miércoles 29.01.2020
NUEVO GOBIERNO

Cs condiciona sus pactos con el PSOE en Castilla-La Mancha a que Page guarde distancias con Sánchez

  • La portavoz parlamentaria de Ciudadanos en la región reconoce que los acuerdos con los socialistas en los ayuntamientos "están funcionando", pero vincula su futuro a la postura que el presidente de la Junta adopte con el jefe de Gobierno español.
  • El PSOE mantiene su decisión "firme" de seguir adelante con estos pactos lo que resta de legislatura, mientras que desde el PP consideran "incongruente" la posición de la formación naranja por no romperlos.
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, junto a la portavoz de Ciudadanos en las Cortes regionales, Carmen Picazo. ARCHIVO
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, junto a la portavoz de Ciudadanos en las Cortes regionales, Carmen Picazo. ARCHIVO

TOLEDO.- Ciudadanos quiere del presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page, "gestos contundentes" con los que se "distancie" del posicionamiento del jefe del Gobierno de España y líder nacional del PSOE, Pedro Sánchez, para que los pactos que ambas formaciones mantienen en numerosos ayuntamientos de la región sigan en pie.

Acuerdos que "están funcionando", tal y como ha reconocido la portavoz de la formación naranja en las Cortes castellanomanchegas, Carmen Picazo, aunque ha anunciado que su partido estará "atento y cauteloso" ante cualquier incumplimiento.

Así lo ha señalado este jueves en rueda de prensa la portavoz parlamentaria de Cs, quien ha indicado que dichos pactos están respondiendo al objetivo por el que fueron firmados, "mejorar la vida de los ciudadanos" en determinados municipios de la comunidad autónoma.

Pactos, cabe recordar, que se suscribieron para tres importantes alcaldías de la región: Albacete, Ciudad Real y Guadalajara. En las dos primeras se establecía un reparto de dos años de gobierno para cada uno de los partidos, empezando la formación naranja en el caso de Albacete y el PSOE en Ciudad Real, mientras que en Guadalajara Ciudadanos permitía un gobierno socialista del que también entraría a formar parte.

Pactos que también se extendían a otra veintena de localidades castellanomanchegas tras las elecciones del 26 de mayo, en función de la situación de cada municipio.

Sin embargo ahora, tras el acuerdo alcanzado por el PSOE con ERC ‑con el que se facilitó también la abstención de Bildu‑ para facilitar la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, desde la formación naranja advierten de que estarán vigilantes respecto a las actuaciones que en este contexto se puedan emprender.

Picazo reaccionaba así al ser preguntada por las palabras del portavoz adjunto de su formación en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, quien durante estos últimos días había cuestionado la continuidad de los pactos con el PSOE tras la formación del nuevo Ejecutivo.

Declaraciones que Bal hacía este pasado martes durante una entrevista en el programa Herrera en COPE, en la que no descartaba la posibilidad de ruptura de los acuerdos suscritos en Castilla-La Mancha. "Firmamos con el señor García-Page un documento en cuyo primer párrafo se decía que iba a apoyar la aplicación del artículo 155 para impedir que se rompiera España", recordaba el portavoz adjunto de Ciudadanos, por lo que ahora ‑aseguraba‑ le pedirán "que sea valiente y que ratifique ese compromiso".

De este modo, dependiendo de la respuesta que dé el socialista "nos plantearemos el futuro de esos acuerdos", sentenciaba.

Un posicionamiento que desde la formación naranja quieren que se produzca de forma oficial y en sede parlamentaria, para lo cual van a plantear en las Cortes de Castilla-La Mancha una iniciativa para que la Cámara se pronuncie en apoyo a los órganos constitucionales y para instar al nuevo Ejecutivo de Sánchez a no realizar concesiones a los grupos independentistas.

Moción que ha anunciado su portavoz, Carmen Picazo, considerando que "privilegiar a las comunidades autónomas de los socios nacionalistas del Gobierno implica despreciar a Castilla-La Mancha", algo que no están dispuestos a permitir.

