jueves 02.04.2020
EDUCACIÓN

La censura parental que quiere Vox deja en Castilla-La Mancha al PP como su único defensor

  • El cuestionado 'pin parental' que pretende implantar la formación ultraderechista en los centros educativos se ha colado en la agenda política de la región, aunque la Junta de Comunidades ya ha mostrado abiertamente su rechazo.
  • Cs también se opone y anuncia un debate en las Cortes autonómicas sobre esta cuestión, que solo ha sido apoyada por los 'populares', quienes sostienen que el Gobierno central debe “quitar sus manazas de nuestras familias”.
El parlamentario regional de Cs, David Muñoz; la socialista Blanca Fernández, portavoz de la Junta, y la diputada del PP por Toledo, Carmen Riolobos. PeriódicoCLM
El parlamentario regional de Cs, David Muñoz; la socialista Blanca Fernández, portavoz de la Junta, y la diputada del PP por Toledo, Carmen Riolobos. PeriódicoCLM

TOLEDO.- La censura parental llega al debate público de la comunidad autónoma. Después de que Vox consiguiera arrancar a PP y Ciudadanos la implantación del veto a los contenidos curriculares en las escuelas de la Región de Murcia, con el posterior rechazo que mostró el Consejo de Ministros por su posible inconstitucionalidad, tanto los partidos con representación en las Cortes como el propio Gobierno de Castilla-La Mancha se han posicionado sobre el tema.

Controvertida medida denominada como 'pin parental' que consiste en una solicitud dirigida a los directores de los centros educativos para que informen a los padres de los alumnos sobre cualquier materia, charla, taller u otras actividades que afecten a "cuestiones morales socialmente controvertidas" o sobre sexualidad, con el fin de que no les sean impartidas previa "autorización expresa".

Las primeras declaraciones en la regiónllegaron el viernes de la mano de la portavoz de la Junta, Blanca Fernández, que lamentó que el Partido Popular asumiera las posiciones de Vox en materia educativa ‑Pablo Casado ha defendido abiertamente estos días el pin invocando a la Constitución‑, tratando de impedir que “se hable de igualdad, respeto y diversidad” en las aulas.

La consejera de Igualdad consideró “muy triste” que “la ultraderecha haya entrado de lleno a condicionar la política”. Del mismo modo, hizo un alegato a favor de una educación basada “en el respeto y el afecto, muy alejados de un odio que hace mucho daño a la sociedad”.

Este mismo día, el presidente del grupo socialista en las Cortes castellanomanchegas, Fernando Mora, abogaba por educar "en la pluralidad, la convivencia y el entendimiento", asegurando que lo contrario sería ir "a la moralidad totalitaria" de época de "nuestros abuelos", a la que "para nada se puede volver", y recordando a los ‘populares’ que "el liberalismo" también significa "la pluralidad de pensamiento", algo que las sociedades avanzadas aceptan "con normalidad".

Fernández no fue la única voz socialista que rechazó la implantación del veto parental. Este lunes, en rueda de prensa, y respondiendo a las preguntas de los periodistas, la parlamentaria regional Diana López ha afirmado que las leyes educativas “dejan claro que los hijos no son propiedad de los padres, como tampoco lo son del Estado”.

La diputada mostraba así la “oposición frontal” del PSOE a la “adopción del pin parental” y ha considerado que este tipo de asuntos, de alcance nacional, deben debatirse en las Cortes Generales en lugar de la cámara regional.

CS SE DISTANCIA DE SUS COMPAÑEROS MURCIANOS

Y mientras el PSOE aboga por que esta polémica se trate a nivel nacional, desde Ciudadanos ya se ha anunciado la presentación de un debate general en las Cortes de Castilla-La Mancha que aborde el tema, con el objetivo de que se puedan “conocer las posturas de todos los grupos” políticos de la comunidad autónoma. Sobre el “veto” parental, el diputado naranja David Muñoz Zapata ha advertido de que está impulsado por “la extrema derecha”.

La formación liderada por Carmen Picazo ha preferido diferenciarse de la posición favorable de sus compañeros en la Región de Murcia, condenando explícitamente lo que consideran un “ataque a la libertad y la tolerancia”, e incluso, ha centrado sus ataques en el Partido Popular, al que ha acusado de representar las posiciones más extremas en la cámara autonómica.

No obstante, la sucursal regional de Ciudadanos ha criticado lo que considera “la política ideológica de la izquierda” en la escuela pública, y han defendido la implantación de reformas que garanticen una mayor “participación de los padres y madres a través del Consejo Escolar”.

Además, el diputado de Ciudadanos ha recordado que su formación ha presentado distintas iniciativas en las Cortes encaminadas a proteger la igualdad del colectivo LGTBI, principalmente en el medio rural, y ha considerado que la libertad de padres y madres para elegir la educación de los hijos se debe garantizar en la elección del centro educativo.

En este punto, Muñoz ha remarcado que cuando los padres eligen un centro, asumen su proyecto educativo y no tienen que ponerle "trabas" y que Cs no se va a posicionar a favor de una medida que, como ha apuntado, "podría limitar a los niños sentirse como quieren ser".

EL PP, ÚNICO DEFENSOR DE LA MEDIDA

Por su parte, los de Paco Núñez se han quedado solos en la defensa de la censura a los contenidos curriculares de la escuela pública promovida por Vox. Así pues, la diputada popular, Carmen Riolobos, hizo suyas las palabras del presidente nacional de los conservadores, Pablo Casado, y declaró que el Gobierno de España debe “quitar sus manazas de nuestras familias”.

En unos términos que parecían ya desterrados de la política regional, la representante de la vieja guardia del Partido Popular acusó al Ejecutivo de Pedro Sánchez de querer “controlarlo todo” y habló de un supuesto “adoctrinamiento” a los niños de los colegios de Castilla-La Mancha.

El PP solo había usado ese lenguaje previamente al hablar de la hipotética situación de los centros educativos en Cataluña, pero los malos resultados electorales cosechados en la región en los últimos comicios celebrados -tanto nacionales, autonómicos y locales-, así como la irrupción de Vox en el panorama político de la comunidad autónoma, han llevado a los 'populares' castellanomanchegos a posiciones y discursos cada vez más radicalizados.

Comentarios
x