jueves 26/11/20
Advertisement
LA SINISTRALIDAD VENíA DESCENDIENDO DESDE 2007

CCOO y UGT denuncian el incremento de accidentes laborales en CLM

La siniestralidad laboral en Castilla-La Mancha aumentó en 2014 un 4,8% (886 accidentes laborales más) con respecto al año anterior, pese al estancamiento de la afiliación a la Seguridad Social que solamente experimentó un leve repunte del 0,7% (3.267 personas más).

Así lo han explicado esta mañana en rueda de prensa las secretarias regionales de Salud Laboral de CCOO y UGT de Castilla-La Mancha, Raquel Payo e Higinia García, quienes han manifestado su preocupación por este incremento y exigen poner cerco a esta lacra social. Se rompe la tendencia de descenso de la siniestralidad laboral que se venía produciendo en la región desde 2007.

En 2014 se produjeron un total de 19.261 accidentes laborales en la región, 886 más que en 2013, lo que supone un incremento en números absolutos del 4,8%. La tasa de incidencia, esto es los accidentes por cada 100.000 trabajadores, se incrementó un 4,7%, por el prácticamente estancamiento de la población afiliada a la Seguridad Social.

Del total de accidentes, 19.088 fueron leves, 151 graves y 22 mortales. Asimismo, 17.996 se produjeron en jornada de trabajo, un 5,4% más que el año anterior.

En cuanto a los accidentes mortales, 22 trabajadores han fallecido en accidente laboral en 2014, 16 de ellos en jornada (7 en desplazamiento en jornada y 9 en centro de trabajo) y 6 in itinere. Esto sufre un descenso con respecto a 2013 cuando se registraron 28 accidentes mortales.

De estos 22 fallecidos, 13 fueron por causas del tráfico, esto es un 59%, porcentaje que prácticamente duplica al dato nacional (30%).

Con respecto al año anterior, los accidentes laborales mortales relacionados con la seguridad vial se incrementaron casi un 27%. Por ello, CCOO y UGT reclaman una mayor implicación de las empresas y la administración que han de situar la prevención de los accidentes laborales de tráfico entre sus prioridades e impulsar unos y exigir otros la incorporación en sus planes de prevención de riesgos laborales, planes de seguridad vial laboral.

La siniestralidad laboral aumenta en todos los sectores y en todas las provincias. En agricultura sube un 6,2% (mientras que la población afiliada a la Seguridad Social se reduce en un 4,4% con respecto a 2013); en industria sube también un 6,2% (los afiliados aumentan un 1%), en servicios aumenta un 4,8% (sube la afiliación en un 1,7%) y en construcción sube un 1,1% (2,85% afiliados menos).

En cuanto a las provincias destaca el aumento de la siniestralidad laboral en un 11% en la provincia de Albacete y del 9% en la provincia de Cuenca. En números absolutos en Albacete se registraron 321 accidentes laborales más, en Ciudad Real 79 más, en Cuenca 156 más, en Guadalajara 52 más y en Toledo 278 más.

En lo que respecta a las enfermedades profesionales, durante el 2014 se declararon 438 enfermedades, 235 con baja y 203 sin baja, lo que supone un 5,8% más con respecto al 2013. Pese a ello, CCOO y UGT denuncian una vez más que sigue habiendo una infradeclaración de enfermedades profesionales. Castilla-La Mancha destaca entre las comunidades autónomas por el bajísimo número de enfermedades reconocidas como consecuencia de la descoordinación entre los servicios de prevención y las mutuas y, sobre todo, el interés económico de estas últimas.

Por ello, CCOO y UGT reclamamos una “mayor coordinación entre los servicios de prevención del sistema público de salud y las mutuas; que los médicos de atención primaria dispongan de información más detallada sobre el paciente, que conozca su profesión  y pueda diagnosticar una enfermedad profesional, que se potencie la medicina del trabajo en los centros de salud para poder establecer diagnósticos de sospecha de enfermedades profesionales”, afirmó García.

Se está produciendo un cambio en la distribución de las enfermedades profesionales entre sexos, aumentado los casos de mujeres a las que se declara una enfermedad profesional consecuencia del deterioro de sus condiciones de trabajo y de una mayor precariedad, señaló Payo.

La secretaria de Salud Laboral de CCOO CLM alertó de que los datos oficiales hasta noviembre de 2014 sitúan a Castilla-La Mancha, junto con Asturias, como las comunidades autónomas con mayor siniestralidad laboral.

“La consecuencia de la crisis económica, de la precarización de las condiciones de trabajo, la están pagando, con su salud, su vida y su empleo los trabajadores y trabajadoras. La falta de inversión tanto en equipos de trabajo como en medidas de seguridad por parte de los empresarios de CLM han situado a las empresas de nuestra región en una situación de máxima debilidad en materia preventiva, ocasionando un repunte de la accidentalidad laboral”, aseveró.

Accidentes con pérdida de una o varias falanges se están calificando como leves.

Asimismo, Payo denunció “el interés de los empresarios de calificar los accidentes laborales como leves para evitar que sean investigados por la Inspección de Trabajo, y puso como ejemplo que un accidente con pérdida de una o varias falanges lo están calificando como leve. Cuando se produce un accidente laboral es el empresario el que rellena un parte en el que lo califica como leve, grave o mortal. La Inspección sólo investiga los graves y mortales. De ahí que en la región haya un elevado número de accidentes leves con respecto a otras comunidades.

CCOO y UGT estamos “muy preocupados por el incremento del índice de siniestralidad laboral y exigimos que se ponga cerco a esta lacra social”. Pedimos que haya un mayor compromiso por parte de los empresarios y la administración en el cumplimiento de la normativa en materia de seguridad y salud laboral y una mayor vigilancia y control en el cumplimiento de la ley por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, concluyó García.

Comentarios