viernes 18/9/20
CUMBRE AUTONÓMICA

Las dos Castillas y Madrid acuerdan reforzar su cooperación y compartir información diaria sobre el virus

  • Apuestan por homogeneizar la normativa epidemiológica y sanitaria, y anuncian un esfuerzo "extraordinario" en materia de información "metodológica y sistematizada" sobre la influencia de la COVID-19 en este inicio del curso escolar.
  • El jefe del Ejecutivo castellanomanchego, Emiliano García-Page, subraya la importancia de contar con un plan sobre lo que necesitará España una vez superada la crisis sanitaria, de modo que "cuando lleguen los vientos de recuperación, nos pillen con las velas desplegadas".
Junto a los tres presidentes autonómicos han participado en la reunión los consejeros de Sanidad y Educación.
Junto a los tres presidentes autonómicos han participado en la reunión los consejeros de Sanidad y Educación.

TOLEDO.- Castilla-La Mancha, la Comunidad de Madrid y Castilla y León van a reforzar los mecanismos de cooperación y coordinación existentes, homogeneizar la normativa epidemiológica y sanitaria, compartir estudios sobre la influencia del virus, así como realizar "un esfuerzo extraordinario" en materia de información "diaria, metodológica y sistematizada" en relación al curso escolar, "sobre todo en los primeros momentos".

Así lo han acordado los presidentes de las tres comunidades autónomas, Emiliano García-Page, Isabel Díaz Ayuso y Alfonso Fernández Mañueco, durante la reunión que han mantenido en en la sede de la Presidencia del Gobierno madrileño, en la Real Casa de Correos de la capital de España.

Y es que además de la parte "simbólica" de esta reunión, García-Page ha querido destacar todo lo que comparten estas tres comunidades autónomas, entre ello "la conciencia de país" y "considerar el estado de las autonomías una parte de la solución y la modernización" del país.

Elementos en común entre las dos Castillas, autonomías "enormemente extensas", y Madrid, la capital de España, lo cual "condiciona e irradia todo", tanto lo positivo como lo negativo, que también "lo transmite", ha apostillado García-Page.

"Formamos parte de ese área centro, que significa compartir muchas cosas", ha insistido, algo que es "inevitable e imprescindible".

Más aún en un momento como el actual, en el que a pesar de que "no estamos en marzo" -ha precisado García-Page-, "el virus sigue siendo el mismo y no nos podemos relajar".

Por ello para el jefe del Ejecutivo castellanomanchego se debe actuar con responsabilidad, pero "combinándola con la normalidad".

En este sentido ha considerado que "nos tenemos que creer en serio, todos, que estamos en un escenario de nueva normalidad", con todo lo que ello implica en cuanto a mascarillas, gel hidroalcohólico y distancia social, "en tanto que haya una solución científica", de modo que no solo se trate de "minimizar los daños", sino de "estar preparados" para cuando haya vacuna.

Así, ha destacado la importancia de contar con un plan sobre "todo lo que necesitaremos en España", de modo que "cuando lleguen los vientos de recuperación, nos pille con las velas desplegadas".

Algo para lo que es importante apostar por que el inicio del curso escolar en España sea "normal, dentro de las condiciones que tenemos hoy",  puesto que "nos jugamos nuestra propia viabilidad".

Ha vuelto a advertir así que "si no somos capaces de poner en marcha" este curso, significaría "estar a las puertas del confinamiento general".

Pero además de esta declaración de intenciones, García-Page ha adelantado la puesta en marcha de "muchas otras acciones concretas" que verán la luz en las próximas semanas, fruto de la cooperación entre los responsables de Sanidad y Educación de las tres comunidades, que hoy también han participado en la cumbre a tres bandas.

En este sentido ha querido precisar que con este encuentro y acuerdos "no estamos haciendo ningún frente autonómico" puesto que "somos españoles antes que cualquier otra cosa".

Por su parte el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha recordado que "en la lucha contra el virus no hay fronteras, ni colores políticos", como tampoco "hay lugar para las disputas".

Así ha señalado que el objetivo compartido es "no llegar" a los "duros, difíciles y complicados" momentos vividos entre los meses de febrero y marzo, para lo que se apuesta por tomar decisiones conjuntas, lo cual permitirá "tener más eficacia e impedir la expansión del virus entre nuestras comunidades autónomas".

Del mismo modo ha querido lanzar un mensaje de "serenidad y seguridad" ante el inicio del nuevo curso escolar, al tiempo que ha defendido que "no hay mejor manera de garantizar la igualdad" que apostando por la presencialidad.

Un contexto educativo en el que, por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha señalado también entre los acuerdos alcanzados que se facilitará el intercambio de prácticas para los alumnos de Formación Profesional entre empresas de las tres comunidades autónomas, después de que la pandemia haya perjudicado la celebración de dichas prácticas.

Comentarios