y dispuesto al entendimiento es donde la figura del líder del PSOE castellano-manchego encajaría para Ciudadanos.

Una formación a la que Emiliano García-Page también ha tendido puentes en los últimos meses, al tener claro que tras los comicios de mayo el partido de Albert Rivera conseguirá representación en el Parlamento autonómico, quizás teniendo también la llave del futuro Gobierno de la Junta de Comunidades.

Así era el pasado mes de noviembre cuando en una entrevista al diario El Mundo, en clave nacional, García-Page se decantaba por una coalición entre PSOE y Ciudadanos para un futuro Gobierno, al considerar que si desde Podemos se "sigue insistiendo en defender el derecho de autodeterminación" sería para él "motivo suficiente para no poder formar Gobierno con ellos".

En esta misma entrevista, García-Page se refería al presidente de la formación naranja señalando que su posición en torno a la Constitución y al modelo de país le parece "muy compatible con el PSOE". A ello añadía que "Rivera podría ser perfectamente del PSOE, al menos del PSOE en el que yo me afilié".

Un guiño a Ciudadanos que no sentaba bien entre los que durante esta legislatura han sido sus socios de Gobierno, primero facilitando su llegada al Palacio de Fuensalida y después entrando a formar parte del Ejecutivo. Así pues, desde Podemos, su secretario regional y vicepresidente segundo del Gobierno, José García Molina,  consideraba que con este mensaje Page había dado a entender que no se siente cómodo con Podemos porque "le exige demasiado" y preferiría seguir "haciendo lo mismo que ha hecho el PSOE todo el tiempo".

También se pronunciaba al respecto la secretaria autonómica de Organización de Podemos, María Díaz, quien advertía al presidente autonómico de que "quien coquetea con Ciudadanos se arriesga a perder un Gobierno".

Un acuerdo al que también se refería en otra entrevista en ese mismo medio García-Page allá por el mes de abril, cuando subrayaba que la entrada de Podemos en el Gobierno regional no respondió a un pacto de Gobierno como tal, sino a un simple "acuerdo para desbloquear un presupuesto".

Y en referencia al mensaje lanzado por Girauta ya se han pronunciado desde el PSOE castellano‑manchego. Concretamente, el diputado regional socialista Fernando Mora ha respondido hoy que "la vocación" de Emiliano García-Page "es entenderse con todo el mundo" porque "su grandeza es gobernar para todos, no solamente para los que le votan".

Según Mora, dirigente cercano al presidente regional, la postura negociadora de Page "facilita las conversaciones con otras fuerzas políticas", y ha sentenciado: "Es evidentemente con Ciudadanos nos entendemos".

Comentarios
x