Viernes, 27 de Abril de 2018 Actualizado: 06:35 h.

SANIDAD

Castilla-La Mancha cierra marzo con las listas de espera sanitarias más bajas de la última década

Es el décimo mes consecutivo en el que el dato se sitúa por debajo de los 100.000 pacientes. Marzo acabó con 96.486 personas en las listas de espera, que contrastan con las más de 183.600 de este mismo mes en 2013, con Cospedal en la Junta.

Gráfico de las listas de espera de marzo durante los últimos diez años | JCCM
Gráfico de las listas de espera de marzo durante los últimos diez años | JCCM

TOLEDO.- Castilla-La Mancha cerró el mes de marzo con las listas de espera sanitarias más bajas de los últimos diez años. Con un total de 96.486 personas en ellas, el de 2018 ha sido el mejor mes de marzo desde 2008, cuando el número de pacientes en lista de espera se situaba en 100.142 personas. 

Datos, unos y otros, que contrastan con los más de 183.600 castellano‑manchegos que esperaban algún tipo de atención sanitaria en marzo de 2013, con el Gobierno de María Dolores de Cospedal.  Entonces se alcanzaba el máximo récord negativo de la última década, produciéndose un incremento del 20,5 por ciento respecto al año anterior. Una legislatura de mandato del PP en la que las listas sanitarias marcaron sus puntas más altas, alcanzándose las 146.010 personas en lista de espera en marzo de 2012 y los 141.990 pacientes en esta situación en marzo de 2014. Una excepción fue el 2015 puesto que, a tan solo tres meses de las elecciones, el Gobierno ‘popular’ habría situado las listas de espera sanitarias en 117.803 personas. 

El año siguiente, ya con el Ejecutivo socialista en el Palacio de Fuensalida, con el fin a los conciertos sanitarios tan utilizados por el Gobierno del Partido Popular, las cifras volvieron a aumentar en algo más de 12.500 personas de marzo a marzo, un incremento que desde la Junta también achacaron a la falta de transparencia durante la anterior legislatura en materia de listas de espera sanitarias, pues consideraban que los datos que se ofrecían estaban "manipulados"

Un año después este incremento no solo se había suprimido, sino que también el Gobierno de Castilla-La Mancha había conseguido reducir en otras 9.000 personas las listas de espera, volviéndolas a situar por debajo de las cifras de marzo de 2011. De este modo, en marzo de 2017 el número total de pacientes esperando algún tipo de prueba o atención sanitaria se situó en 108.684 personas. 

Datos que en los últimos 12 meses han seguido mejorando, reduciendo considerablemente su volumen. Así, según las cifras aportadas por el Gobierno regional, en estos momentos las listas de espera sanitarias ascienden a 96.486 personas. En concreto, se trata de 12.198 personas menos que las que conformaban estas listas hace un año y 1.900 pacientes menos que hace un mes.

Del total de pacientes en lista de espera al finalizar marzo, 38.200 corresponden a lista de espera quirúrgica, 49.955 a pacientes pendientes de una primera consulta con el especialista y 8.331 a la lista de espera de técnicas diagnósticas. 

Por décimo mes consecutivo, las listas de espera en Castilla-La Mancha se han mantenido por debajo de los 100.000 pacientes, según se desprende de los datos publicados hoy en el Portal de Transparencia de la Consejería de Sanidad

Datos que valoraba el presidente del Ejecutivo regional, Emiliano García-Page, tras la inauguración del nuevo Centro de Referencia Nacional de las familias profesionales de energía eléctrica, agua y gas de Guadalajara. Una valoración en la que subrayaba el hecho de que por décimo mes se encuentren por debajo de las 100.000 personas, llevando a las listas de espera sanitarias de Castilla-La Mancha a niveles de 2008. 

Un objetivo, el de la disminución de las listas de espera que, tal y como recordaba el presidente autonómico, no ha impedido que su Ejecutivo haya puesto en marcha programas que podrían sobrecargarlas, como los planes de prevención de cáncer de cérvix o de colon, en los que se han cursado 625.000 y 500.000 citaciones, respectivamente.