lunes 30/11/20
Advertisement
CORONAVIRUS

Page cierra las aulas ante la recomendación de Sánchez, pero le reprocha haberse enterado por televisión

  • Castilla-La Mancha atiende la sugerencia del Gobierno y suspende las clases de manera indefinida desde este viernes, pero mantendrá la actividad lectiva a través de plataformas digitales para que los alumnos no pierdan su derecho a la educación.
  • La medida se aplica a todos los niveles de la enseñanza, incluida la Universidad regional, adelantando así el paro marcado por el rector, al que se le ha criticado su falta de coordinación con la Junta de Comunidades en esta crisis.
<p style="text-align: center;"><strong>PERIODICOCLM.ES | PERIÓDICO DE CASTILLA-LA MANCHA</strong></p> <p style="text-align: center;"><strong><a target="_blank" href="https://www.periodicoclm.es/articulo/politica/castilla-mancha-garcia-page-suspende-clases-recomendacion-sanchez-reprocha-haberse-enterado-television/20200312201611010643.html">[PINCHA AQUÍ PARA LEER LA NOTICIA COMPLETA]</a></strong></p>
Advertisement

TOLEDO.-  Los centros educativos de Castilla-La Mancha cierran sus puertas desde este viernes atendiendo a las indicaciones realizadas desde el Gobierno central, pero la actividad lectiva se mantendrá en el ámbito digital, de modo que ningún alumno pierda su derecho a ser educado.

Una decisión que se ha anunciado en rueda de prensa por parte del presidente regional, Emiliano García-Page, tan solo unas horas después de que en otra comparecencia pública hubiera asegurado que no se suspendía la actividad educativa, al estar avalada la medida por las autoridades científicas.

Posición de "prudencia" y "responsabilidad" que defendía ante los medios en torno a la una de la tarde, apelando a la "lealtad" y "coordinación" entre administraciones e instituciones, y que solo unas horas después se ha visto obligado a cambiar tras la recomendación hecha desde el Gobierno de España sobre el cierre de los centros educativos.

Una recomendación de la que García-Page tenía conocimiento en el mismo momento que el resto de los ciudadanos cuando el presidente Pedro Sánchez lo hacía público sobre las cuatro de la tarde en rueda de prensa. Una declaración con la que el Gobierno regional se ha visto "sorprendido", al estar pendiente de una comunicación con el Ministerio de Sanidad a las ocho de la tarde, pero ante la que no ha quedado otra opción que "seguir la recomendación del Gobierno de España" y dar instrucciones para suspender la actividad escolar.

Decisión que García-Page respeta y acata, aunque no ha podido ocultar su malestar por que no se haya trasladado antes a los responsables autonómicos, una "coherencia" que él mismo había pedido a todos los responsables públicos tan solo unas horas antes.

"Asumimos la autoridad del Gobierno de España" y las decisiones de la autoridad sanitaria, ha subrayado García-Page, de ahí que se haya cambiado el parecer manifestado horas antes y se haya procedido a decretar la suspensión de la actividad escolar.

Sin embargo el Ejecutivo castellanomanchego va a ir "más lejos que otros", de modo que quitando las primeras 24 horas que se dedicarán a planear la actividad, se ha establecido que los profesores tampoco tengan que asistir a los centros.

Desde la Consejería de Educación se va a trasladar a los equipos directivos la resolución, para que claustros y equipos docentes adopten las medidas oportunas para que se pueda desarrollar la actividad de manera virtual y los alumnos "no pierdan el contacto", tal y como ha apuntado la titular de este departamento, Rosa Ana Rodríguez.

Asimismo, se han establecido unas indicaciones específicas para el alumnado que debe superar la EvAU ‑Evaluación para el Acceso a la Universidad‑, puesto que es una prueba "determinante" para los jóvenes que quieren acceder a la universidad el próximo curso, de ahí la "preocupación" del Gobierno regional, que ya ha anunciado que va a intentar que dicha prueba se mantenga.