Por ello pedirán al Parlamento regional que los partidos presentes en la institución ‑PSOE, PP y Cs‑ muestren su apoyo y respeto al ordenamiento jurídico español y a todos los órganos constitucionales, incluida la Jefatura del Estado, y que insten al grupo parlamentario EH‑Bildu para que su portavoz se retracte de las palabras que contra la Corona y la democracia profirió durante el pleno de investidura.

Asimismo, pretenden que las Cortes autonómicas ‑en las que el PSOE tiene mayoría absoluta‑ insten a Sánchez a no crear una mesa de negociación institucional "entre los gobiernos de España y Cataluña", así como a cumplir su promesa de recuperación del delito de referéndum ilegal.

Una propuesta "esencial" ante la que, ha considerado Picazo, "entendemos que todos los grupos votarán a favor".

Este planteamiento llega dos días después de que el Congreso eligiera a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno español, una votación a la que García-Page decidió no acudir, como sí hicieron la mayoría de barones socialistas. Una ausencia, junto a la de Javier Lambán y la de Guillermo Fernández Vara, presidentes de Aragón y Extremadura respectivamente, que se atribuye a su posición crítica respecto al acuerdo que alcanzó el PSOE con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) para que la investidura pudiera salir adelante. 

EL PSOE, "FIRME" PARA SEGUIR CON LOS PACTOS

Y mientras que la formación naranja abre la puerta a una posible ruptura de los pactos de gobierno en los ayuntamientos, desde el Partido Socialista se muestran "firmes" en continuar adelante con ellos.

Así lo señalaba a preguntas de los periodistas la diputada nacional y vicesecretaria general del PSOE de Toledo, Esther Padilla, quien ha coincidido con Picazo en señalar que los pactos "están funcionando bien", están conllevando "la recuperación de derechos y el progreso", tanto en temas económicos que estaban "totalmente parados" en algunos municipios como en materia de empleo, con la recuperación de los plantes que anteriores corporaciones se negaban a solicitar.

Por ello Padilla ha considerado que los pactos "deben seguir adelante", algo que cree también opinan desde Ciudadanos.

EL PP LO VE "INCONGRUENTE"

Sin embargo desde el Partido Popular lo ven de forma completamente distinta y denuncian la "incongruencia" de Ciudadanos por mantener gobiernos en Castilla-La Mancha "con aquellos que critican tan ferozmente", al mismo tiempo que anuncian una iniciativa en las Cortes para pedir a Sánchez que no haga concesiones a los independentistas.

Así lo ha puesto de manifiesto este jueves el senador 'popular' por la provincia de Ciudad Real Francisco Cañizares, a preguntas de los periodistas en rueda de prensa sobre la mencionada iniciativa parlamentaria que va a registrar el grupo de Cs en la Cámara autonómica.

Al mismo tiempo, Cañizares ha recordado que el PP nacional ya avanzó este miércoles una iniciativa que va a llevar a los consistorios "en un sentido parecido, pero con una connotación distinta", sobre la que asegura tienen la intención de aprobarla "en todos los ayuntamientos de Castilla-La Mancha".

"No sé si a Cs le pasará lo mismo, es el problema que tiene", ha señalado el senador del PP refiriéndose al pacto de la formación naranja con el PSOE tras las pasadas elecciones autonómicas y municipales para gobernar en diferentes ayuntamientos de la región añadiendo que les coloca en "una situación complicada".

"Si están tan preocupados por la deriva del PSOE, no sé que hacen apoyando gobiernos socialistas en diputaciones y ayuntamientos de la región, que son claramente de vocación 'sanchista'", ha agregado Cañizares.

Respecto al argumento de Ciudadanos de que los acuerdos en Castilla-La Mancha funcionan bien, el senador conservador ha resaltado que esos pactos no se debieron a que ambas formaciones fuesen "coincidentes en programas electorales".

Ha explicado que fue un acuerdo que se firmó en Madrid entre el entonces líder de la formación naranja, Albert Rivera, y el presidente del Ejecutivo autonómico, Emiliano García-Page, y tenía como objetivos cuestiones que, a su juicio, "nada tenían que ver" con las localidades de la región a los que afectaban.

Comentarios
x