lunes 30/11/20
Advertisement
ESTADO DE ALARMA

Castilla-La Mancha decidirá el día 17 si mantiene el toque de queda y el cierre perimetral

  • El decreto firmado por el presidente García-Page el 29 de octubre vinculaba su vigencia a la del estado de alarma, y una vez prorrogado éste, se volverá a evaluar la situación en el Consejo de Gobierno de la próxima semana.
  • La Comunidad Autónoma solicita a Defensa otros 130 rastreadores militares y pone a disposición del Ministerio su programa formativo específico.
Camacho ha recordado que el decreto del 29 de octubre vincula su vigencia a la del estado de alarma.
Camacho ha recordado que el decreto del 29 de octubre vincula su vigencia a la del estado de alarma.
Advertisement

TOLEDO.- El Ejecutivo castellanomanchego decidirá la próxima semana la continuidad o no de la limitación de la libertad de circulación de personas en horario nocturno, el toque de queda, que mantiene las restricciones entre las doce de la noche y las seis de la mañana, y el cierre perimetral de su territorio, que entraba en vigor el pasado 30 de octubre.

Una medida, así como las restantes contempladas en el decreto firmado el 29 de octubre por el presidente regional, Emiliano García-Page, y publicado ese mismo día en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), para las que se establecía una vigencia determinada por la duración del estado de alarma.

De este modo, y al haber dado luz verde el Congreso a su prórroga durante 6 meses, tanto la vigencia del toque de queda como el cierre perimetral del territorio sigue quedando en manos de la Comunidad Autónoma, desde la que se volverá a evaluar la situación en el Consejo de Gobierno de la próxima semana.

Así lo ha recordado en rueda de prensa el director general de Salud de Pública, Juan Camacho, quien ha precisado que no será hasta el martes 17 cuando el Ejecutivo evalúe de nuevo la situación y tome decisiones sobre "la continuidad o no", o la modificación de las medidas contempladas en ese decreto.

Medidas, cabe recordar, entre las que además del toque de queda y el cierre perimetral de la Comunidad Autónoma, que limita las entradas y salidas en territorio castellanomanchego, se encontraban la limitación a un máximo de seis personas los grupos tanto en espacios públicos como privados, así como la limitación al 40 por ciento del aforo habitual en los lugares de culto.

130 RASTREADORES MILITARES MÁS

Por otra parte, el director general de Salud Pública ha hecho un repaso a la evolución que la pandemia ha tenido en Castilla-La Mancha en las últimas semanas, caracterizado por el aumento de casos registrado entre las semanas 42 y 43, con un 50 por ciento más de casos detectados -lo cual se relaciona con el avance de la transmisión comunitaria del virus a nivel nacional-, pero a la que ha seguido una "tendencia a la estabilización" en el paso de la semana 43 a la 44.

Un contexto en el que Camacho se ha referido a los datos de hospitalización, en los que tras el repunte de hace dos semanas, "parece que hemos conseguido una nueva meseta", al no haber aumentado de manera exponencial los casos, lo que sitúa a Castilla-La Mancha, a nivel nacional, en la zona intermedia en cuanto a tasa de hospitalización, tanto en cama convencional como en UCI.

Algo de lo que "no estamos satisfechos en modo alguno", ha precisado el director general, puesto que "cualquier cifra superior a cero nos parece excesiva", aunque sí muestra los esfuerzos que se están llevando a cabo "a todos los niveles", tanto por parte de la sociedad como en asistencia sanitaria.

Así ha querido realizar una mención especial a los profesionales de Atención Primaria, a los que ha felicitado por la "excelencia" en su trabajo, pero también a los servicios de Salud Pública y Epidemiología, que están mostrando "un compromiso absoluto".

En este sentido, Camacho ha apuntado cómo este esfuerzo conjunto está haciendo que en esta segunda ola, se está logrando que aunque la curva sigue existiendo, sea "más plana que la de la primera oleada".

No obstante, ha destacado los pasos que se siguen dando en este sentido, y ha recordado que ya se encuentran a pleno funcionamiento las unidades del Ejército que colaboran en el rastreo y seguimiento de contactos estrechos.

Asimismo Camacho ha avanzado que se han solicitado al Ministerio de Defensa otros 130 efectivos de rastreadores militares, atendiendo al ofrecimiento realizado.

Una petición que ya se comunicaba la semana pasada por teléfono a la secretaria de Estado de Defensa, y que se oficializará esta semana.

Una conversación en la que además de destacar el trabajo "absolutamente irreprochable" y la "insustituible" ayuda que están prestando estos efectivos en unos momentos de incidencia de la COVID-19 como los actuales, desde Castilla-La Mancha se ponía también a disposición del Ministerio de Defensa el programa formativo específico de rastreadores, "por si pudiera resultar de utilidad".

Advertisement
Comentarios