A pesar de todo, desde la Junta de Comunidades se ha querido realizar "un llamamiento a la serenidad, a la tranquilidad", apelando a la "máxima y total confianza en los equipos docentes y todos los profesionales de la educación".

ENFADO CON LA UNIVERSIDAD REGIONAL

Pero esta suspensión de la actividad educativa, atendiendo a la recomendación del Gobierno central, no solo afecta a colegios e institutos, sino que es extensible a todos los niveles de enseñanza, incluida la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM).

Institución que esta misma mañana anunciaba su decisión de suspender la actividad presencial, haciendo pública una resolución firmada al respecto por parte del rector, Miguel Ángel Collado.

Una decisión que no sentaba nada bien en el Ejecutivo castellanomanchego, desde el que se acusaba a Collado de "ir por libre" y adoptar decisiones "en su propio interés", sin importarle la "histeria" que pueden llegar a ocasionar.

En este sentido, en su primera comparecencia del día García-Page manifestaba que le había disgustado la decisión del rector "en contra de la recomendación" de la autoridad sanitaria, con cuya autorización debía haber contado tal y como se había trasladado desde la Consejería de Educación.

Una reflexión en la que García-Page ha llegado a plantear que esta decisión unilateral por parte de Collado haya tenido que ver "con las elecciones universitarias" o incluso a que tuviera que ver con que "la mayoría de profesores prefieren ahorrarse el tener que venir a dar clases desde Valencia, Málaga o Madrid".

Planteamiento sobre el que se ha ratificado ya por la tarde, insistiendo en que el rector ha ido por libre, "precipitando histeria en el sistema educativo, con decisiones que independientemente de la dinámica sanitaria, afectan a la autoridad sanitaria".

Una posición que "se evaluará en su momento en todos los sentidos", ha advertido García-Page, quien señalaba así que se reevaluará el contrato-programa con la propia Universidad.

En este contexto, se adelanta la suspensión de la actividad universitaria a este mismo viernes, en lugar del lunes 16 como había señalado el rector en su resolución. De este modo "mañana no habrá clases, ni pruebas de investigación ni pruebas prácticas".

El presidente regional ha señalado que Miguel Ángel Collado "podría haber esperado 24 horas y hubiera quedado estupendamente", puesto que la actividad se hubiera suspendido tras la recomendación del Gobierno y no se hubiera saltado a la autoridad sanitaria.

Autoridad que "está para algo", le ha recordado García-Page, puesto que "cuando decimos a un ciudadano, aunque sea analfabeto, que cumpla con lo que dice la autoridad", esa disciplina sanitaria es exigible también a quien enseña.

Considera que desde la UCLM se debería haber actuado "como dice su entidad tutora, tutelante y al mismo tiempo financiadora" ‑en referencia a la Junta de Comunidades‑ y por ello, ha vuelto a insistir, no le hubiera importado nada que el rector le hubiera llamado antes.

ANALIZAR MEDIDAS DE CONFINAMIENTO

De este modo queda suspendida toda la actividad educativa y formativa en Castilla-La Mancha, un marco en el que García-Page considera que "si se ha decidido que no haya clases, lo razonable es que los niños y niñas estén en sus casas con sus padres", que se limiten los movimientos.

Y es que, ha insistido, si se cierran los colegios "todo lo demás también debe estar limitado". Así, considera que "lo razonable" sería que "el Gobierno de España analice medidas de confinamiento", puesto que -como ya señalaba por la mañana- "en un columpio los niños se pueden contagiar lo mismo que en un recreo".

Asimismo ha asegurado que "corresponderá al Gobierno central y a los ayuntamientos decidir, espero que con menos alegría, sobre las fiestas y la Semana Santa".

"Asumo la responsabilidad de equivocarnos, pero no de que se equivoquen por nosotros", ha señalado, convencido de que "cuando se produce una crisis de tipo sanitario hay que actuar en cadena, ningún eslabón puede ir por libre".

Advertisement
Comentarios