jueves 13/8/20
CORTES

Castilla-La Mancha aprueba su primera ley de Ciencia con la abstención de Ciudadanos

  • El Partido Socialista y el Partido Popular sacaban adelante esta norma que pretende modernizar el sistema regional de investigación, desarrollo e innovación con más inversión y mayor impulso a la carrera investigadora.
  • Desde la formación naranja lamentaron que no se aprovechara esta "oportunidad de oro" para impulsar el desarrollo de la carrera profesional del personal investigador.
Entre los invitados con motivo de la aprobación de la ley de Ciencia el rector de la UCLM y la alcaldesa de Puertollano.
Entre los invitados con motivo de la aprobación de la ley de Ciencia el rector de la UCLM y la alcaldesa de Puertollano.

TOLEDO.- Las Cortes de Castilla-La Mancha aprobaban este jueves la ley de Fomento y Coordinación del Sistema de Investigación, Desarrollo e Innovación, también denominada ley de Ciencia, con el apoyo de PSOE y PP, y la abstención de Ciudadanos (Cs), que también votaba en contra de los artículos que mantenían enmiendas suyas.

Los grupos parlamentarios expresaban así  la necesidad de una ley en este ámbito durante el debate del dictamen del proyecto de ley en el pleno de la Cámara autonómica, si bien Cs y PP lamentaron que algunas de sus enmiendas, que mantenían vivas para el pleno, volvieran a ser rechazadas.

Con todo, la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, agradecía el trabajo "incesante, decidido y comprometido" de los tres partidos con representación en las Cortes regionales porque, a su juicio, "respalda y corrobora la relevancia que esta ley tendrá para la región".

Una nueva normativa de la que Rodríguez señalaba que pretende "modernizar" el sistema regional de Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i) con "más inversión, mayor impulso a la carrera investigadora, igualdad de oportunidades, más innovación empresarial y mejor organización y gobernanza entre todos".

Por ello, apelaba al "espíritu de consenso" que obtuvo la ley nacional en este ámbito y ha considerado que la crisis por la pandemia de la COVID-19 ha evidenciado que es "fundamental" que el sector público invierta en la ciencia y que se creen alianzas público-privadas.

Entre los objetivos, destacaba el de atraer el talento investigador a la comunidad autónoma, así como producir el talento científico propio de Castilla-La Mancha a través de formación en I+D+i en todo el sistema educativo, y crear una estructura, la Agencia de Investigación y Desarrollo que tendrá sede en Puertollano (Ciudad Real), que se encargue de la financiación, evaluación, concesión y seguimiento de las actuaciones en el ámbito científico regional.

Por parte de los grupos parlamentarios, la diputada regional del PSOE Diana López expresaba el apoyo de su grupo a esta ley por considerar que contribuirá a hacer una región "más productiva e innovadora y, por tanto, más competitiva de cara al exterior" y a mejorar el nivel de vida de los castellanomanchegos.

La portavoz de Cs, Carmen Picazo, se congratulaba de que algunas de las enmiendas de la formación 'naranja' hayan sido tenidas en cuenta en el texto final de la ley, aunque lamentaba que no hubiera sido aceptado el impulso al desarrollo de la carrera profesional del personal investigador, al tiempo que señalaba que ésta es "una oportunidad de oro para ser valientes y apostar por la ciencia".

El parlamentario popular Benjamín Prieto manifestaba el apoyo del PP a la Ley de Ciencia, la cual definía como "una herramienta más para el avance y desarrollo de la región, para aumentar el bienestar y fortalecer el talento que reside en la comunidad autónoma", pese a que defendía las enmiendas que fueron rechazadas en comisión e insistía en la supresión de la Agencia de Investigación y Desarrollo para "evitar que su mantenimiento impida que los recursos públicos se centren en la I+D+i".

Durante su comparecencia, la consejera de Educación, Cultura y Deportes recalcaba también que "nadie imaginaba que viviríamos una experiencia como la que está sucediendo, con la crisis del coronavirus, en la que las miradas de todo el planeta se han vuelto hacia la ciencia y la investigación" y subrayaba que "ya es hora de no dejarse llevar por los caminos de otros y poder empezar a construir los caminos científicos castellanomanchegos".

Para Rodríguez, esta ley se convierte en "un reto para todos" que proporcionará a la región el marco legislativo necesario para impulsar la actividad investigadora "de excelencia" y contribuirá a asumir nuevos retos en I+D+i que ayudarán a crear más riqueza y bienestar en la comunidad autónoma.

"Hoy todos acercamos el futuro al presente para alcanzar cuanto antes la igualdad en el ámbito de la ciencia", destacaba, al tiempo que subrayaba que éste se convierte en un "día histórico" por la aprobación de esta ley porque "decir sí a esta ley es decir sí a una Castilla-La Mancha más moderna, que mira a Europa como un referente".

Por su parte, la ponente del dictamen del proyecto de ley, la diputada socialista Diana López, ahondaba en que la ley de Ciencia ayudará a "retener el talento de Castilla-La Mancha y, si es necesario, importar los mejores talentos pero siempre en beneficio de nuestro sistema productivo regional".

Además, hacía hincapié en que se trata de una ley "integradora", ya que el texto introduce el enfoque de género en todo el documento y ayuda a valorar la labor investigadora llevada a cabo por mujeres científicas que ha sido silenciada sistemáticamente en la historia, lamentaba.

"La nueva ley de Ciencia se puede definir como un verdadero pacto por el futuro y por el progreso de Castilla-La Mancha, para situar el conocimiento en el núcleo de nuestro desarrollo y convertirlo en la guía para ayudar a salir de la crisis y hacerlo más fuertes, reforzados y con garantías de futuro", sentenciaba. 

Comentarios