martes 19/1/21
SALUD PÚBLICA

Castilla-La Mancha, dispuesta a abrir la mano en Navidad y levantar el cierre de fronteras puntualmente

  • Estarán permitidos los encuentros familiares de hasta un máximo de diez personas y el toque de queda se retrasará al menos una hora.
  • El Gobierno regional pretende que "las familias se puedan reunir", con contención y cuidado, pero tratando de evitar un aumento de contagios derivado de la flexibilización en la movilidad.
Uno de los carteles colocados en las principales entradas del territorio castellanomanchego para dar la bienvenida a la región. ARCHIVO
Uno de los carteles colocados en las principales entradas del territorio castellanomanchego para dar la bienvenida a la región. ARCHIVO

TOLEDO.- Reuniones familiares en Nochebuena y Nochevieja de un máximo de diez personas, toque de queda a partir de la una o la una y media de la noche, así como la apertura "puntual" de las fronteras para posibilitar los encuentros en familia son algunas de las medidas que Castilla-La Mancha baraja afrontar esta Navidad.

Un planteamiento con el que ha acudido Castilla-La Mancha esta tarde a la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en el que se han abordado las medidas a adoptar de cara a estas fiestas.

Una reunión a la que desde Castilla-La Mancha se ha acudido con la disposición de "abrir la mano", permitiendo que en las reuniones familiares pueda haber hasta un máximo de diez personas, pero también de cara a levantar el cierre perimetral "en días puntuales", como Nochebuena y Nochevieja, posibilitando así los desplazamientos de residentes en otras comunidades autónomas.

Un planteamiento recogido en el borrador con el que Castilla-La Mancha ha acudido a la Interterritorial, que está abierto "a ser debatido y consensuado" con el objetivo de que las medidas sean "lo más coherentes posibles" en todo el país, aunque también "con la suficiente flexibilidad para adaptarse a la realidad de cada territorio".

Desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se pretende que las familias "se puedan reunir" en Navidad, aunque "con contención y cuidado".

Así lo ha señalado la portavoz del Ejecutivo autonómico y consejera de Igualdad, Blanca Fernández, quien al ser preguntada sobre este asunto durante la rueda de prensa que ha ofrecido en Toledo para informar sobre los acuerdos adoptados por el Consejo de Gobierno, ha recordado cómo tras el puente del Pilar se produjo "un incremento notable del número de contagios", algo que en esta ocasión se quiere evitar "a toda costa".

Otra de las cuestiones a determinar de cara a la Navidad es la modificación de las limitaciones de movilidad en horario nocturno. Un toque de queda que en Castilla-La Mancha está establecido a partir de las doce de la noche, pero que en fechas concretas como el 24 y el 31 de diciembre se podría ampliar a la 1.00 o la 1.30 horas.

Medidas que coinciden en gran medida con la propuesta realizada desde el Ministerio de Sanidad en el documento base presentado a las comunidades autónomas, en el que se establece el cierre de fronteras entre regiones del 23 de diciembre y el 6 de enero, salvo para aquellos desplazamientos que ya estaban justificados durante el estado de alarma, así como aquellos que sean "lugar de residencia habitual de familiares o allegados del desplazado", eso sí, cumpliéndose en todo momento los límites a la permanencia de grupos de personas establecidos en cada autonomía.

Limitaciones que las comunidades podrán aplicar durante todo el periodo, o haciendo salvedades en días determinados, opción por la que se habría decantado Castilla-La Mancha.

Un documento en el que se aconseja a los estudiantes que regresen al domicilio familiar que limiten sus interacciones diez días antes del regreso, así como extremar las precauciones una vez estén en casa.

Respecto al toque de queda desde Sanidad se plantea como hora tope para el comienzo de la limitación de la movilidad nocturna la una y media de la noche y "únicamente para permitir el regreso al domicilio". En ningún caso, precisaba la propuesta, se utilizará esta ampliación horaria para desplazarse a diferentes encuentros sociales.

Asimismo Sanidad propone la celebración de cabalgatas estáticas -frente al planteamiento de hace una semana en el que se recomendaba no realizarlas-, campanadas virtuales o retransmisiones de eventos por televisión u otras opciones telemáticas, como alternativas para evitar la expansión de los contagios.

Entre las propuestas del Ministerio destacan también las relativas a centros sociosanitarios, para los que se indica que cuando los residentes realicen una salida más prolongada con motivo de las celebraciones navideñas, ésta deberá quedar restringida a un único domicilio y manteniendo una burbuja de convivencia estable.

Para la hostelería plantea que se mantengan las normas de aforo y prevención vigentes en cada comunidad, garantizando en interiores una adecuada ventilación natural o mecánica.

Comentarios