miércoles 2/12/20
Advertisement
COVID-19

Castilla-La Mancha mantiene la recomendación de no celebrar fiestas populares ni encierros

  • El DOCM publica hoy el decreto que revisa las medidas de la transición a la nueva normalidad, en el que se sigue recomendando que no se organicen fiestas, verbenas o eventos populares, así como tampoco festejos taurinos por el campo o encierros en vías públicas.
  • Se introducen medidas específicas para los centros de formación no reglada, y se detallan obligaciones y recomendaciones para aquellos dedicados a la enseñanza de danza y música.
Carrizosa ha sido una de las últimas en anunciar la cancelación de sus fiestas previstas para agosto.
Carrizosa ha sido una de las últimas en anunciar la cancelación de sus fiestas previstas para agosto.
Advertisement

TOLEDO.- La recomendación de no celebrar fiestas patronales, verbenas, procesiones o encierros debido a la pandemia de COVID-19 se mantiene en Castilla-La Mancha. Una vez revisado el decreto que recogía el plan de transición hacia la nueva normalidad, desde el Gobierno regional se ha optado por mantener vigentes estas recomendaciones así como introducir nuevas especificaciones para sectores concretos.

Así lo recoge el decreto publicado hoy en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) por el que se modifica el aprobado el pasado 19 de junio por el Ejecutivo autonómico sobre medidas de prevención necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 una vez superada la fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad. 

Modificaciones que responden a los principios de necesidad y eficacia, dado el interés general en el que se fundamentan las medidas que se establecen, al tener como fin último la protección de la salud de la población, siendo el instrumento más adecuado para garantizar su consecución.

Asimismo se considera proporcional al contener la regulación "imprescindible" para la consecución de dicho objetivo, ya que las medidas reguladas resultan "proporcionadas al bien público que se trata de proteger".

En lo que respecta al principio de seguridad jurídica, señala el decreto que se recoge de manera coherente al resto del ordenamiento jurídico; mientras que el principio de eficiencia queda plasmado al no imponer cargas administrativas que no estén justificadas para la consecución de sus fines.

Un decreto con cuya publicación en el DOCM entran en vigor las medidas propuestas por la Consejería de Sanidad y deliberadas por el Consejo de Gobierno en su reunión del 14 de julio. Tras ella, cabe recordar, el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, adelantaba la prolongación sine die de lo contemplado en el decreto 

Un decreto por el que se mantiene vigente la recomendación de "no celebrar fiestas, verbenas y otros eventos populares". Una recomendación que podrá ser objeto de revisión en función de la evolución de la situación epidemiológica y sanitaria.

Aunque son numerosos los pueblos y ciudades de la región que ya han cancelado sus fiestas para los próximos meses, todavía hay localidades que las mantienen programadas e incluso celebran en estos días.

Para quienes han optado por mantenerlas, el decreto recoge que en el caso de organizarse actividades festivas, culturales, religiosas o gastronómicas, "tales como verbenas, procesiones o comidas populares", precisa el texto, el organizador deberá contar con un plan de contingencia que "garantice el cumplimiento de las medidas previstas" en los puntos 1 y 4 del artículo 5 del decreto del 19 de junio.

De este modo, los organizadores tendrán que garantizar que todos los ciudadanos adopten las medidas necesarias para evitar la generación de riesgos de propagación de la COVID-19, así como la exposición a la misma. Para ello se deberán mantener la distancia de seguridad interpersonal de al menos un metro y medio, el uso de mascarilla higiénica cuando no esté garantizado el poder mantener las distancias y obligatorio en espacios cerrados.

También deberán garantizar acceso a sistemas de prevención y protección de higiene de manos; se dará preferencia a las actividades al aire libre y de poca duración, y se adoptarán medidas de aislamiento y comunicación con los servicios de salud tan pronto como se detecten síntomas compatibles con la COVID-19.

