Lunes 20.05.2019
ELECCIONES AUTONÓMICAS

Cs veta a su portavoz en Castilla-La Mancha para presidir la Junta y posiciona a la candidata de la dirección

  • Orlena de Miguel renuncia a encabezar la lista de Ciudadanos de cara a los comicios regionales a petición del partido.
  • La dirigente castellano‑manchega había manifestado con anterioridad su intención de postularse en el proceso de primarias.
  • Con esta maniobra la cúpula de la formación naranja despeja el camino a la candidata oficialista, Carmen Picazo.
La portavoz de Ciudadanos en Castilla-La Mancha, Orlena de Miguel. ARCHIVO
La portavoz de Ciudadanos en Castilla-La Mancha, Orlena de Miguel. ARCHIVO

TOLEDO.- La carrera hacia las elecciones ya ha comenzado y las distintas formaciones políticas ultiman la confección de sus listas de cara a los comicios del mes de mayo, aunque para ello sea necesario pedir a alguno de los suyos que desista de su intención de acudir al proceso de primarias para dejar vía libre al candidato ya seleccionado por la dirección del partido.

Esto es lo que ha sucedido en Ciudadanos en Castilla-La Mancha, donde la portavoz regional de la formación, Orlena de Miguel, ha anunciado este martes que da "un paso al lado" y renuncia, a petición del partido, a presentarse a las primarias para ser la candidata de la formación naranja a la Junta de Comunidades, a pesar de que había manifestado con anterioridad que sí se iba a postular.

Un paso 'obligado' con el que la dirección del partido abre paso a su candidata, la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Albacete, Carmen Picazo, quien de este modo queda como la candidata oficialista en el proceso exprés de primarias convocado por la formación naranja a nivel regional. Pese a esta maniobra, fuentes del partido han desvelado que se han presentado otras dos candidaturas a la Presidencia de la Junta de Comunidades, si bien se desconocen quiénes son. 

Aunque durante la rueda de prensa ofrecida en Toledo para anunciar su renuncia a las primarias De Miguel ha tratado de desvincular esta decisión del paso al frente dado por Picazo, la que ha sido portavoz de Cs en Castilla-La Mancha desde 2016 no ha ocultado que lo hace porque se lo ha pedido el partido. "Me han pedido que haga otra cosa, y he aceptado igual que en 2016 acepté ser portavoz cuando no lo esperaba", argumentaba.

Una petición de dejar paso a un equipo nuevo, "que continúe el trabajo que hemos hecho", mientras que a ella se le ha ofrecido ocuparse "de otras cosas", aún por ver.

Reconocía no obstante que le hacía "mucha ilusión" seguir trabajando por Castilla-La Mancha como lo ha venido haciendo los últimos tres años, aunque ha asegurado que lo seguirá haciendo "desde otra posición". En su opinión "no importan tanto las personas como el proyecto y los equipos que se puedan hacer".

De Miguel recordaba cómo en 2016 Albert Rivera habló con ella para que fuera portavoz de Castilla-La Mancha, un encargo que aceptó "con mucha humildad" y "con mucho vértigo". Por eso ahora que el partido ha tomado otra decisión, asegura aceptarla "con toda la humildad del mundo", dando así un paso al lado "confiando en que los afiliados serán capaces de decidir quiénes son las mejores personas para continuar liderando este proyecto".

Un trabajo "bastante arduo" el llevado a cabo durante los últimos tres años, en los que ha recorrido miles de kilómetros en Castilla-La Mancha y participado en decenas de reuniones con colectivos de la región para construir "un proyecto muy pegado a la tierra, a Castilla-La Mancha", que tendrá su reflejo en el programa electoral, según ha dicho.

Labor que ha llevado a Orlena de Miguel a "enamorarse" de la comunidad autónoma, una tierra que la acogió hace quince años y que es también, apuntaba, la cuna de sus hijos. Un ámbito personal en el que apuntaba que se abre "otra etapa", una más de las vividas en Ciudadanos, donde ha sido diputada en el Congreso por Guadalajara y portavoz regional.

Una decisión sobre la que aseguraba no haber hablado aún con Picazo, de quien resaltaba el "magnífico" trabajo realizado en el Ayuntamiento de Albacete y su capacidad "para llevar cualquier proyecto adelante".

Sin embargo, y al contrario de lo que ya han hecho otros destacados dirigentes del partido a nivel regional y local, quienes tras conocerse el anuncio de Carmen Picazo de su intención de concurrir a las primarias para ser candidata a la Junta se apresuraban a indicar en las redes el sentido de su voto, De Miguel señalaba que mantedrá "una estricta neutralidad" y no hará público su voto en las primarias.

De momento, la portavoz regional de Ciudadanos aseguraba que seguirá trabajando en la formación naranja "desde donde sea más útil" por Castilla-La Mancha, estando "a total disposición del partido", convencida de que es el mejor proyecto para España y para la región, que ha sido "la gran olvidada por casi todos los partidos durante tantísimas décadas".

Mientras, Carmen Picazo ya ha confirmado a través de sus redes sociales que da un paso al frente. "Con responsabilidad y con enorme ilusión anuncio de manera oficial que participaré en el proceso de primarias para encabezar la candidatura de Ciudadanos a la presidencia de Castilla-La Mancha", ha dicho.

Carmen Picazo, candidata de la dirección en las primarias de Cs a la Presidencia de la Junta. ARCHIVO

La candidata oficialista ha opinado también que la región "necesita un impulso de modernidad y ambición, con un proyecto político sólido, renovador e ilusionante que deje atrás el conformismo de los viejos partidos y abra un nuevo tiempo"

Este 'obligado' paso al lado dado por Orlena de Miguel se suma al movimiento también gestionado por la dirección nacional del partido para situar a su actual portavoz parlamentario, Juan Carlos Girauta, como cabeza de lista al Congreso por Toledo, dejando el número 1 de la candidatura por Barcelona en la que había concurrido en las dos últimas citas electorales. Una decisión con la que se dejaba paso a Inés Arrimadas para dar el salto a la política nacional, ocupando ese puesto de salida de cara al 28-A.

Una designación también la de Girauta sobre la que también se pronunciaba De Miguel, quien explicaba que el portavoz de Ciudadanos en el Congreso "hace tiempo" decidió trasladar su residencia a Toledo "por razones prácticas y también de tranquilidad". Así, como ya estaba ligado a Toledo "lo normal y lo lógico" es que se presente por esta provincia. "Es un toledano nuevo, pero es toledano ya", apostillaba.

En su opinión es "un honor" para Castilla-La Mancha y para Toledo poder tener a Girauta como representante, al igual que le parece "magnífico" que Arrimadas se presente como candidata por Barcelona, ya que es "uno de nuestros grandes valores".

Comentarios
x