Miércoles 26.09.2018
ANTEPROYECTO DE LEY

Castilla-La Mancha marca el camino contra la violencia machista

La pionera Ley para una Sociedad Libre de Violencia de Género contempla por primera vez delitos como el feminicidio, la trata, el matrimonio forzado y el acoso sexual en el trabajo o redes sociales. También incrementa las ayudas a huérfanos y mujeres víctimas.

García-Page junto a Araceli Martínez, en la presentación de la ley | Foto: José Márquez
García-Page junto a Araceli Martínez, en la presentación de la ley | Foto: José Márquez

TOLEDO.- Castilla-La Mancha vuelve a situarse a la vanguardia en materia de lucha contra la violencia de género y ultima su Ley para una Sociedad Libre de Violencia de Género. El Consejo de Gobierno ha tomado en consideración este lunes el anteproyecto, que extiende el radio de acción de la normativa ya existente, con un incremento de las ayudas para hijos, huérfanos y mujeres víctimas de maltrato.  Además, la nueva normativa califica como víctimas a las madres de hijos asesinados por sus parejas o exparejas; e incluye delitos como el feminicidio,  la trata de mujeres, la explotación sexual, la violencia sexual contra las mujeres, el matrimonio forzado a menores, la mutilación genital femenina, el acoso sexual en el trabajo o la violencia contra la mujer a través de redes sociales.

Una iniciativa con la que Castilla-La Mancha pretende dotarse de la ley más avanzada y exigente en la lucha contra la violencia de género, contando además con el aval de haber sido la normativa más participada de toda la historia de la región

El texto, que ahora será remitido al Consejo Consultivo, como paso previo a su aprobación definitiva por parte del Ejecutivo regional, iniciará posteriormente su tramitación parlamentaria, en la que el presidente autonómico, Emiliano García-Page, espera contar con el apoyo unánime de todos los grupos parlamentarios. 

Así lo manifestaba durante una rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, en la que ha destacado el carácter "trascendental" de esta ley, al "atacar de raíz" las dos tendencias humanas que "a su vez menos humanos nos hacen", el uso de la fuerza para imponerse y la desigualdad. 

Y es que si las políticas de lucha contra la violencia machista "nacieron en Castilla-La Mancha", esta nueva ley que vuelve a situar a Castilla-La Mancha a la cabeza del estímulo, la sensibilización y el cambio de políticas relacionadas con la violencia de género. 

En este sentido García-Page recordaba que Castilla-La Mancha fue la primera en plantear en España la lucha contra la violencia machista. Algo que "costó sus años" que se trasladara al conjunto del país, y en lo que tuvo especial trascendencia el esfuerzo del presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, el cual "agradecemos". 

Desde entonces, han sido muchas las administraciones que han planteado la lucha contra "esta lacra" como un objetivo "de todos". 

Ahora desde Castilla-La Mancha con esta nueva ley, se da un paso más. Una norma que es consecuencia "de la experiencia meticulosa" de años de gestión de la primera ley existente en Europa sobre la materia. Una ley que "recoge una casuística más amplia, pormenorizada y sensible", ha destacado García-Page, al hablar por primera vez de "los hijos de la violencia machista". 

Este anteproyecto de ley, del que se dará traslado al Consejo Consultivo y tras su aprobación definitiva pasará a tramitación parlamentaria, extiende el colectivo de personas amparadas por la legislación, empezando por las madres de los menores que son asesinados para hacer daño a su pareja o expareja, y que hasta ahora "paradójicamente, no eran objeto de legislación". 

Asimismo, el presidente castellano-manchego ha querido subrayar que "no es una ley para la galería", sino que se trata de una norma "muy participada", a la que se han hecho numerosas aportaciones al proyecto en cuya aprobación espera y desea contar con la unanimidad de los grupos parlamentarios. 

No obstante, García-Page dejaba claro que, aunque se ha ganado mucho terreno en la lucha contra la violencia de género, no se debe pensar que es una meta fija, puesto que esa tendencia humana "nos obligará permanentemente a estar cultivando valores y principios de igualdad en todos los ámbitos". 

Esta nueva ley será "un avance tremendo", pero está claro que tampoco será la última al respecto. 

