sábado 23/1/21
COVID-19

Castilla-La Mancha no descarta endurecer sus restricciones en Navidad si los contagios aumentan

  • Tras reconocer que los datos relativos a este miércoles 16 de diciembre son malos, el Gobierno regional abre la puerta a aplicar nuevas medidas "en los próximos días", en función de la evolución de la pandemia.
  • El Ministerio de Sanidad ya ha trasladado a las comunidades autónomas su nuevo planteamiento para prohibir los viajes entre regiones, disminuir el número de personas en las comidas navideñas o restringir más el toque de queda.
Miembros de la Guardia Civil y de la Policía Nacional realizan controles de movilidad en Castilla-La Mancha. EFE/Archivo
Miembros de la Guardia Civil y de la Policía Nacional realizan controles de movilidad en Castilla-La Mancha. EFE/Archivo

TOLEDO- El Gobierno de Castilla-La Mancha va a decidir en los próximos días, y en función de la evolución de los datos de contagios de covid-19, si modifica las medidas aprobadas hace dos días en Consejo de Gobierno sobre las restricciones para las fechas navideñas.

Fuentes de la Consejería de Sanidad han informado de que las autoridades sanitarias revisan y analizan a diario la evolución de la pandemia y han admitido que los datos relativos a este miércoles 16 de diciembre son malos.

En este sentido, estas fuentes han recordado que, el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, en su comparecencia del 15 de diciembre en la que informó de las restricciones y medidas específicas para Navidad, ya apuntó que se daría "marcha atrás" si los datos empeoraban. Cifras de contagios que el Ejecutivo regional dijo que revisaría "cada tres días" en una reunión científica, aunque el seguimiento va a ser diario.

Por lo tanto, y después de que este miércoles el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afirmara que, si es necesario, el Gobierno propondrá a las comunidades autónomas endurecer el plan de Navidad, en Castilla-La Mancha se tomará una decisión "en los próximos días", en función de la evolución de la pandemia.

Por el momento, en la región se mantiene en vigor el decreto aprobado por el Gobierno autonómico este martes, con el cual las fronteras se abren durante quince días (del 23 de diciembre al 6 de enero) para visitar a familiares y allegados; se podrán reunir hasta diez personas en las cenas y comidas de Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo y en las residencias se permitirán salidas, pero no visitas.

Además, respecto a la movilidad nocturna, el actual decreto permite para las noches del 24 y 31 de diciembre que el toque de queda se alargue hasta la una y media de la madrugada.

NUEVO PLANTEAMIENTO DEL MINISTERIO 

El anuncio de posibles nuevas restricciones en Castilla-La Mancha se ha conocido solo un día después de que el Ministerio de Sanidad abriera la puerta a las comunidades para que endurezcan las restricciones en Navidad.

Así, el departamento que dirige Salvador Illa plantea una modulación del plan de Navidades que acordó con las comunidades autónomas el pasado 2 de diciembre, con el objetivo de que puedan aplicar medidas y criterios más restrictivos que los que se establecieron en aquel pacto de máximos.

Según el nuevo planteamiento de Sanidad, desvelado en las últimas horas por la Cadena SER, las diferentes regiones españolas podrían restringir aún más los cierres perimetrales e incluso podrán prohibir los viajes entre el 23 de diciembre y el 6 de enero para visitar a los familiares en el lugar de origen.

Además, se podrá disminuir más el número de personas en las cenas y comidas navideñas. Otra de las medidas que podría verse afectada es el toque de queda, pues cada comunidad autónoma podría restringirlo más. El cuarto punto que se podrá limitar más aún es la celebración de eventos navideños como cabalgatas, que ahora se recomienda que sean estáticas. 

Comentarios