lunes 30/11/20
Advertisement
ESTADO DE ALARMA

Castilla-La Mancha cierra su perímetro esta medianoche durante 14 días e insta al autoconfinamiento

  • El consejero de Sanidad hace un nuevo llamamiento a la responsabilidad y recuerda que "si no nos reunimos entre no convivientes, muchísimo mejor".
  • Junto a la reducción del toque de queda y del número máximo de personas permitidas en reuniones, el decreto también establece la limitación de aforo al 40 por ciento en los lugares de culto.
Page, Díaz Ayuso y Fernández Mañueco se cerraba con el compromiso Madrid de cerrar  este puente.
Page, Díaz Ayuso y Fernández Mañueco se cerraba con el compromiso Madrid de cerrar este puente.
Advertisement

CIUDAD REAL.- Esta medianoche entra en vigor el nuevo decreto de medidas específicas de aplicación en Castilla-la Mancha en el marco del estado de alarma declarado por el Gobierno de España con el objetivo de contener la propagación de infecciones causadas por la SARS-CoV-2. Medidas que pasan, como ya se había adelantado, por el cierre perimetral del territorio autonómico durante las próximas dos semanas; la reducción del número máximo de personas permitidas en reuniones, así como la modificación horaria del toque de queda.

Medidas todas ellas recogidas en el decreto firmado por el presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García-Page, como autoridad delegada, que hoy publica el Diario Oficial de Castilla-La Macha. Decreto que también contempla la homogeneización del aforo en los lugares de culto, reduciéndolo al 40 por ciento de la capacidad habitual en espacios cerrados y a un máximo de 100 personas al abierto.

Restricciones que ha detallado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, en una rueda de prensa que ha ofrecido en  Puertollano, desde donde ha instado a los castellanomanchegos al "autoconfinamiento todo lo que se pueda", puesto que "cuanto menos nos reunamos con no convivientes, mucho mejor".

Ha realizado así un nuevo llamamiento a la responsabilidad de todos para tratar de frenar los contagios.

Algo a lo que confía el Gobierno que contribuyan las medidas contempladas en este decreto, como la restricción de las salidas nocturnas, el conocido toque de queda, que si bien el decreto de estado de alarma fijaba entre las once de la noche y las seis de la mañana, en Castilla-La Mancha se reducirá en una hora, entrando en vigor a partir de la medianoche.

Una decisión que acordaba el Ejecutivo con el sector hostelero, y que "tiene que ver con el buen comportamiento de la hostelería a lo largo de la pandemia", ha explicado Fernández Sanz. "Creemos que tenemos que ser sensibles" también a sus planteamientos, de modo que "si no podemos hablar de recuperación socioeconómica, por lo menos de mantenimiento".

Junto a ello el decreto recoge el cierre perimetral de toda la Comunidad desde esta medianoche y durante los próximos 14 días. Periodo en el que será un momento crucial el 9 de noviembre, fecha para la que está fijada la finalización del estado de alarma que, de prorrogarse, haría que el cierre de fronteras se mantuviera por todo el plazo esbalecido.

En lo que se refiere a la limitación de reuniones, Fernández Sanz ha precisado que se pasa de 10 personas a un máximo de 6 en los encuentros sociales y familiares, quedando exentos "los grupos que tengan en que ver con el ámbito laboral", ha precisado.

Y es que, aunque el perfil del paciente afectado por COVID había rebajado la edad, al estarse produciendo transmisión comunitaria los contagios entre mayores están aumentando. Esto, ha recordado el consejero, "exige que tengamos más cuidado".

En esta línea ha precisado que no tener restricciones de cara a estos puentes "era peligroso", puesto que podían suponer "un factor importante para la transmisión de la pandemia", algo que en el caso de los mayores supone un gran riesgo en unas fechas como éstas, "culturalmente con mucha incidencia en nuestro país".

Desde el Gobierno regional consideran  así que estas medidas pueden ser "muy positivas" para seguir combatiendo la expansión del virus.

Un decreto al que se llega después de que el Gobierno de España decretara la semana pasada el estado de alarma. Una decisión a la que han seguido las que se han ido adoptando a nivel regional por el Consejo de Gobierno.

En este sentido el consejero de Sanidad ha recordado cómo el pasado sábado el Consejo de Gobierno reunido de forma extraordinaria tomaba conocimiento del contenido del decreto del Ejecutivo de Sánchez en materia epidemiológica y de restricciones, y se ponía en marcha para establecer los mecanismos necesarios para la toma de decisiones en Castilla-La Mancha.

Ya el martes se producía una nueva reunión del Consejo de Gobierno, en la que se aprobaba la creación de una comisión interadministrativa durante el estado de alarma; y por la tarde un encuentro con los agentes sociales, la FEMP, el delegado del Gobierno en la región y los responsables de las cinco diputaciones provinciales para abordar las posibles medidas a adoptar.

A ello se sumaba la reunión que este miércoles mantenía en Ávila el presidente regional, Emiliano García-Page, con sus homólogos de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que se cerraba con un acuerdo interno que debe plasmarse en una serie de decretos a publicar por cada comunidad autónoma.

Decretos que en el caso de las dos Castillas sí contemplan el cierre perimetral de sus territorios durante 14 días, algo a lo que la Comunidad de Madrid se niega, solicitando que pueda plantearse el cierre "por días".

Una posición la del Gobierno de Madrid sobre la que el consejero de Sanidad ha apuntado que "nadie entiende desde el punto de vista epidemiológico".

En este sentido ha apuntado que Madrid sí se ha comprometido a cerrar sus fronteras en este puente de Todos los Santos, pero que para el de la Almudena, que tiene lugar la semana siguiente, "tendría que valorarlo".

Una decisión que Fernández Sanz no entiende aunque respeta, pero no oculta que "nos gustaría que el cierre se decretara en todas las comunidades autónomas".

Al margen de esto, el consejero ha explicado que desde el Ejecutivo castellanomanchego se ha pedido al delegado del Gobierno en la región que se "extremen las precauciones en el cambio de fronteras", al tiempo que ha agradecido la labor de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que en estos días serán los encargados de vigilar y controlar el cumplimiento de este cierre perimetral en todos los territorios que así lo han decidido.

Advertisement
Comentarios