miércoles 13.11.2019
CASTILLA-LA MANCHA

La ley de tierras raras, sin tiempo: Podemos lo achaca a una "pinza" entre PSOE y PP a favor del lobby minero

El portavoz parlamentario de la formación morada lamenta que, en los tres meses transcurridos desde que fue registrada en las Cortes regionales, la iniciativa se ha topado con todo tipo de obstáculos para imposibilitar su tramitación en esta legislatura.

El diputado regional y portavoz de Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha, David Llorente, en su escaño. ARCHIVO
El diputado regional y portavoz de Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha, David Llorente, en su escaño. ARCHIVO

TOLEDO.- Presentada con tiempo suficiente, sin escatimar en recursos y apurando hasta el último resquicio para posibilitar su aprobación, pero los esfuerzos de Podemos por sacar adelante la ley de minería de tierras raras no han bastado para sacar adelante la regulación contra la especulación minera en esta legislatura. Una batalla que ya dan por perdida por falta de tiempo, aunque llevarán al Pleno del próximo 21 de marzo la toma en consideración de la proposición.

Así pues, el portavoz de Podemos en las Cortes, David Llorente, ha lamentado este martes que una "pinza" entre PSOE y PP haya imposibilitado la tramitación de la proposición de ley de Minería de Tierras Raras al "plegarse" ante los intereses del lobby minero, en lugar de actuar en defensa del interés general.

En esta línea se ha pronunciado el diputado regional después de que el lunes la Mesa de las Cortes rechazara la solicitud presentada por la formación morada para que la iniciativa se tramitara mediante el procedimiento de lectura única, de modo que posibilitara su aprobación en esta legislatura.

Sin embargo la negativa de PSOE y PP en la Mesa de las Cortes ha supuesto "el último de los palos en la rueda" en los tres meses transcurridos desde que se registrara la proposición de ley impulsada por la plataforma 'Sí a la Tierra Viva' y atendiendo diversas resoluciones aprobadas durante esta legislatura en el Parlamento autonómico.

Una iniciativa con la que, ha recordado Llorente, simplemente se pretendía "regular la actividad minera, la protección de la salud pública y el medio ambiente, así como de la actividad productiva" de la región.

A pesar de ello, uno tras otro se han ido sucediendo los obstáculos. Recordaba así cómo el primero de ellos fue el veto presupuestario del Gobierno de Emiliano García-Page; un bloqueo "injusto e injustificado" -ha subrayado Llorente- "hasta el punto de que la Mesa estimó favorablemente nuestro recurso de reconsideración". Algo que ocurría el 15 de febrero, pero para entonces "ya habían conseguido retrasar dos meses la tramitación de la proposición de ley".

No obstante, salvado ese obstáculo y aún con posibilidades con los plazos, se solicitaba la tramitación de la proposición de ley mediante el trámite de urgencia a la par que la celebración en el mes de marzo de "al menos cuatro plenos", para de este modo "compensar" que en enero y febrero solo se habían celebrado dos, siendo lo habitual tres al mes.

Medida que de haber sido aceptada hubiera posibilitado la tramitación de la proposición de ley, y sin embargo fue rechazada. Una nueva negativa que se producía al mismo tiempo que desde la formación morada se veían obligados a escuchar acusaciones como las realizadas por el presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Rafael Esteban, quien "tuvo el valor de decir que veníamos con prisas" y que debieran haber trabajado antes. Comentario en el que Esteban no tuvo en cuenta, ha reprochado Llorente, que la proposición de ley llevase registrada desde diciembre de 2018 y que su partido hubiera hecho "todo lo imposible para que no se tramitase".

Respaldo también negado por Grupo Popular, aunque su secretaria general, Ana Guarinos, asegurara días antes que su formación no tenía inconveniente en apoyar la celebración de más plenos durante el mes de marzo para sacar adelante leyes, puesto que estaban allí "para trabajar".

Sin embargo, y a pesar de los titulares conseguidos con esa afirmación, en el momento de abordar la propuesta "no la apoyaron" y "se unieron a la pinza del PSOE", "mintiendo" así una vez más a la ciudadanía, ha lamentado Llorente.

Una maniobra de la misma "pinza" que este lunes rechazaba la tramitación de la proposición de ley de minería de tierras raras mediante lectura única ante el pleno, que constituía  "la última posibilidad" para que se tramitase en esta IX Legislatura.

