viernes 21.02.2020
CASTILLA-LA MANCHA

La delirante historia de por qué el PP llevó a la prensa a una reunión que no existía con el PSOE

  • Los 'populares' consuman uno de los episodios políticos más surrealistas de la política de Castilla-La Mancha tras convocar a los medios a un encuentro 'fantasma' de su presidente regional con los diputados nacionales de su partido y los del PSOE.
  • La cita, que desde el PP se pretendía usar para fijar una posición conjunta contra la reforma del Código Penal, había sido rechazada públicamente por los socialistas, que recibieron la invitación el mismo día a través de cartas llenas de gazapos.
  • Finalmente al cónclave, convertido en un espectáculo con sillones vacíos frente a carteles con los nombres de los parlamentarios del PSOE, ni siquiera asistieron varios de los diputados conservadores.
El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Francisco Núñez, junto a la convocatoria de su partido a la reunión inexistente y la carta con errores que enviaron a Esther Padilla, diputada socialista por Toledo. PeriódicoCLM
El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Francisco Núñez, junto a la convocatoria de su partido a la reunión inexistente y la carta con errores que enviaron a Esther Padilla, diputada socialista por Toledo. PeriódicoCLM

TOLEDO.- La nueva estrategia del Partido Popular de Castilla-La Mancha de llamar la atención sea como sea, con megáfonos, escraches o insultos, ha dado un nuevo giro y ahora apuesta por las convocatorias 'fantasma', como la que el pasado martes remitían a la prensa en relación a una supuesta reunión con diputados nacionales del PSOE.

Una previsión recogida en la agenda del presidente regional del PP en la que se convocaba a los medios a la supuesta reunión que mantendría este miércoles con los parlamentarios nacionales de Castilla-La Mancha de su partido, pero también con los del Partido Socialista.

Intento de golpe de efecto por parte del dirigente conservador que sin embargo se ha quedado simplemente en eso, puesto que, como era previsible, los socialistas se habían negado a entrar en su juego.

Algo que al mismo tiempo ha puesto en evidencia la estrategia de Núñez, a quien no bastaba tener ya convencidos a los suyos ‑siguiendo las líneas marcadas por el partido a nivel nacioal‑ sobre su posición respecto a la reforma del Código Penal, sino que ha pretendido hacer ver que había cerrado una reunión con los parlamentarios del PSOE para tratar de buscar una posición común al respecto.

Diputados socialistas que no habían aceptado acudir a esa reunión en las Cortes, tal y como se había trasladado por carta al PP ‑mismo medio por el que habían sido invitados a participar en la reunión‑.

Una carta fechada el 26 de enero en la que el propio Gutiérrez le explicaba los motivos por los que los diputados socialistas no aceptaban mantener la reunión solicitada, al considerarla un mero "paripé" de Núñez, al no tener otro fin que "rellenar unas pocas líneas de periódico".

En este escrito el secretario de Organización socialista consideraba "difícil de creer" que el presidente del PP regional deseara mantener una reunión con personas a las que "no cesa de insultar y descalificar", con calificativos como "traidores", "amigos de los asesinos" o decir que no les importan las víctimas ETA, precedentes sobre los que resulta complicado "construir un diálogo".

Apuntaba así que si de verdad pretendiese una reunión "sincera y fructífera" lo primero que debería haber hecho era comenzar la misiva reconociendo la "legitimidad democrática" del Gobierno de Pedro Sánchez, "pedir perdón por sus insultos y enderezar su maltrecha estrategia de hacer oposición".

A todo ello sumaba el hecho que el propio Núñez lleva más de un mes evitando la misma solicitud pero a la inversa, en ese caso para fijar una posición en común en la defensa de Castilla-La Mancha en materia de agua, frente a la proposición planteada por Vox en el Congreso de los Diputados para presionar al Ejecutivo central a aprobar más derivaciones hídricas desde la esquilmada cabecera del Tajo al Levante, evitando así tener que pronunciarse en contra de las palabras de su presidente nacional, Pablo Casado, quien ya se ha decantado claramente por la continuidad del trasvase.