Del mismo modo, no se podrá superar el 75 por ciento del aforo máximo permitido o, en caso de actividades al aire libre, cuatro metros cuadrados de superficie por cada persona.

En el caso de los festejos taurinos populares por el campo o encierros en las vías públicas, el decreto recoge la recomendación de no celebrarlos para "poder conseguir una adecuada vigilancia previa sobre la evolución de la epidemia".

Una recomendación que podrá ser revisada también en función de la situación epidemiológica y sanitaria.

Asimismo, se introduce en este decreto dos disposiciones adicionales. La primera de ellas relativa a las guías específicas para la celebración de espectáculos y festejos taurinos populares. En ella se recoge la posibilidad de que las medidas preventivas reguladas por el decreto puedan ser "completadas" por guías que deberá aprobar el titular de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, previo informe de la Consejería de Sanidad.

Una segunda disposición adicional introduce una "medida excepcional" aplicable a la edad de las reses en los festejos taurinos populares. Así, se establece que mientras permanezcan las limitaciones de prevención y contención para la celebración de estos como consecuencia de la crisis sanitaria originada por la COVID-19, "o en todo caso durante el plazo de un año a contar desde la fecha de entrada en vigor de este decreto", la edad de las reses en los festejos populares, a excepción de aquellas que participen en los concursos con ocasión de suelta de reses y de recortes, así como aquellas que vayan a ser lidiadas posteriormente, "no será superior a 7 años si fuesen machos, ni a 12 años si fuesen hembras".

DANZA Y MÚSICA

Pero este decreto no solo se limita a extender la recomendación de no celebrar fiestas ni eventos populares, sino que también introduce diversas especificaciones para las actividades en academias y centros de enseñanza no reglada, así como centros de formación y autoescuelas.

Para todos ellos se mantiene un aforo del 75 por ciento, no superando en ningún caso las 25 personas, algo ya contemplado en el decreto del 19 de junio.

No obstante, se introduce en el artículo dedicado a ello la especificación de que las escuelas de música y danza inscritas en el registro de centros docentes de la Administración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha "tendrán el mismo tratamiento que los centros docentes".

Asimismo se precisan diversas cuestiones respecto a estos centros, como el hecho de que "los instrumentos musicales que se compartan por varios alumnos deberán ser desinfectados tras su uso", o que en las clases de música "deberá garantizarse la distancia interpersonal de seguridad, o en su defecto, la utilización de medidas alternativas de protección física". En estos casos se recomienda incrementar la distancia de seguridad hasta 2 metros durante las clases de instrumentos de viento y de canto.

También se recomienda la limpieza y desinfección periódica de los suelos de las aulas de instrumentos de viento.

Respecto a las clases de danza y baile recoge el decreto que deberá garantizarse la distancia interpersonal de seguridad, y se recomienda evitar el contacto físico o, en su defecto, el uso de mascarilla.

En cuanto a la actividad formativa en orquestas, bandas y agrupaciones musicales, deberán garantizar la distancia interpersonal de seguridad y en su defecto utilizar medidas alternativas de protección física. En caso de no ser posible se reducirá la presencia "ajustándose al aforo". 

Para sus componentes se recomienda el uso de la mascarilla siempre que sea posible e incrementar la distancia de seguridad hasta 2 metros para los instrumentos de viento.

El decreto también plantea medidas específicas para los coros y agrupaciones vocales, en los que la distancia de seguridad se amplía a dos metros, o la utilización de medidas alternativas de protección física. De no ser posible se deberá reducir la presencia y se recomienda el uso de mascarilla.

Por último y para las actuaciones y ensayos en exteriores, o en recintos diferentes a los habituales, el decreto establece que se realizarán siguiendo las recomendaciones específicas para esos espacios y siempre guardando la distancia de seguridad.

Todas estas medidas que vienen a modificar o completar el decreto del 19 de junio, entrarán en vigor este viernes.

Advertisement
Comentarios