TIEMPOS PARA UNOS Y PARA OTROS

Tres meses que contrastan con los tiempos que han precisado otras proposiciones de ley, como las planteadas por el grupo socialista, y que han conseguido llegar al pleno "en menos de un mes".

Diferencias sobre las que Llorente ha llamado la atención sirviéndose para ello de la comparación entre los tiempos transcurridos para la tramitación de la proposición de ley de modificación de la ley 1/2012 de 21 de febrero de medidas Complementarias para la Aplicación del Plan de Garantías de Servicios Sociales presentada por el PSOE  y los empleados en la tramitación de la proposición de ley de minería de tierras raras en Castilla-La Mancha impulsada por Podemos.

Y es que mientras que a la primera le bastaron tres días desde que la Mesa de las Cortes la calificara favorablemente y la admitiera a trámite, hasta que el Consejo de Gobierno la tomara en consideración y mostrara su no oposición -pasos dados los días 26 y 29 de noviembre de 2018, respectivamente-; para la proposición de ley planteada por Podemos tuvo que transcurrir casi un mes desde su calificación y admisión a trámite hasta la toma en consideración por parte del Consejo de Gobierno y que éste mostrara su oposición.

Por su parte, la proposición de ley del PSOE llegaba al pleno de las Cortes solo tres semanas después, el 20 de diciembre, siendo tomada en consideración, votada en lectura única y aprobada.

Frente a ello la iniciativa de la formación morada veía cómo tras la negativa del Consejo de Gobierno el asunto no llegaba a la Mesa de las Cortes hasta el 24 de enero -a pesar de haberse celebrado otra reunión el día 18-, siendo entonces cuando se declaraba concluida la tramitación. Decisión que no se publicaba -alargando así más los plazos- hasta el 28 de enero en el Boletín Oficial de las Cortes, fecha en la que también era comunicada la decisión al portavoz de Podemos.

De este modo comenzaba la carrera contrarreloj agotando recursos y plazos, consiguiendo que la Mesa reconsiderara su decisión aunque 11 días después de la presentación del recurso.

Así, y puesto que la Mesa de las Cortes no se volvía a reunir hasta el 11 de marzo -casi un mes después- no se atendían ni la solicitud de trámite de urgencia ni la solicitud de convocatoria del pleno para el 6 de marzo. Una reunión en la que sí se decidía no admitir a trámite la solicitud de lectura única.

PARA QUE DEN EXPLICACIONES

A pesar de que ya no hay tiempo para completar la tramitación en esta legislatura, Llorente ha explicado que sí se llevará al pleno la toma en consideración de la proposición de ley, lo que supondría el primer paso de la tramitación ordinaria en condiciones normales.

Algo que ocurrirá el próximo 21 de marzo, "aunque solo sea para que PSOE y PP den explicaciones sobre por qué han hecho la pinza a favor del lobby minero".

Toma en consideración que tendrá un carácter más simbólico que otra cosa, puesto que en caso de aprobarse no conllevaría obligación alguna de concluir la tramitación en la próxima legislatura, ya que al finalizar cada una de ellas "las iniciativas que no se hayan aprobado y no estén en vigor decaen automáticamente".

Una situación en la que se encuentran otras iniciativas registradas por Podemos en las Cortes, como la proposición de ley en defensa del colectivo LGTBI y la de Memoria Democrática, que ni siquiera han pasado el trámite del Consejo de Gobierno. Proposiciones sobre las que David Llorente no se ha querido pronunciar, limitándose a remitir de nuevo a las declaraciones realizadas en su momento por su compañera, María Díaz, al haber sido ella la encargada de "ponerse de acuerdo con los colectivos".

LA LUCHA SIGUE

Al margen de esto, y respecto a le minería de tierras raras, el portavoz parlamentario de Podemos ha querido enviar un mensaje claro "al lobby minero y a sus aliados políticos", subrayando la intención de la formación de "seguir luchando contra la minería especulativa" para que esta actividad se regule, "con independencia de cuál sea la configuración política de estas Cortes la próxima legislatura".

Lucha que continuará "desde las instituciones y desde las calles", ha advertido David Llorente, puesto que ahora la gente "es consciente y está organizada" para seguir oponiéndose "a los proyectos de minería especulativa que PSOE y PP siguen promoviendo".

Comentarios
x