Pero Gutiérrez no se quedaba ahí, puesto que recordaba a Francisco Núñez su nulo "margen de negociación" con la Ejecutiva nacional del PP, y le preguntaba en nombre de quién pretende negociar sobre la reforma del Código Penal "si no es capaz de mantener posiciones diferentes al PP nacional en ningún tema aunque perjudique a Castilla-La Mancha".

Explicaciones que no debieron bastar al líder de los ‘populares’ en la región, quien sin embargo ha pretendido hacer pasar por cosa hecha la asistencia de los socialistas, al incluirles en la convocatoria de prensa remitida a los medios.

Una convocatoria en la que se indicaba que a las seis de la tarde de este miércoles, Núñez mantendría en las Cortes regionales "una reunión con los diputados nacionales por Castilla-La Mancha del Partido Popular y del Partido Socialista para buscar una posición común de la región de cara a la reforma del Código Penal".

Algo que no pasaba desapercibido para el PSOE regional, desde el cual su secretario de Organización, y uno de los nueve diputados emplazados a esta reunión, Sergio Gutiérrez, calificaba esta convocatoria como "una broma de mal gusto".

Lo hacía a través de su cuenta de Twitter, en la que Gutiérrez interpelaba directamente a Núñez preguntándole "qué clase de régimen es" el convocar a la prensa "a una reunión que no ha sido aceptada por la otra parte".

En esta línea, el diputado socialista planteaba si el dirigente popular "se ha creído un juzgado" y les llama así "a citación".

"Es infantil, es ridículo, es absurdo", apostillaba Gutiérrez, para quien este nuevo paripé del líder popular es un paso "del escrache al circo". "Así les va", sentenciaba en las redes sociales.

El secretario regional de Organización socialista se pregunta si a los populares no les había quedado "clara" la respuesta que dieron a la invitación, y a la vez si alguien del PP de Castilla-La Mancha "podría confirmar al resto del mundo (que parece paralelo al que viven ellos) si han realizado una sola llamada para confirmar la reunión".

LAS CARTAS DEL PP, TARDE Y CON GAZAPOS

Una invitación que, por otra parte, no ha sido hasta este mismo miércoles cuando la han recibido los diputados castellanomanchegos del PSOE en el Congreso. Y es que la carta enviada -por correo ordinario- por Núñez instando a los parlamentarios socialistas a participar en la reunión, no ha llegado a manos de sus destinatarios hasta unas horas antes de la cita.

Misiva que, tal y como ha mostrado en las redes sociales la diputada del PSOE por Toledo, Esther Padilla, deja entrever también el 'interés' del presidente regional del PP tanto en que la carta llegase a tiempo, como en las formas de la misma.

Falta de interés que se aprecia ya a simple vista en el sobre en el que se envía la carta, que en el caso de Padilla se refiere a ella como "diputada por Cuenca" y ya en la propia misiva como "muy señor mío". Cuestiones de 'detalle' que ni Núñez ni su equipo ‑suponiendo que no se haya encargado personalmente del envío‑ han tenido en cuenta.

Notas que a Padilla le han "aclarado" muchas cosas. "Si se hacen un lío con 9 cartas, como para gobernar una región", ha apostillado la diputada nacional.

CONSUMADO EL ESPERPENTO

A pesar de todo, los ‘populares’ han seguido adelante con la representación y por la tarde no han dudado en hacerse la correspondiente sesión fotográfica para dejar patente la ausencia de los diputados socialistas en la supuesta reunión.

Así los parlamentarios asistentes ‑no han acudido tampoco algunos de los diputados populares, como el exconsejero José Ignacio Echániz (elegido por Guadalajara) o el también alcalde de Villamayor de Calatrava, Juan Antonio Callejas (electo por Ciudad Real)‑ se han prestado a posar con los brazos cruzados y cara de enfado en la terraza de las Cortes, y junto a su presidente Núñez sentados a la mesa de reuniones frente a la hilera de sillones vacíos y carteles con los nombres de los diputados socialistas. Todo por el espectáculo.

Comentarios
x