RECHAZO AL SILENCIO FRENTE A LO INCOMPRENSIBLE

En este sentido, Page ha apuntado que, como resulta evidente en los últimos días, esa tendencia humana "a veces aflora" en el ejercicio de la profesión. Algo que se ha visto reflejado en la sentencia contra 'la Manada', una decisión "absolutamente incomprensible" ante la que Castilla-La Mancha también se ha movilizado y sobre la que su presidente está convencido de que se va a "corregir" desde el propio sistema judicial. 

Para Emiliano García-Page es "compatible" respetar las decisiones de los jueces y opinar sobre ellas, puesto que "el acatamiento de las normas no supone el silencio ante decisiones que son contra natura, además de moral, jurídicamente", ha precisado. Considera por ello que la "alarma" generada en la sociedad española es razonable, y aunque dice entender las llamadas a la responsabilidad y el respeto a las situaciones, asegura que "el silencio es lo más irrespetuoso que hay cuando una sociedad clama".  

El presidente del Ejecutivo regional está convencido de que "habrá una rectificación vía recurso", puesto que "el error es una condición humana, y no está libre de ello ni siquiera un juez". 

Una polémica sentencia a la que también hacía referencia la viceconsejera y directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, para quien demuestra que "todavía no es suficiente" lo que se ha hecho en materia de género, y que una ley como la que ahora propone Castilla-La Mancha "es necesaria". 

95 POR CIENTO YA EN MARCHA

En este sentido, Martínez ha sido la encargada de desgranar las principales líneas de esta nueva ley, que nace con el 95 por ciento de las medidas necesarias para su desarrollo "ya en marcha", con consignación y consolidación presupuestaria. 

Un nivel de desarrollo "muy avanzado" de esta ley que, por primera vez, reconocerá como víctimas de violencia de género a las mujeres cuyos hijos hayan sido asesinados por sus parejas o exparejas con la única intención de hacerlas daño. Además, a partir de su aprobación se considerarán formas de violencia tanto la física, como la psicológica, la sexual, la ambiental, la verbal, la simbólica y la económica. 

Entre los pasos que ya se han dado, la directora del Instituto de la Mujer destacaba la estrategia de sensibilización, concienciación y prevención de la violencia machista, puesto que "cuanto menor sea la desigualdad por razón de género, también lo será la violencia de género". 

Asimismo, apuntaba los avances realizados en materia de formación, la recuperación de la escuela de pensamiento feminista, la firma de convenios para una sociedad libre de violencia de género con empresas y con la Inspección de Trabajo, las medidas de discriminación positiva en el medio rural, y el haber duplicado las ayudas directas a las víctimas de violencia, entre otras. 

En este sentido, Martínez destacaba los nuevos recursos que se han generado a lo largo de esta legislatura, y que se complementarán con un nuevo recurso especializado de atención a las víctimas de agresiones sexuales, en materia psicológica y jurídica. Un recurso que, en colaboración con los centros de la mujer, permitirá ofrecer una mejor atención a las víctimas. 

Una labor que se ve complementada con la educación afectivo-sexual necesaria para prevenir las violencias sexuales, y en la cual Castilla-La Mancha también fue pionera, al poner en marcha la primera campaña para prevenir de raíz las violaciones en cita. En este sentido, Martínez recordaba la iniciativa "Sin un sí, es un no" impulsada desde Castilla-La Mancha con este objetivo. 

Con la entrada en vigor de esta nueva ley, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ejercerá también la acción popular, pidiendo la retirada de la patria potestad para quienes asesinen a la madre de sus hijos, al considerar que estas personas no son las "adecuadas" para la crianza de un niño. 

Además, tendrán acceso preferente a la vivienda las personas que ostenten la guardia y custodia de los huérfanos por violencia de género; y se garantizará por ley una asistencia psicológica especializada para los menores y para familiares hasta segundo grado en caso de homicidio. 

Por otra parte, tras la aprobación de la ley, se aplicará un decreto, ya redactado, por el que se establecerá una ayuda directa y pago único a las personas en situación de dependencia que convivieran con una víctima mortal de la violencia de género.  

Medidas estas últimas que forman parte de ese 5 por ciento restante de iniciativas que restan por poner en marcha. 

Comentarios
x